A simple vista puede parecer un marco de fotos, pero no nos llevemos a engaño. Este fantástico ordenador de sobremesa tanto por diseño como por prestaciones es la alargada sombra de la competencia que sufren los iMac de Apple.

Quizá no disfrute de tanta fama por tener unos precios más elevados que los de su competidor, pero es indiscutible la belleza del mismo. La pantalla puede ser de 19″ o 22″ y todo lo que ella alberga es todo lo que hay, no hay torre, no hay cables. Lo que se ve es lo que hay. Un detalle que siempre me ha gustado es el botón de encendido que levita en el interior del cristal que rodea la pantalla siendo proyectado sobre el mismo desde la zona superior de la TFT.

Son ese tipo de tonterías que se pagan, pero que gustan. El teclado tiene un reposamuñecas que al extenderse en sentido inverso tapa el teclado dejando sólo al descubierto las teclas de reproducción multimedia, un acabado digno de cualquier salón fashion. Siempre me ha gustado este PC, ahora HP también se ha apuntado a este carro y ha sacado una gama de este tipo, pero eso será objeto de otra entrada de Blog…


Etiquetas: ,