Sin entrar en explicar en detalles los rdatos de la cuenta de resultados de Apple en el último trimestre, batiendo ayer todos los pronósticos de Wall Street al anunciar una subida del beneficio neto en el primer trimestre del 15%, que llegó a los 1.210 millones de dólares (unos 930 millones de euros).

En medio de una profunda crisis económica, la facturación mejoró un 9%, hasta alcanzar el nivel de los 8.163 millones (unos 6.276 millones de euros), impulsada principalmente por el incremento de las ventas en Europa y Japón, y la distribución internacional del teléfono móvil iPhone.

Tan contentos están en Apple del camino que llevan, que el responsable financiero dijo: “Estamos muy satisfechos de poder comunicar las mejores cifras de facturación y beneficios de nuestra historia en un trimestre no correspondiente a la Navidad”.

Aunque seguro que en medio de la que está cayendo a nivel internacional, habrá sido como un adelanto de la Navidad para los chicos de Apple. De todas formas, aunque los resultados han sido positivos, Apple también se ha visto afectado por la crisis, no podiendo esquivar la tendencia negativa del mercado de ordenadores portátiles y de mesa.

El producto Mac ha acusado el impacto con una caída del 16% interanual. Este retroceso en la ventas de Mac es el primero en seis años. Frente a la estrategia de la mayoría de sus competidores, Apple, que vendió un 3% menos de ordenadores que en el primer trimestre de 2008, sigue orientando sus productos a un consumidor más preocupado por el diseño que por el precio. Pero si las ventas de Mac se han reducido, no se puede decir lo mismo del resto de sus productos.

El principal crecimiento correspondió a la distribución del iPhone, y esto es realmente interesante, pues este incremento ha ocurrido en un momento en el que muchos consumidores están posponiendo la compra a la espera del próximo modelo del móvil, que llegará al mercado previsiblemente en junio.

Mientras tanto, las ventas de teléfonos y productos relacionados con ellos ascendieron a 1.520 millones (unos 1.168 millones de euros), un 22% más que en el trimestre anterior y un 302% más que el año pasado, cuando el iPhone no estaba aún disponible en todos los países donde se encuentra ahora.

También creció la venta de unidades del iPod: en las cuentas de Apple consta que vendió 11 millones más de reproductores de mp3 que en el primer trimestre de 2008. ¿Que pasará el próximo trimestre? Si hacemos casos a las expectativas de los gurús del sector, en junio se espera la llegada de otra versión del móvil iPhone y a finales de este año un portátil de pequeñas dimensiones que supondría la entrada de la compañía en el rentable sector de los netbooks. Si es así, tal vez Apple “sufra” otro trimestre de récord.


Etiquetas: , ,