Madrid_Kygo

Hay muchos tipos de auriculares en el mercado, cada uno de ellos con sus propias cualidades y características. Los hay de distintos formatos y con distintas funcionalidades: de botón, de diadema, inalámbricos, con cable, con sistema de reducción de ruido, con cancelación de ruido pasiva… Depende de las preferencias de cada uno que elijamos uno u otro modelo.

Por ejemplo, para hacer deporte, lo modelos con diseño in ear o de botón y además inalámbricos son los indicados. Si vamos a hacer un uso urbano de los auriculares, los de diadema son una propuesta óptima en tanto en cuanto ofrecen un grado de comodidad, ergonomía y calidad superior a otras opciones.

Para un uso urbano, además es interesante contar con tecnologías que nos aíslen del ruido típico de una ciudad causado por el tráfico o la gente. Es verdad que los propios auriculares, si están bien diseñados, filtran algunos sonidos no deseados del exterior, pero para conseguir un aislamiento mayor, hay que disponer de sistemas de cancelación de ruido activa.

De paseo por Madrid

Para comprobar de primera mano cómo es la experiencia de uso de unos auriculares con cancelación de ruido activa, hemos pasado unos días disfrutando de la ciudad de Madrid con los Kygo Life A11/800. Kygo Life es el nombre que se ha dado a una gama de auriculares diseñados bajo los auspicios del DJ y productor musical noruego Kygo, que avala la calidad de sonido de estos auriculares.

Madrid_Kygo

Estos auriculares cuentan con sistema de cancelación de ruido activa. Es decir, captan el sonido ambiente y generan otro sonido que anula el primero. Hasta cierto punto, claro está.

Los sonidos que no sigan patrones regulares no son fáciles de anular, pero la mayor parte de los ruidos que “contaminan” la experiencia auditiva muestran patrones repetitivos en mayor o menor medida. Los motores de los coches que circulan a todas horas por la Gran Vía, los aparatos de aire acondicionado, el trasiego de los trenes del Metro… entran dentro de este tipo de ruidos.

Reproduciendo escenarios de la vida urbana

Nuestro reto con el modelo Kygo Life A11/800 ha sido reproducir experiencias habituales de uso de unos auriculares pensados para experiencias urbanas. No son los más indicados, por tanto, para hacer deporte, por ejemplo. No tanto por comodidad o fijación, sino por los inconvenientes de transpiración que pueden causar.

Pero sí son óptimos para llevarlos en nuestro deambular urbano mientras escuchamos nuestra música preferida. Por supuesto, si tenemos que arrancar a correr para llegar a tiempo a una cita o para no perder un tren o por cualquier otra circunstancia, los auriculares responden bien, como hemos comprobado durante las pruebas.

Madrid_Kygo

Aparte de estos pequeños desafíos improvisados por la ocasión, como el de la carrera, en nuestro deambular urbanita hemos elegido algunas experiencias y recopilado conclusiones acerca de lo que supone tener en nuestros oídos unos auriculares con cancelación de ruido.

En este punto cabe señalar que también disponemos de la función de amplificación del audio. Es decir, podemos encontrar modos de uso en los que el sonido ambiente no se anula, sino que se amplifica. Es importante en situaciones en las que sea práctico ser conscientes de lo que sucede alrededor sin necesidad de dejar de escuchar la música, o mientras estamos hablando por teléfono usando en modo manos libres.

Consideraciones generales

Para recorrer la ciudad, callejear y atravesar distintos emplazamientos con distintas condiciones, agradezco unos auriculares en los que haya diferentes opciones de uso y que sea fácil cambiarlas usando los controles integrados. Y, en el caso de los Kygo A11/800, es un tema que está bien resuelto. Es posible activar o desactivar la cancelación de ruido o los modos de escucha de sonido ambiente mediante pulsaciones en los botones destinados a ello. El cambio de canción o subir o bajar volumen son acciones que se realizan en el panel lateral táctil.

Auriculares Kigo

Asimismo, el diseño de diadema proporciona una atenuación pasiva del ruido ambiente notable, lo que ha hecho que no tuviera necesidad de usar el modo de reducción de ruido en muchas situaciones. Igualmente, me ha resultado muy práctico disponer de los modos de amplificación del sonido ambiente para ser consciente de lo que sucedía alrededor sin necesidad de quitarme los auriculares.

Madrid_Kygo

Por otro lado, hay que tener en cuenta los ajustes que también influyen en la experiencia de uso, como la activación del realce de bajos o el control de volumen. Si ajustamos el realce de bajos y subimos el volumen al máximo, activar la cancelación de ruido no es especialmente útil, por ejemplo. Además, es factible  que las personas que nos rodean escuchen el sonido de la música si estamos en una biblioteca u otro tipo de entorno silencioso, lo cual no es especialmente deseable.

De todos modos, a poco que estemos en un escenario con ruido de fondo, será difícil que se escuche nuestra música alrededor, salvo que la otra persona tenga la oreja pegada a nuestros auriculares. Y es preferible tener margen para subir el volumen. Especialmente cuando la música que suena lo hace “bajito” a causa de una mala grabación o de una mala conversión a MP3. Con todo, hay que ser conscientes de que podemos caer en excesos en algunos escenarios.

Un sonido limpio y nítido

A modo de spoiler decir que los Kygo Life A11/800 se han comportado de un modo noble en todo momento. Los hemos usado para este escenario de pruebas conectados mediante Bluetooth, aunque usando el cable jack también podemos activar la cancelación activa siempre que los auriculares tengan batería.

La única precaución es la de mantener el volumen a un nivel sensato cuando las canciones estén correctamente ecualizadas. Temas como ‘Pump Up The Jam’ de Technotronic, por ejemplo, no son fáciles de manejar cuando subimos el volumen al máximo y activamos el refuerzo de graves. Si no llegamos a casos extremos, el sonido es limpio y nítido.

Madrid_Kygo

Cuando el ruido ambiente es suficiente como para interferir en la experiencia de escucha de nuestras listas de Spotify o nuestras canciones almacenadas en el dispositivo que usemos para escuchar música (en nuestro caso un móvil de gama alta) compatible con Dolby Audio, es cuando entra en juego la cancelación o atenuación de ruido.

Si no nos molesta el ruido de fondo, lo mejor es desactivar la cancelación de ruido, ya sea mediante el botón correspondiente en los auriculares o mediante la app Kygo Life disponible para Android e iOS. Recuerda que es un recurso digital que introduce elementos de sonido en la experiencia de uso de los auriculares.

Si pausamos una canción y activamos y desactivamos la cancelación de ruido, observamos que éste no desaparece realmente, sino que se suaviza y cambia el patrón de frecuencias y la intensidad de modo que no interfiere con la canción que estemos escuchando.

Madrid_Kygo

No es que el sistema de cancelación de ruido no funcione: es simplemente que funciona así. El procesador de audio analiza y procesa, pero no es adivino, por lo que no puede anticiparse de un modo drástico al ruido de un coche o de una moto o a una conversación de fondo.

Aislados en medio de la multitud

Este sistema de cancelación de ruido es más efectivo en algunas situaciones que en otras. Durante nuestra experiencia, por ejemplo, descubrimos que aquellos ambientes donde el ruido proviene de fuentes con patrones repetitivos, tales como motores, son los que mejor procesan los auriculares.

En la calle, nos aislamos del exterior de un modo notablemente bueno durante los paseos que nos hemos dado en medio del tráfico de Madrid. Con un volumen bajo, se aprecian los murmullos urbanitas, pero a poco que tengamos el volumen por encima de la parte media, la atenuación es suficiente como para que no nos molesten los coches o las motos, apreciables si desactivamos el sistema ANC (Active Noise Cancelation).

En el metro, la situación cambia algo. Si nos topamos con músicos ambulantes, por ejemplo, la cancelación de ruido no será óptima. Para el sonido de los vagones, sí obtenemos una atenuación suficiente como para ignorar el ruido típico de la marcha de los trenes. Eso sí, insistimos en que hay que ser cuidadosos con el volumen para evitar que se escuche la música desde afuera, lo cual puede suceder si subimos el volumen  de los auriculares y el del móvil.

Madrid_Kygo

Viajando en tren el sistema de reducción de ruido también es efectivo, aunque depende del patrón concreto. Entrando o saliendo de túneles, por ejemplo, se podía percibir el sonido ambiente de un modo más evidente. De nuevo, no hay milagros: de lo que se trata es de atenuar el ruido  lo suficiente como para que no sea molesto o perceptible mientras escuchamos nuestra canción favorita.

En el supermercado, el sistema de cancelación se mostró correcto y funcional para filtrar el sonido de las cámaras frigoríficas o del aire acondicionado. El grado de aislamiento es notable en este caso. Para conversaciones de voz, la cancelación es menos efectiva.

No obstante, a no ser que se hable a gritos, el aislamiento de los propios auriculares junto con un volumen medio-alto, permiten que estar al lado de gente conversando despreocupada no sea un problema. Es más, para dirigirnos a ellas es conveniente usar los modos Ambient o Awareness, de forma que podamos seguir una conversación sin tener problemas para entenderla.

El estuche de los auriculares se puede llevar enganchado a la mochila sin problemas, y el método de plegado es sumamente sencillo una vez que hemos pillado el truco, lo cual lleva pocos minutos. En cualquier caso, es cómodo llevarlos puestos siempre, aunque recurriendo al modo Ambient, como veremos más adelante.

 

Madrid_Kygo

En casa y en la oficina, también

Si estamos en la oficina o el trabajo, las voces de las conversaciones no se filtran de un modo tan efectivo como un motor. Sin embargo, de nuevo, los sonidos de equipo mecánicos como los ventiladores de ordenadores, aire acondicionado o similares se quedan en un segundo plano imperceptible mientras escuchamos música.

La oficina es uno de esos lugares donde tenemos que tener cuidado con el volumen que configuremos para evitar que, en caso de que haya mucho silencio, los compañeros más próximos perciban algún sonido procedente de los auriculares.

En casa, si estamos en una finca silenciosa y si no tenemos aire acondicionado o ventiladores, es mejor no activar el sistema de cancelación de ruido. No es necesario.

Ahora, con aire acondicionado o ventiladores, una lavadora o un lavavajillas funcionando o si se escucha el ruido de la calle, se agradece activarlo, pues el resultado es sobresaliente. De cualquier modo, hay que tener presente que el hecho de tener un sistema de cancelación de ruido no implica que haya que activarlo en todo momento.

Si configuramos un volumen alto, en muchos casos dejaremos de percibir el sonido ambiente, excepto si estamos escuchando música clásica o melódica o con momentos de silencio o de menos intensidad musical. Además, si usamos el refuerzo de graves y la cancelación de ruido, en algunas canciones con bajos especialmente intensos, podremos llegar a la saturación del sonido.

Madrid_KygoEn otros contextos, como en un avión, sin más que pensar en el tipo de patrón de ruido con el que tenemos que lidiar, los Kygo A11/800 deberían mostrarse muy efectivos, aunque es un comentario teórico, pues no hemos tenido ocasión de viajar en este medio de transporte durante el tiempo que hemos estado probando los auriculares.

De todos los entornos posibles, en la calle es donde con más frecuencia usamos los Kygo. Paseando o moviéndonos hacia la facultad, el trabajo o una cita con amigos, escuchar música mientras nos movemos es una actividad deseable y placentera.

También es un tiempo que empleamos para hacer llamadas o contestarlas. En este escenario, la experiencia de uso es brillante, bloqueando con gran efectividad el sonido de fuentes de ruido como el tráfico y aprovechándonos de los modos Awareness y Ambient para escuchar lo que sucede a nuestro alrededor sin necesidad de quitarnos los auriculares.

El asistente de voz de Google

Con estos auriculares también podemos usar el asistente de voz de Google sin más que pulsar dos veces sobre el botón de encendido y apagado que está situado entre los de cancelación de ruido y de selección de los modos Awareness y Ambient.

Podemos pedir al asistente desde que haga una llamada a un contacto hasta que se ponga a reproducir una canción de Spotify o que nos dé indicaciones de ruta en Google Maps. Los micrófonos capturan las órdenes de voz con precisión y claridad.

Una tecnología útil y óptima

En unos auriculares como los que hemos probado, la adición de la cancelación de ruido activa pone la guinda en un producto bien hecho tanto en la parte del diseño y la ergonomía como en la de la calidad de audio. Introduce elementos contaminantes en la experiencia de escucha, aunque en escenarios ruidosos es una forma de disfrutar de la música reduciendo lo más posible la interferencia causada por el sonido de coches, motores, ventiladores, pasos, golpes varios, martillos, etcétera.

Si estamos usándolos como manos libres o en escenarios donde sea recomendable no perder la noción de lo que sucede alrededor, los modos Awareness y Ambient de amplificación del sonido ambiente son recomendables para percibir los pitidos de coches o bicicletas. También para escuchar indicaciones o avisos, o para conversar con alguien momentáneamente sin quitarnos los cascos.

De hecho, es un modo que hemos usado para mantener conversaciones con la música pausada. Hemos activado el modo ambiente precisamente para ser capaces de charlar sin necesidad de quitarnos los auriculares.

Madrid_Kygo

Es lo opuesto de la cancelación de ruido, pero tiene mucho sentido y es práctico para escenarios de uso urbanos.  Hablando por teléfono es especialmente útil para escucharnos a nosotros mismos y no subir el tono de la voz, así como para tener retroalimentación de lo que decimos. Incluso es práctico para no despistarnos en caso de que haya sonidos que sea conveniente escuchar mientras conversamos.

En las pruebas, hemos mantenido conversaciones mientras caminábamos por las calles Gran Vía y Alcalá, o en pleno barrio de Malasaña, por poner ejemplos conocidos de escenarios ruidosos- La voz se escuchaba bien, y el interlocutor al otro lado del teléfono también tenía esa buena experiencia oyendo nuestra voz con claridad.

Usando el cable, eso sí, tuvimos que poner el control remoto en la parte más alejada de los auriculares. De otra manera, se oía el sonido del golpeteo del botón contra la ropa de un modo molesto para el interlocutor.Madrid_Kygo

Es muy cómodo tener los auriculares puestos todo el rato. Aunque, si no los vamos a usar, lo mejor es guardarlos en el estuche rígido incluido, con un mosquetón muy útil para colgarlos de la mochila. Si los dejamos en el cuello, tropezaremos con la parte de las orejeras al girar la cabeza.

Kygo A11/800

Los Kygo A11/800 son unos auriculares de diadema tipo over-ear de alta calidad que sabrán apreciar los melómanos y usuarios más exigentes.

Resultan brillantes para bloquear cualquier distracción no deseada, gracias a su cancelación activa de ruido, y cómodos para usarlos en cualquier situación. Su autonomía en uso inalámbrico llega hasta las 40 horas y su sensor de proximidad permitirá aprovechar aún más la batería.

Los puedes encontrar en color blanco:

Auriculares Kygo

boton compra
Y en negro:

Auriculares Kygo

boton compra
En Tecnología a tú a tú | Preguntamos a cinco usuarios por qué los auriculares inalámbricos de diadema y con cancelación de ruido están de moda


Etiquetas: , ,