La tecnología OLED ha cambiado la experiencia de ver la televisión. Al igual que las estrellas se ven mejor en el cielo nocturno fuera de las iluminadas ciudades, al prescindir de la retroiluminación a favor de una tecnología de pixeles con luz propia el contraste de las imágenes es mayor, el negro más puro y los colores más brillantes.

Asimismo, las pantallas pueden ser más finas, ligeras, curvas e incluso flexibles. Ya se está experimentado con pantallas plegables en todo tipo de superficies. Esta tecnología se aplica también a las pantallas de los smartphones, con variantes denominadas AMOLED, Super AMOLED o AMOLED Plus dependiendo del fabricante y las pequeñas divergencias entre unas y otras.

¿Qué significan las siglas LED y OLED?

Desde que los televisores LCD desbancaron hace ya unos años a los televisores de tubo gracias a su diseño más estilizado y menor consumo, parece que los fabricantes se han puesto de acuerdo para confundirnos con un baile de siglas. Pero en el fondo se reduce a dos tipos de tecnología de imagen.

LED: utilizan paneles LCD que, en lugar de obtener la luz de pequeños fluorescentes de cátodo frío (CCFL) como los primeros televisores LCD, integran LED de alto rendimiento como sistema de iluminación perimetral de la pantalla. Si las pantallas son de gran tamaño, los sistemas LED se reparten por toda la superficie, logrando una iluminación más suave y homogénea, aunque no perfecta. Las pantallas LCD o de cristal líquido (Liquid Crystal Display) también son conocidas como de cristal líquido.

Las imágenes se forman cuando la luz generada por la fuente LED situada tras el panel pasa por una serie de filtros difusores y polarizadores hasta el panel de cristal líquido, formado por celdas que forman los píxeles de la pantalla. Los LED no son lo suficientemente pequeños para ser utilizados como píxeles individuales de un televisor; cada LED ilumina un pequeño grupo de píxeles.

OLED: corresponde a las siglas en inglés de organic light-emitting diode, un tipo de diodo con una fina capa de componentes orgánicos que reaccionan a la estimulación eléctrica generando luz en uno u otro color. En la imagen se puede apreciar un esquema AMOLED básico. Cada diodo es un píxel y cuando se iluminan en conjunto forman la imagen.

Al no basarse en el filtrado de una luz trasera, sino en 33 millones de puntos de luz que se iluminan por sí mismos y de forma independiente, los colores están más definidos al no ser contaminados por la luz.

televisores oled

La mejor calidad imagen de los televisores OLED aúna las siguientes cualidades:

1. Negros y tonos oscuros más intensos

Al ser capaces de generar su propia luz, los televisores OLED apagan los diodos para conseguir píxeles totalmente negros o un negro puro. Por el contrario, un televisor LED muestra diferentes tonos de gris en lugar de negro al depender de una fuente de luz externa. Los tonos oscuros más intensos permiten un mayor contraste y colores más saturados, creando una imagen más realista y deslumbrante, sobre todo en ambientes oscuros.

2. Mayor gama cromática

Además del negro, la tecnología OLED también mejora el resto de colores. Al añadir un subpíxel blanco a la matriz de puntos RGB habitual en los LED amplía la gama cromática para reproducir una mayor cantidad de colores. Se acerca así hasta el 75% de los colores que puede percibir el ojo humano, mientras que la cantidad de colores en los televisores LED es de sólo un 35%.

3. Visibilidad desde todos los ángulos

Es bien conocido que en los televisores LED disminuye el color y el contraste de la imagen según nos alejamos del centro de la pantalla. Por el contrario, los televisores OLED no pierden calidad de imagen desde ninguna posición. Permiten un ángulo de visión sin degradación de luminosidad o color de hasta 84 grados.

4. Imagen más nítida

Se denomina tiempo de respuesta a lo que tarda un diodo en encenderse o apagarse. Cuanto más rápido es, menos desenfocado se muestra el movimiento. Al reducir los televisores OLED el tiempo de respuesta a 0,002 milisegundos, elimina casi por completo las imágenes borrosas y el efecto ghosting o las estelas en escenas de acción o deportes, habitual en algunos televisores LCD LED.

5. Menor consumo energético

La tecnología OLED no requiere luz de fondo y los diodos se apagan para conseguir el color negro, por lo que requieren menos energía que los LED/LCD. También ganan en eficiencia al ser más delgados y ligeros.

Mejor aún con Ambilight y sonido de alta fidelidad

televisores oled

Dada la superioridad del OLED como tecnología de imagen, no es de extrañar que este tipo de paneles se incorporen en televisores de gama alta especialmente dirigidos a los amantes del cine. Un claro ejemplo de ello es la gama 903 de Philips, que introduce mejoras en el procesamiento de la imagen y el aspecto acústico. Un potente procesador, su sistema Ambilight de tres lados y la incorporación de un sistema de sonido diseñado por la prestigiosa firma británica Bowers & Wilkins son las razones que han convencido a la Expert Imaging and Sound Association (EISA) para conceder al Philips OLED+ 903 el premio al Best Home Theatre TV 2018. Su diseño, de bisel súper estrecho con dos pies de metal horizontales y altavoces frontales integrados, ha conseguido el premio de diseño IF 2018.

La calidad de sonido de los televisores actuales está optimizada para programas informativos y de entretenimiento. No obstante, puede no ser suficiente para disfrutar al completo de una película o un concierto. Por ello los altavoces delanteros y la caja de graves trasera están reforzados, brindando un mayor rendimiento de graves sin ensuciar un sonido que debe permanecer cristalino. La amplificación y la potencia se mantienen en los 50 vatios, pero la distorsión es menor y se ha incrementado la claridad de la voz de la función DPS.

televisores oled

La imagen está a la misma altura que el sonido. Los últimos paneles OLED desarrollados ofrecen un 10% más de luz que los modelos de 2017, alcanzando los 1.000 nits. Esto significa que su luminosidad se compara con la de la tecnología LCD LED, que brindaba peor calidad de imagen pero superaba al OLED en brillo. Su sistema HDR10+ optimiza el contraste excepcional que consigue el rendimiento de negros de esta tecnología para disfrutar al máximo de los contenidos de alta resolución HDR.

Como la mayor parte de los contenidos aún tiene calidad SDR, la tecnología Perfect Natural Reality de Philips calcula mediante un algoritmo el incremento de la calidad de la fuente, el brillo, la nitidez y el contraste para conseguir que el contenido SDR tenga la misma profundidad y realidad que el HDR. Esta función se complementa con el sistema Ambilight de Philips de tres lados. La proyección de colores en las paredes logra una mayor inmersión en la pantalla y una sensación envolvente.

televisores oledEl procesador no se suele tener en cuenta a la hora de elegir un televisor, cuando es un factor importante para la nitidez de las imágenes y el funcionamiento de un Smart TV. El motor del Philips OLED+903 es el procesador P5 de segunda generación ultrarrápido de cuatro núcleos y 16 GB de memoria interna que garantiza imágenes perfectas al pasar contenido Full HD a 4K o reproducir contenidos en streaming. Dos factores que hacen de este televisor uno de los mejores ejemplos de lo que puede dar de sí la tecnología OLED.

Philips OLED+ 903

La Serie 9 es la estrella del catálogo de Philips. Este televisor de 65 pulgadas plasma el negro más absoluto gracias a la tecnología OLED, mientras que su avanzado procesador de imagen P5 proporciona una imagen nítida y detallada incluso a través de emisiones en streaming o desde fuentes en Full HD.  Atributos que lo han convertiro en ganador del premio EISA al Home Theatre TV de este año.

Completo con un potente equipo de audio 2.1 diseñado por Bowers&Wilkins, es uno de los modelos más adecuados para todo cinéfilo que se precie. También está disponible en versión de 55 pulgadas.

boton compra
Imágenes | Phillips, Wikipedia


Etiquetas: , , , ,