Ya se acaba la gran feria de tecnología de consumo que ha tenido lugar esta semana en Las Vegas, el CES. Como era de esperar hemos dedicado este espacio para recoger las novedades que consideramos más curiosas e interesantes, pero conviene hacer un pequeño balance de cómo ha ido.

Nosotros no hemos podido desplazarnos hasta el desierto de Nevada pero varios redactores de Gizmodo sí que han tenido la suerte de poder asistir al evento y nos han contado qué les ha parecido. Adam Frucci, uno de los redactores, ha escrito un post contando que el salón está perdiendo su esencia y que cada vez es más mediocre en todos los sentidos.


Enumera varios motivos por los que no le gusta nada esta celebración
. Crítica a los fabricantes que tienen que recurrir a jovencitas ligeras de ropa para atraer la atención de los visitantes y los métodos poco serios de algunos expositores que presentan sus productos con magos, presentadores de concursos y animadores. Critica también algunos de los productos que se presentan en la feria como novedades y que son absolutamente inalcanzables para el consumidor normal (la tele de plasma más grande del mundo) o los gadgets inútiles y caros, como los marcos digitales que “gastan energía 24 al día, estropean nuestro entorno y hacen que nuestra salón parezca el centro de control de un estudio de televisión”. Además, es probable que cambien la localización de la feria por lo caro que resulta la ciudad de Las Vegas para celebrar un evento de este tipo.

En fin, muchas de las críticas que hace Frucci de esta feria podrían extenderse a la que se celebra en España, el SIMO. La última edición fue criticada por muchos asistentes por la escasez de novedades y el poco interés de los productos que presentaron.

Auguramos un futuro incierto a esta clase de eventos, cada vez más mediatizadas y más inútiles.


Etiquetas: ,