Durante los últimos años la tecnología relacionada con el audio ha experimentado un auténtico boom, un crecimiento que ha traído aparejado mejoras en las conexiones y dispositivos, así como la popularización de “artilugios” que antes hubiéramos considerado impensables. Es el caso, por ejemplo, de los auriculares y wearables enfocados sobre todo al ámbito de la salud y el ejercicio físico.

De hecho, este tipo de gadgets ayudan a los más deportistas a incrementar su rendimiento. Sin embargo, no hace falta irse tan lejos, pues la música también les permite hacerlo de un modo más sencillo. Pero, ¿qué sistema escoger en función de nuestra modalidad? ¿Cuáles son los más cómodos? ¿Y los que permiten mayor libertad de movimientos? Hoy recabamos algunas ideas al respecto.

Las virtudes de la música en la práctica deportiva

chica auriculares

Antes de empezar, lo primero es intentar descubrir por qué resulta tan recomendable escuchar música durante la práctica deportiva. Para empezar, mitiga la sensación de esfuerzo y nos estimula desde un punto de vista psicológico, atenuando el dolor, y agudizando el vigor y la diversión.

Por supuesto, también puede ayudarnos a relajarnos y a liberar tensiones; y favorece la concentración y la sincronización. Esto repercutirá positivamente sobre la calidad de los entrenamientos, en especial en disciplinas como la carrera, el ciclismo y demás.

Evidentemente, deberemos ir con cierto cuidado a la hora de elegirla, adaptándola al tipo de ejercicio e intensidad, y valorando algunas cuestiones como el ritmo, la tonalidad (menor o mayor), estilo, asociaciones, letra, y otros. Pero ya entraremos en detalles más tarde.

Para los amantes del gimnasio

gimnasio

Dicho lo cual, primero nos centraremos en aquellos que adoran ejercitarse combinando la musculación con el ejercicio cardiovascular, dentro de unas instalaciones. Un perfil, digamos, básico, habituado a la sala más que a las clases, que no lleva a cabo movimientos bruscos, sino solo los que requieren las máquinas de press, la cinta de correr, etcétera.

Una clase de usuario para el que será imprescindible encontrar el equilibrio entre comodidad y  resistencia. Y precisamente la música es capaz de incrementarla hasta un 15%, según los expertos de la Universidad de Brunel (Londres). Para escucharla cuentas con varias opciones interesantes, en función de lo que prefieras: auriculares deportivosauriculares deportivos inalámbricos y de botón. Los puntos básicos serán que repelan el sudor y que los materiales sean resistentes.

Parece claro que los auriculares que quedan dentro del oído son la opción ideal, especialmente en el caso de que sean inalámbricos: nos brindan un rango de movimiento libre para que pueda levantar, estirar, doblar, empujar y básicamente movernos por todo el gimnasio sin que los cables se interpongan en nuestro camino.

Energy Sistem Earphones Sport

Energy Sistem Earphones Sport Bluetooth Mint

Una buena recomendación son los sencillos y asequibles Energy Sistem Earphones Sport, con conectividad Bluetooth,  manos libres y almohadillas intercambiables. Cuentan con una forma ergonómica que se adapta a la oreja y se encuentran unidos por un pequeño cable que evitará que caigan al suelo si finalmente se desplazan.

boton compra

Powerbeats3 de Beats

 

Si no tenemos problemas de presupuesto y queremos una opción similar en características, apuesta por los Powerbeats3 de Beats. Estos intrauriculares inalámbricos cuentan con una batería que dura hasta 12 horas, destacando por sus ganchos de ajuste seguro para las orejas maximizan el control y la estabilidad. Su sistema de carga rápida nos ofrece una hora de reproducción con solo 5 minutos de conexión.

JBL Under Armor OnEar

 

JBL Under Armor OnEa

Aunque los auriculares de diadema y gran tamaño no suelen ser la opción ideal para muchas actividades, sí pueden resultar interesantes para actividades estáticas con poco sudor, como el levantamiento de pesas. JBL tiene un modelo inalámbrico diseñado para este tipo de usuario, llamado Under Armor OnEar. Cuentan con un diseño resistente y están probados por atletas para resistir al sudor, y estar continuamente saliendo y entrando de la bolsa de deporte.boton compra

 

Por cierto, te recordamos que los ciclistas no pueden llevar auriculares en su práctica diaria por razones lógicas. Otra cosa es realizar la actividad en gimnasio – como spinning  o bicicleta estática -. En esta situación el  rango de movimiento no es tan amplio como el que se lleva a cabo en modalidades más bruscas, así que casi podríamos recomendar cualquier tipo de auricular mientras estemos cómodos con ellos.

Para correr: la sujeción, clave

correr

Otros beneficios de escuchar música mientras hacemos ejercicio son que nos ayuda a mejorar la coordinación y que favorece la adquisición de habilidades motoras, algo imprescindible en el consumo de oxígeno (nuestros requerimientos se reducen si llevamos un ritmo continuado).

Aquí la idea será adaptar la cadencia de la zancada al compás de la canción, preferentemente animada si lo que queremos es ganar velocidad. Obviamente también hacen que nuestra actividad sea menos aburrida: Belle and Sebastian, Yelle, Stereolab, etcétera, son algunos grupos recomendables para acompañarnos en la marcha, aunque también podemos apostar por podcasts de nuestros intereses.

Lo más importante a la hora de elegirlos será el tipo de sujeción, que soporten el movimiento de la carrera sin incomodarnos, deben además tener una autonomía que cumpla con las distancias que vamos a recorrer. Vamos a conocer tres ejemplos que cumplen con esto y además nos aportan mucha calidad de sonido:

Sennheiser CX Sport

Sennheiser-CX-Sport

Si para ti la calidad de sonido es una prioridad entonces es bueno invertir en unos auriculares como estos Sennheiser: inalámbricos, con un diseño llamativo y pensado en la actividad deportiva y una autonomía de hasta 6 horas. Podrás hacer una maratón con ellos.

boton compra

Jabra Elite Sport

jabra-sport

Estos son completamente inalámbricos, ni si quiera hay una unión entre auriculares. Si estás buscando algo así y que además esté orientado a la realización de deporte, pueden ser tu opción. Cuentan con cancelación de ruido, sensores de movimiento y están certificados IP67. Su autonomía es de 4,5 horas (su carcasa de transporte sirve para recargarlos, ofrece 13,5 horas en total).

Monster iSport Victory

monster

Los Monster iSport Victory son un ejemplo ideal para corredores, por su equilibrio entre precio y calidad de sonido. Destacan por su sistema de sujeción a la oreja, son resistentes y la opción más interesante si buscas algo especialmente ligero (solo 15 gramos). La autonomía inalámbrica llega a las 10 horas.

Para hacer Pilates y Yoga: apuesta por la libertad de movimientos

pilates

Para algunos especialistas, incluidos los responsables del citado estudio, escuchar música nos permite experimentar que nos encontramos en sintonía con la actividad. De esta forma convertimos el deporte en una actividad que se realiza de forma natural y fluida. Es un principio muy importante en prácticas deportivas como el yoga y el Pilates, en las que el equilibrio y la concentración resultan básicos.

Además, hay que tener en cuenta que se trata de disciplinas que podemos practicar en casa y en las que no sudaremos tanto como en otras. Ambas cuestiones nos llevan a contemplar los altavoces Bluetooth y los auriculares de diadema. Eso sí, estos últimos que sean inalámbricos para que no interfieran con las posiciones más complicadas. La amortiguación de ruido será un extra muy interesante a la hora de relajarse.

Vieta Pro VHP-TW15

Si no quieres llamar mucho la atención y quieres algo elegante, los Vieta destacan por un diseño muy cuidado, tan reducido como cómodo. Son resistentes a salpicaduras y su autonomía llega a las tres horas. Cuentan con un estuche de carga de reducido tamaño y acabado en goma, que les ofrece nueve horas de autonomía.

Sony CH500

Si queremos llevar a cabo una actividad relajante como Yoga o Pilates, sin molestar a los demás, también podemos optar por unos cómodos auriculares de diadema, con una buena sujeción y un cómodo mullido. Apostamos por los Sony por su relación calidad precio, pero también por su cuidado diseño.  Son inalámbricos y tienen una vida de 20 horas con una carga completa.

JBL Charge 4

El caso contrario es el de una actividad en el que no nos importa compartir la música con los demás, entonces un altavoz portátil puede ser una gran idea, eliminando muchos cables y dispositivos de una vez. Su batería integrada le da una vida de 20 horas y también permite cargar otros dispositivos. Es un dispositivo resistente al agua, así lo podemos llevar a la piscina o usar al aire libre en un día de lluvia.

boton compra

Bajo el agua: dispositivos acuáticos

nadar

Para acabar, incluso si practicas natación, puedes acompañar las brazadas con música para disfrutar de sus beneficios aplicados al deporte. Aquí la coordinación y la diversión serán claves. Necesitarás unos auriculares específicos, que resistan la inmersión pero también el desplazamiento bajo el agua.

Sony NW-WS413

Reproductor MP3 y auriculares deportivos todo en uno, eso nos ofrecen los NW-WS413 de Sony, pero además lo hacen con una resistencia al agua por encima de lo normal: podemos perfectamente nadar con ellos, escuchando música. La autonomía es de 12 horas, tenemos además carga rápida con la que poder conseguir 60 minutos de uso con solo 3 minutos de carga.

Imágenes | Form | Gentrit Sylejmani| Asoggetti | Alexander Redl
En Tecnología de tú a tú | Ponte en forma: cinco auriculares diseñados para hacer deporte


Etiquetas: ,