¿Y quién no lo querría? La verdad es que esa es una de las preocupaciones más recurrentes de todo fabricante de tecnología, especialmente en lo que a dispositivos portátiles se refiere. Pero más que el hecho de que Apple quiera un iPad más delgado, está la pregunta de cómo conseguirlo sin renunciar a otras características no menos importanted como la calidad y su resistencia.

Y es que no es ningún secreto, que una de las cosas que menos gusta a los compradores del iPad, son los 700 gramos que pesa la tableta de Apple. Y es que sostenerlos por un ratito no es una gran rpoblema, pero cuando los tienes entre tus brazos por algo más de tiempo, supone un pelín pesado.

No es de extrañar po tanto, que Apple, consciente de tal pega de uno de sus productos estrella, haya presentado para su registro una patente que pretende adelgazar dispositivos aligerando la carcasa. Es cierto que en la documentación no se cita al iPad, pero los medios interpretan esta búsqueda de soluciones como un camino para poner a dieta la tableta y adelgazarla. De hecho, los dibujos que acompañan la citada documentación hacen pensar directamente en la tableta. Aunque como es evidente, tal mejora podría ser perfectamente aplicable al restod e dispositivos portátiles de Apple.

La documentación de la patente habla de sustituir la actual carcasa de aluminio por una combinación cruzada de capas de fibra de carbono reforzadas con plástico. También se mencionan otros materiales como polietilenos o polipropilenos. El objetivo sería adelgazar el dispositivo y, al mismo tiempo, conseguir mejorar su resistencia.


Etiquetas: , , ,