Si ya es inaceptable participar en arriesgadas carreras ilegales, grabarlas con el móvil y subirlas a internet es aún más incoherente y ridículo.

“Quince personas han sido detenidas en Palma de Mallorca acusadas de integrar un grupo que organizaba y participaba en carreras ilegales de coches, grabándolas con videocámaras y teléfonos móviles y colgándolas después en Internet”, dice la noticia.

Los detenidos son jóvenes entre 19 y 31 años, con trabajos de escasa cualificación que invierten todo el dinero que ganan trabajando en modificar sus coches, cuyo valor puede llegar a superar los 30.000 euros.

Hemos hablado ya varias veces del riesgo de colgar fotos, vídeos o información nuestra en internet, pero parece que a le gente se le olvida que, una vez que está todo en la Red, no sólo pueden verlo ellos, sino cualquiera que tenga conexión.

De esta noticia extraigo que:
Hay que ser muy necio para gastarse hasta 30.000 euros el coche si apenas no se tiene para comer (cuando podrías gastártelos en gadgets maravillosos)
Sólo alguien que se gasta ese dinero en destrozartunear el coche, es capaz de grabarse poniendo en peligro su vida y la del resto de inocentes usuarios de la vía pública, para luego colgarlo en YouTube sabiendo que la policía también tiene internet.


Etiquetas: ,