Hasta ahora, a pesar de las grandes novedades en la tecnología de las pantallas de televisión, una constante permanecía invariable: las imágenes son formadas por una combinación de tres colores primarios, el rojo, el verde y el azul.

El amarillo se ha sumado a este club y promete mejorar la imagen percibida por el ojo humano. No todo van a ser 3D a la hora de innovar en las pantallas. El fabricante Sharp ha presentado la primera televisión del mundo que reproduce cuatro colores primarios, se trata una pantalla con LED panorámico que cuenta con la tecnología llamda Quatron.

Desde los primeros televisores en color, el sistema de reproducción del espectro cromático de las pantallas convencionales estaba basado en el rojo, verde y azul , que forman las famosas siglas RGB, y como ya hemos anunciado, se suma el color amarillo para dar lugar a las siglas RGBY y de paso conseguir más de un billón de colores.

Las dificultades para llevar a la práctica este sistema da lugar a que, por ahora, este tipo de dispositivo tan sólo se comercialice en televisores de cuarenta pulgadas como mínimo. Un televisor normal no puede reproducir fielmente el color del oro, sino que tan sólo se emite como una variante de la tonalidad amarillenta.

Así, con esta novedad tecnológica se podrán reproducir de una manera más fiel una mayor cantidad de colores como el turquesa del mar. Esta tecnología permite percibir unos colores mucho más ricos y reales, ya que la visión humana es capaz de percibir millones de matices respecto a los que una pantalla actual es capaz de reproducir.


Etiquetas: , , ,