Ésta vez le toca al audio avanzar y sacar nuevas tecnologías tan sorprendentes como es el que vamos a contaros en CanalTecnia. Mientras que en el actual mercado existe la tecnología NXT, que permite que se fabriquen altavoces realmente finos, en la universidad de Warwick han demostrado algo que va aún más lejos, siendo más finos y hasta flexibles.

Aunque parezca que estos altavoces no tengan mucha potencia por su aspecto, estos tienen suficiente para usarse en entornos públicos, incluso abiertos, ya que son direccionales y permiten enviar el sonido más lejos que un altavoz convencional.

Otra de las ventajas de estos altavoces flexibles es que son baratos de fabricar, además de poderse poner en casi cualquier diseño. Y lo mejor de todo es que podremos ponerlo donde queramos y no ocupar nada de sitio, y hasta pintar encima de ellos en caso de ponerlo en una pared o techo.

Por ahora están buscando socios para fabricarlos y distribuirlos y esperemos que no tarden mucho porque si el precio es bajo, yo me compro unos seguro.


Etiquetas: