En enero de 2007 se daba a conocer en el International Consumer Electronics Show de Las Vegas un prototipo de monitor de 108 pulgadas, que se prometía para finales de 2008. Como es evidente el producto se retrasó, pero ahora es Sharp la que anuncia que se podrá adquirir a partir de julio.

El gigante de cuarzo líquido mide 2,2 x 2,5 metros y tiene un peso cercano a los 200 kilos. El monitor Full HD, con una resolución de 1.920 píxeles x 1.080 píxeles, dispone de una amplia gama de conexiones de entrada: tres entradas HDMI, dos de video compuesto, entradas análogas para Pcs, RGB y DVI, dos conjuntos de componentes para entrada de video y una entrada S-Video.

Esta pantalla, con un consumo de 1,1 kilowatios, se fabrica en la línea de producción de Sharp en Kameyama, Japón, y ya se puede adquirir a nivel internacional por un precio cercano a los 66.000 euros.

Su alto valor y grandes dimensiones lo orientan hacia un uso más profesional que particular, pero quien quiera darse un capricho y disponga de un salón del tamaño de una nave industrial ya puede solicitarlo. Los primeros en hacerlo han sido los encargados del nuevo complejo de cines Shinjuku Piccadilly, en Tokio, que tienen previsto inaugurarse el jueves.

Se espera que la nueva pantalla de Sharp sea probablemente superada el año próximo por la compañía de Matsushita Electric Industrial que ya trabaja en un descomunal LCD de 150 pulgadas.

Información cortesía de:


Etiquetas: , , , , ,