El nuevo MSI WindBOX es un especie de ordenador que se “ancla” por atrás del monitor. El nuevo ordenador tiene unas características de un ultraportátil, un procesador Intel Atom a 1.6 GHz, 1 GB de RAM, conectividad Wi-Fi, tres puertos USB 2.0 y un lector de tarjetas de memoria.

Éste las integra en una caja muy delgada y pequeña, perfecto para usarlo como un thin client o un terminal de punto de venta, aunque tampoco tendremos problemas para usarlo como un ordenador convencional, eso sí, sin ser muy potente. El MSI WindBOX no traerá disco duro de serie pero a cambio incluye un hueco para instalar uno de 2.5 pulgadas con conexión SATA.

La razón por la que no se incluye el disco duro es porque podremos usarlo sin ello, con la opción de arrancar desde la tarjeta de memoria y usando el ordenador como un thin client.