Un informe no vinculante presentado por la Comisión Nacional de Competencia (CNC), dirige toda su atención al monopolio existente en la gestión de los derechos de autor en nuestro país y que es controlado por ocho entidades.

Aparte de denunciar la existencia de un monopolio en toda regla, el informe supone además, una llamada de atención al Gobierno para que cambie de arriba abajo la ley de Propiedad Intelectual que regula esta materia.

Las conclusiones del estudio sobre el actual sistema que permite a autores y artistas cobrar por la explotación de sus obras a través de sociedades de gestión no dejan lugar a dudas:

el actual modelo es monopolístico, opaco y poco eficiente en su funcionamiento; aplica tarifas discriminatorias y obstaculiza la labor de sus usuarios y, en particular, de los que realizan su actividad en Internet.

En un momento de máxima tensión, tras el continuo tira y afloja entre la ministra de cultura y las asociaciones de internautas, el informe del CNC injecta un balón de oxígeno a aquellos que defendían la libertad en Internet y denunciaban un trato preferente ante tales sociedades gestoras de los derechos de autor.

Entre las recomendaciones propuestas, se haya en primer lugar liberalización de este mercado, eliminando la obligación que tienen los autores de gestionar sus derechos de forma colectiva a través de las ocho sociedades de gestión que están autorizadas en España (SGAE, DAMA, CEDRO, VEGAP, AGEDI, EGEDA, AIE, y AISGE).

Entre esta lista destaca epecialmente la SGAE, siendo con diferencia la mayor entidad con unos ingresos de 334 millones de euros en 2008. Para lograrlo sería necesario anular el sistema de autorizaciones administrativas que deja en manos del Ministerio de Cultura la decisión sobre qué sociedades pueden gestionar derechos y cuáles no, y por contra, organizarlo todo a través de un simple registro que abriría la puerta a cualquier entidad.

Se pide también que se elimine la necesidad de que las sociedades de gestión sean entidades sin ánimo de lucro, permitiendo que adopten cualquier fórmula jurídica. El informe, realizado por iniciativa propia, pide una “revisión integral” de la Ley de Propiedad Intelectual pero señala que mientras persista “la posición monopolística”, al menos se adopten medidas paliativas como eliminar la exclusividad de los contratos de los autores con las entidades de gestión, de forma que un mismo titular pueda gestionar sus derechos con varias a la vez. Y ientras no se revise la Ley de Propiedad Intelectual, se recomienda eliminar la exclusividad de los contratos de los autores con las entidades de gestión, de forma que un mismo titular pueda gestionar sus derechos con varias a la vez.

La CNC, que depende del Ministerio de Economía, se hace eco de las críticas sobre la falta de transparencia en las tarifas que aplican las gestoras, el repertorio que tutelan y la manera de distribuir los ingresos entre sus socios, y pide que se establezcan tarifas fijas reguladas a las que deberían ajustarse las entidades. El informe puede servir de base para futuras denuncias contra las sociedades de gestión, pero siempre bajo el prisma marcado por la Ley de Propiedad Intelectual.

Precisamente por eso, la CNC pide una modificación de la ley, y que se otorguen más competencias a la Comisión de Propiedad Intelectual.

Para estar en situación, os analizo brevemente cuales son las sociedades gestores vigentes en nuestro país: – SGAE: Con más de 100 años, representa a unos 90.000 socios: cineastas, compositores, coreógrafos o mimos. Controla la difusión de obras en radios, bares, salones de bodas y similares.

– CEDRO: El Centro Español de Derechos Reprográficos defiende los intereses de autores y editores de libros y otras publicaciones. Tiene más de 170.000 socios.

– VEGAP: Creada en 1990 con el nombre de “Visual Entidad de Gestión de Artistas Plásticos” actúa en nombre de más de 47.800 creadores visuales.

– DAMA: Derechos de Autor de Medios Audiovisuales gestiona desde 1999 los intereses de 400 socios, autores o dueños de obras audiovisuales y cinematográficas.

– AGEDI-AIE: Dos entidades separadas, comparten un órgano de recaudación del dinero generado por los productores fonográficos (AGEDI) e intérpretes de obras musicales (AIE).

– AISGE: Presidida por la actriz Pilar Bardem, esta entidad denominada “Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión” administra los derechos que generan las interpretaciones “fijadas sobre un soporte audiovisual” de actores, dobladores, bailarines y directores de escena.

– EGEDA: La entidad de gestión que representa a los productores audiovisuales comenzó a operar en 1993 y recauda dinero por la emisión y transmisión de cualquier obra al público en salas de cine, transportes, bares y hoteles, entre otros.


Etiquetas: ,