“¿Has llamado a la academia para lo de las particulares de inglés?”, “¿Habéis comprado mi leche de soja favorita?“, “¿A quién le tocaba fregar hoy?”… Quienes somos padres de una familia numerosa lo sabemos, aunque no es fácil de transmitir: a lo largo del día hay muchas preguntas por responder y poco tiempo para encargarse de todo.

La que va al instituto, el que aún va a Infantil, el que tiene cita con el dentista, la que llega tarde al gimnasio… qué te voy a contar. Aunque ni siquiera necesitas ser padre. Basta con que vivas en un piso con otros cuatro compis para entender que la convivencia nunca es tan fácil como lo esbozan las comedias americanas.

La tecnología, por fortuna, es una audaz aliada en estos casos. Los asistentes de voz y herramientas como el calendario digital ayudan a gestionar nuestro día a día, a poner orden en el vendaval vital en el cual nos sumergimos casi sin darnos cuenta. Y un asistente virtual inteligente con pantalla es uno de los ingenios más versátiles. ¿Cómo serían 24 horas con él?

Las primeras horas, las más difíciles

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Dicen que a quien madruga Dios le ayuda pero no siempre el refranero popular infunde respeto entre mis pequeños. En casa, tras el largo periodo vacacional, madrugar cuesta más de lo habitual.

Aquí es donde se comprueba, desde las 7:00 am, lo útil que puede ser un Lenovo Smart Display con el Asistente de Google, cuando la alarma comience a sonar, algo que también se puede visualizar en el propio display, o podamos saber qué tiempo hará durante el día mirando al icono correspondiente.

Una vez abre la mañana, podemos pedirle, bien desde el menú de la app o con un simple comando de voz, que encienda las luces, regule el termostato y levante las persianas eléctricas. Como es evidente, primero tendremos que sincronizar la pantalla con el resto de gadgets de la casa. Una función, por cierto, muy útil para exportar todas las tareas que tengamos vinculadas en el calendario.

Tras esto, ya podemos lanzar la petición de “sube el brillo al máximo” y del resto se encarga el propio dispositivo. Google Assistant mostrará el control y permitirá modificar parámetros, ya sea a través de la pantalla táctil o usando comandos.

La pantalla de este ingenio siempre se mantiene encendida para ofrecer información a todo momento, aunque baja su nivel de brillo para salvaguardar su gasto energético. La información que podemos consultar es personalizable. Es posible vincular citas en el calendario, actividades, reuniones, clima, etcétera. También podemos borrar, editar o desactivar las citas.

¡Al cole!

Ya sabes que los pequeños son siempre los más desenvueltos. El uso del Lenovo Smart Display con el Asistente de Google no esconde ninguna complejidad, y cualquier miembro de la familia podrá echar una mano completando la lista de la compra. La interacción común suele ser tal que así: “Ok Google, haz una lista de la compra” -> “¿Qué quieres que añada?” ->”leche de soja” -> “Vale, he añadido leche de soja a la lista de la compra”.

Por supuesto, una pantalla de estas características necesita potencia suficiente para escuchar y hacerse escuchar. Tanto el modelo de 10 como el de 8 pulgadas, con tecnología LCD IPS y resolución Full HD, cuentan con una potencia máxima de 10 vatios. Más que suficiente. La base de bambú natural de su diseño trasero admite posiciones tanto en horizontal como en vertical.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

¿Y para qué es necesario un buena pantalla con altavoz? Para poder mantener una videoconferencia y escuchar una voz clara y definida, importantísimo en conversaciones de trabajo. También para disfrutar de música mientras cocinas; por ejemplo, sincronizando la cuenta de Spotify y reproduciendo alguna playlist.

Una vez servido, preparados para el cole y las tareas diarias, con las mochilas pesando como el septiembre anterior y la pila del fregadero saludando al más valiente, ¿se te ocurre qué más podrías hacer?

Hora de comer

Una de las funciones más agradecidas en cualquier pantalla inteligente reside en la interactividad: el gadget entiende lo que le dices, así que podemos pedirle tareas de rutina y ayudarnos en las labores cotidianas, como cocinar.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Como cualquier dispositivo que aproveche el Asistente de Google, el Lenovo Smart Display con el Asistente de Google es capaz de ofrecernos recetas o alguna fórmula para preparar con lo que tengamos por el frigorífico. Además, el motor de búsqueda de Google Assistant lista y dicta los ingredientes necesarios, incluso el paso a paso para la elaboración si está disponible en la descripción. En muchas ocasiones, hasta podremos ver un vídeo guía, por lo que contar con una pantalla en este caso es un extra.

En estos momentos la pantalla se bloqueará y no se apagará para no entorpecer la comunicación. Mientras elaboramos el plato, podemos pedirle sugerencias de presentación y, si nos falta algún ingrediente, siempre cabe la opción de realizar la compra mediante Google Express.

Por otro lado, si no tenemos tiempo porque hay mucha ropa pendiente de lavar y las horas no van a multiplicarse, que no cunda el pánico. Respira. ¿Has pensado en pedir comida a domicilio o reservar en un restaurante? Ambas tareas pueden llevarse a cabo mediante una pantalla inteligente.

Si le decimos al Asistente “Tengo hambre”, se mostrará un área de resultados cercanos. Google nos dictará a modo de respuesta los restaurantes de la zona, los cuales podemos clasificar por estilo o puntuación. Inmediatamente después, podemos enviar esta información a nuestra pareja pulsando Enviar a mi teléfono para saber si coincide con la elección de nuestra pareja. Y a la inversa: mediante streamcast puedes enviar la información desde el móvil pulsando sobre el botón “Enviar a Google Home”.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Si queremos pedir comida a domicilio, el Asistente necesitará otra app de soporte, como Ubereats o JustEat, pero eso queda en tus manos. Eso sí, no esperes mucho, ¡que la mañana pasa volando!

Llega la tarde

Las tardes suelen ser más distendidas, pero también más caóticas. Al menos durante la mañana todos los niños están en el colegio o el instituto. Y los mayores, trabajando, fuera o dentro. Pero la tarde impone salir a comprar, la horita en el gimnasio, un capítulo de nuestra serie favorita y a descansar.

Es aquí donde podemos sacar todo el jugo al Lenovo Smart Display con el Asistente de Google. El pequeño puede entretenerse con dibujos, el último vídeo de su youtuber de cabecera o viendo fotos que hayamos vinculado desde los álbumes en Google Photos —por cierto, podemos elegir una, nuestra favorita, como marco fijo—. También actúa como una tablet funcional perfecta en la búsqueda de información útil mientras hace los deberes.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Nosotros, entretanto, podemos quitárselo un poquito para gestionar de nuevo las luces, el termostato, cambiar la cita con el dentista o, si nuestro hijo es muy bebé, poner su webcam de 720p y 5 megapíxeles en modo emisión para transformar el gadget en un inteligente sistema de vigilancia. Si ya están más creciditos y no pasa nada por hacer ruido, ya sabes: este Smart Display suele mostrar automáticamente las letras de canciones. ¿Quién ha pedido karaoke mientras friegas los platos?

Incluso es posible grabar nuestros propios comandos., de manera que si tus pequeños se acostumbran a preguntar “¿A quién le toca sacar al perro?”, el Asistente pueda decir el nombre de la persona asignada cada día. Tareas sencillas para que no olvidemos regar las plantas, por ejemplo.

Si sueles trabajar en remoto, nada mejor para aprovechar su pantalla y su procesador Qualcomm SDA 624 mediante videoconferencias. Sus 10 vatios ofrecen robustez y sobrado rendimiento. Incluso soporta el modo vertical usando Google Duo. También puedes sacarle partido con apps como Skype.

Y cuando caiga la noche, con todos en casa, cuando hayas interiorizado su uso, aprovechándolo para organizar la agenda de actividades extraescolares e incluso unas futuras vacaciones, te darás cuenta de cómo un asistente virtual inteligente con pantalla puede solventar muchos de tus días olvidadizos. Ahora sí, no olvides pedirle de nuevo al asistente que apague las luces, que te cuente algún chiste o incluso algún dato curioso con el que irte pensando a la cama.

Lenovo Smart Display 8

Lenovo Smart Display 8 con el Asistente de Google

El modelo más pequeño de Smart Display ya cuenta con una generosa pantalla de 8 pulgadas y un sistema de sonido potente. El diseño en este tamaño es idéntico al de su compañero de catálogo con un cambio significativo: su trasera está confeccionada en un gris suave. Su precio es de 179,99 euros, pero ahora está abierta una promoción para conseguirlo por solo 99,90 euros.

boton compra

Lenovo Smart Display 10

Lenovo Smart Display 10 con el Asistente de Google

El Smart Display más grande con el Asistente de Google cuenta con una pantalla de 10 pulgadas, en esta ocasión el acabado trasero es bambú. Su precio es de 239,99 euros, pero en este caso también nos encontramos con una promoción que reduce el importe a 179.90 euros.

boton compra


Etiquetas: , , , ,