El ingenio se llama Mimi Switch, lo ha diseñado Kazuhiro Taniguchi y ha sido desarrollado por la Universidad de Osaka. Se trata de unos auriculares de apariencia estándar, pero que tienen la particularidad de reconocer nuestros movimientos faciales y poder interpretarlos como órdenes que envían al aparato al que estén conectados.

El mecanismo de detección parece ser bastante sofisticado, ya que mide la intensidad de la sonrisa o el grado de apertura de los ojos como parámetros a tener en cuenta para, por ejemplo, reproducir canciones más animadas o más relajantes.

La detección de movimientos faciales es posible gracias a sensores infrarrojos que miden nuestros gestos y pequeños sensores de movimiento en los micrófonos. La gran mayoría de los gestos, movimientos y expresiones que hacemos con la cara provocan movimientos perceptibles en los conductos auditivos, y lo podemos comprobar acercando un dedo a nuestra oreja mientras gesticulamos.

Estos movimientos del oído son captados por los sensores, que lo interpretan,. Pudiendo de esa manera pasar canciones en el iPod con un guiño o apagar la radio sacando la lengua.


Etiquetas: , , ,