Como bien decían en Matrix “el destino es inevitable”, y en este caso es un secreto a voces que los soportes físicos de almacenamiento y distribución de contenidos multimedias digitales están destinados a morir. El disquette murió a manos del CD, éste a manos del DVD y a su vez morirá a manos del Blu-Ray.

Esta cadena sucesoria es casi sentenciable que no tendrá heredero en formato de soporte óptico, la eterna promesa de migración de una tecnología a otra prometiendo abaratamiento de costesy precio para el usuario toca a su fin.

El futuro es el streaming, el poder acceder a los contenidos adquiridos en cualquier plataforma que soporte la codificación de lo que compramos. La nueva guerra será por definir un formato definitivo de contenido multimedia, puesto que ahora deambulamos entre AVI’s, 3GP’s, MP4’s, MKV’s, etc y es aquí donde Disney presenta su Keychest, el concepto sobre el que se quiere acordar con las compañías principales del sector cinematográfico el apostar por un formato de distribución digital de los existentes en la actualidad.

Esta negociación y previsible guerra se presume apasionante, por una parte habrá que acostumbrarse al sentimiento de no poseer físicamente una película sino que habrá que acostumbrarse a comprar artículos intangibles pero reales. Sony, una vez ganada la guerra del BluRay, ya ha dicho que apostará por otro concepto, que sea un formato propietario y que defina unos parámetros de calidad y codificación completamente nuevos respecto a los actuales. Se llama DECE y goza ya de bastantes socios a sus espaldas, con Sony a la cabeza.

Durante este mes de Noviembre es más que posible ver una presentación pública de esta tecnología que han mostrado en privado a los grandes del sector cinematográfico. Es muy probable que la desaparición del formato físico haga posible la desaparición de precios abusivos y una disminución de la ilegalidad reinante en la distribución de copias de dudosa calidad a nivel mundial.

En cuanto las líneas de acceso a internet permitan anchos de banda más decentes, el soporte óptico irá deshojando la margarita de su adios.


Etiquetas: , ,