Hay veces que una imagen vale más que mil palabras. Y la verdad que me he quedado gratamente sorprendido ante esta muestra de arte contemporáneo.

Me confieso un detractor de las tendencias artísticas modernistas pero de vez en cuando me quedo perplejo con imágenes como la que acompaña el artículo.

El uso que se le ha dado a los ya extintos vinilos me resulta la mar de curioso y además está recreado con bastante buen gusto y fidelidad.

La obra está expuesta en el Museo de Arte y Diseño de Nueva York hasta el 12 de Febrero como parte de la muestra “Second lives”. Podéis echar un vistazo con detalle a su web oficial por si queréis investigar más o daros un “viajito”.


Etiquetas: