Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Hace tiempo que la cocina compite con el salón como centro neurálgico de la vivienda. Pasamos en ella cada vez más tiempo, por necesidad pero también por placer, sobre todo gracias a los avances en diseño e innovación tecnológica. Pero faltaba por llegar un protagonista inesperado que promete revolucionar nuestras cocinas, el asistente virtual inteligente con pantalla.

Los apasionados de la cocina tenemos debilidad por las últimas novedades de tecnología, y en casa teníamos curiosidad por averiguar qué podía aportar un asistente virtual. ¿Tiene una utilidad real en la cocina? Después de probar Lenovo Smart Display podemos afirmar que sí, más de la que se puede esperar a priori de un dispositivo que no cocina. Esta ha sido mi experiencia conviviendo con él.

Primera toma de contacto: bienvenido a casa

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

En realidad, introducir un asistente inteligente en la cocina no debería sorprender a nadie hoy en día. Todos hemos cocinado alguna vez escuchando música por el teléfono móvil, desayunado mientras leíamos las noticias en la tableta, o aprovechado la espera del horno mirando las redes sociales. ¿Y quién no ha recibido una inoportuna llamada con las manos llenas de harina?

Por eso, lo primero que piensas al conectar Lenovo Smart Display en tu cocina es en aunar todas esas funciones de los dispositivos móviles, pero pronto descubres que las posibilidades de un asistente virtual inteligente con pantalla van más allá. Es una ayuda que puede hacernos la vida mucho más fácil y mejorar la experiencia culinaria.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

En casa hemos podido probar el modelo más grande de Lenovo, con pantalla de 10 pulgadas, y aunque mi cocina no es precisamente grande (como la de todo hijo de vecino, vaya), es fácil encontrarle un hueco en la encimera o en la mesa, y el diseño con acabado de bambú se integra sin estridencias. No nos engañemos, todos tenemos trastos culinarios que son armatostes mucho mayores.

La puesta en marcha no podía ser más fácil e intuitiva; basta con enchufarlo, descargar la aplicación de Google Home en nuestros dispositivos (si no la tienes ya) y seguir las instrucciones. En apenas unos minutos ya lo tenemos configurado y listo para usar, o, en nuestro caso, listo para cocinar. Y lo que surja mientras tanto.

La cocina se transforma

Después de trastear un poco con el Lenovo Smart Display ya convertido en el centro domótico de casa, dejándome aconsejar por el asistente de Google para probar algunas funciones (después del clásico pronóstico del tiempo, el aparato me sorprendió con un chiste), se acercaba la hora de comer y había que ponerse a cocinar.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

En la nevera, un hermoso brócoli; ¿que podría hacer con él que fuera original y apetecible? Recordé haber visto una receta de cuscús, así que pregunté al Lenovo Smart Display con el Asistente de Google para comprobar si era capaz de encontrarla. Dicho y hecho, sin necesidad de tocar la pantalla tenía la videorreceta en marcha.

Terminé enseguida y, de pronto, la familia tuvo un antojo de magdalenas para la merienda. “Ok Google, ¿cómo hacer magdalenas?” De nuevo, una veloz respuesta: en apenas segundos tenía ante mí un listado seleccionado de recetas para escoger. Y las imágenes en pantalla solo aumentan el apetito.

Este  particular “ayudante de cocina” es de lo más intuitivo y práctico, solo hay que indicarle por voz qué receta queremos seguir para que nos muestre de inmediato los ingredientes y cada paso que hay que dar. Permite incluso guardarla en el Libro de Cocina, todo un recetario personalizado que podemos completar o modificar en cualquier momento.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

 

Un gran ventaja respecto a seguir recetas por el móvil o la tablet es que la pantalla se muestra encendida en todo momento, con el texto bien grande y legible, más la ayuda sonora del asistente que va leyendo en voz alta. No hay prisas; nosotros le decimos cuándo pasar al siguiente paso, volver atrás o retomar la lista de ingredientes. Y todo sin acercar un dedo a la pantalla, cosa que se agradece cuando tienes las manos, literalmente, en la masa.

“Vaya, se ha terminado la harina; que no se nos olvide comprar más”. No hay problema: nuestro nuevo dispositivo se acordará por nosotros. En mi experiencia, aproveche para hacer una lista de la compra más completa, todo a viva voz (adiós bloc de notas), y le pedí también que me recordara llevar el aceite usado al punto limpio, que siempre se me olvida.

Mucho más que un pinche: un asistente completo

Después de varios días conviviendo con Lenovo Smart Display con el Asistente de Google, he comprobado que un asistente inteligente con pantalla no solo es útil cuando necesitas que te echen una mano para una receta concreta. Sin duda, es un ayudante fantástico para los más novatos. No obstante, en mi caso, que ya tengo mucha experiencia en la cocina, también le he sacado mucho partido.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Por ejemplo, tengo listas de reproducción de música concretas que me gusta escuchar mientras cocino y, sin tener que soltar el cuchillo,  pude pedirle al asistente que cambiara de canción o me sugiriera otros temas parecidos nuevos. Cuando aparecen las letras en pantalla, es inevitable vivir una especie de karaoke culinario, aunque para no molestar mucho a los vecinos me gusta más seguir algún podcast o escuchar un audiolibro.

Y es que hoy en día no somos nada sin el multitasking. Somos declarados seriéfilos y aprovechamos la cocina para ver alguna de nuestras series favoritas (porque de otra forma no nos daría la vida para verlo todo). En casa hemos cambiado el “sofá y peli” por “horno y Netflix”, horneando galletas, bizcochos o pan, mientras seguimos alguna serie directamente en la cocina. Antes, dejábamos la tablet perdida de harina al toquetear la pantalla; ahora, con Lenovo Smart Display con el ASistente de Google solo necesitamos usar los comandos de voz.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Es algo muy práctico también para hacer consultas puntuales durante el cocinado. El asistente nos responderá a las dudas típicas (“Ok Google, ¿a qué temperatura se hornea la pizza?”) y nos puede ayudar a convertir medidas cuando seguimos recetas extranjeras (“¿cuántos gramos son cuatro onzas de mantequilla?”). Con el temporizador también nos ahorramos estar pendientes del reloj, que a veces las series están tan emocionantes que corremos el riesgo de chamuscar el bizcocho.

Mi cocina inteligente las 24 horas del día

El salón y la cocina son las dos estancias en las que pasamos la mayor parte del día (sin contar las horas de sueño en el dormitorio, claro). Teniendo ya una smart TV, parecía obvio que el emplazamiento ideal de un asistente virtual con pantalla era la cocina. Y basta con empezar a usarlo para darte cuenta de que no es solo una tablet más grande; sino que transforma la cocina en un centro inteligente.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

En casa tenemos horarios algo diferentes y, por eso, he configurado nuestras propias rutinas de “Buenos días”. Me pongo en marcha antes del amanecer y necesito mi café para ser persona; entro a la cocina y el sensor de movimiento sabe que he llegado. Así, ajusta automáticamente la intensidad exacta de luz que quiero a esas horas gracias a la sincronización con las bombillas inteligentes que hemos instalado, con un ambiente para cada momento del día.

Mientras el olor a café me va despertando, el asistente me da los buenos días (ya es más educado que el gato, que solo exige su comida) y procede a presentarme el “parte” diario. Tras revisar la previsión meteorológica, el estado del tráfico y la agenda del día (“cita en el veterinario a las seis”), desayuno viendo las noticias. Aunque admito que cada vez me gusta más pedirle que me ponga ruido blanco relajante o pájaros cantando; así se empieza la jornada de mejor humor.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Como suelo trabajar desde casa, puedo permitirme cocinar para almorzar, pero la rutina acaba cansando. Miro la nevera; habría que ir pensando en dar salida a esos filetes de pollo. El altavoz, siempre dispuesto a ayudar, me sugiere recetas a partir de un solo ingrediente o me conecta directamente con mis canales gastronómicos favoritos de YouTube. También puedo revisar las revistas y libros de cocina electrónicos que tengo en la nube o en mi teléfono.

Y si mientras estoy picando cebolla, llega la siempre oportuna llamada de mi madre, puedo responder sin lavarme las manos mediante videoconferencia. De esta manera, aprovecho para que ella me dé su visto bueno a las lentejas (aunque, por mucho que me diga su receta, nunca me quedan como a ella). Pero ya no es ella quien me resuelve las dudas más básicas.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google

Ya sabemos a quién recurrir para saber cómo limpiar las manchas de chocolate, cómo cortar un mango o cómo aprovechar las sobras del pollo asado. Tiene una respuesta para todo, incluso si le preguntas por términos en otro idioma. ¿Quién podría saber que el “allspice” de una receta de galletas se llama “pimienta de Jamaica”, y que ni siquiera es una pimienta? El equipo de Lenovo me descubrió además una tienda especializada en especias a granel en el barrio para comprarla.

Lenovo Smart Display con el Asistente de Google no cocina por nosotros (aunque visto lo visto, poco le falta), pero es sin duda el ayudante virtual definitivo, casi un compañero más de nuestro día a día cotidiano. Ahora que nos toca renovar la cafetera y el aspirador, no podemos esperar a adquirir dispositivos inteligentes compatibles con él para sacarle aún mucho más partido. Si antes decíamos que la cocina era clave en casa, ahora podemos afirmar que es el centro inteligente de nuestra vivienda.

Lenovo Smart Display 10

lenovo smart display

El modelo más grande de Lenovo Smart Display con el Asistente de Google cuenta con una pantalla de 10 pulgadas, resolución FHD (1.920 x 1.200), cámara frontal de 5 MP, videollamada 720p, altavoz de largo alcance y un elegante y moderno acabado trasero de bambú. Su precio es de 239,99 euros temporalmente rebajado a unos muy interesantes 179,90 euros.

boton compra

Lenovo Smart Display 8

Lenovo Smart Display 8

El modelo más pequeño de Lenovo Smart Display con el Asistente de Google cuenta con una nada desdeñable pantalla de 8 pulgadas, además de un sistema de sonido potente. El diseño en este tamaño es idéntico al de su compañero de catálogo con un cambio significativo: su trasera está confeccionada en un gris suave. Su precio es de 179,99 euros, pero ahora está abierta una promoción para conseguirlo por solo 99,90 euros.

boton compra
En Tecnología de tú a tú | Es hora de tener un centro domótico en casa: guía para configurarlo y sacarle todo el partido


Etiquetas: , ,