La arquitectura alcanza puntos realmente sorprendentes que si uno fuese millonario le haría viajar sólo para visitar esos auténticos monumentos del arte moderno, del que tan poco fan soy, pero sólo imaginar la dificultad de construir estos edificios me fascina sobremanera.

Casas que simulan castillos medievales, paisajes, imitaciones de Gaudí, bibliotecas…realmente no hay límites a la imaginación, ni al dinero que debe costar hacerlas claro. Disfrutad con la galería de imágenes de esta web porque realmente merece la pena.

Si algún día tal como me autopredigo, me toca la primitiva, haré alguna de estas casitas de diseño para disfrute personal. Un saludo blogeros!