Hay muchos y muy buenos motivos para cambiar nuestro clásico ordenador de sobremesa por un equipo portátil, desde la capacidad para moverlo de un lado a otro de la casa al espacio que podemos ahorrar. Ahora bien, en ocasiones esta clase de equipos son más un requisito que una elección, igual que un mecánico no puede elegir entre usar una llave inglesa o apretar tuercas con los dedos. Y por tanto hemos de escoger el equipo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Dicho esto, cada gremio tiene sus propias herramientas, y lo mismo sucede cuando hablamos de ordenadores. Un diseñador gráfico no va a querer un portátil de 13 pulgadas y posiblemente un ejecutivo ni considerará un aparato para juegos repleto de LEDs y de dimensiones importantes. Y así podemos seguir en lo sucesivo. Por eso es importante saber qué debemos exigir a nuestro portátil antes de sacar la tarjeta de crédito; una serie de exigencias que analizamos a continuación por profesiones.

El comercial: batería y fiabilidad

La jornada laboral media de un comercial se divide entre la oficina y las visitas. Muchas visitas. En coche, en moto, en bici o a pie, este perfil profesional debe contar con una herramienta de trabajo fiable y con capacidad para funcionar durante toda la jornada, puesto que nunca sabe cuánto tiempo va a estar fuera ni en qué va a centrar sus gestiones. Y es que hay que atender al cliente cuando quiera y para lo que quiera.

Puesto que generalmente los comerciales suelen contar con un vehículo para sus desplazamientos, el peso es una consideración importante aunque menor. Lo mismo sucede con el tamaño; que sea pequeño y compacto es algo a tener en cuenta, puesto que habrá que sacarlo de la bolsa unas cuantas veces a lo largo del día, pero sobre todo debe tener una batería de larga duración. Todo lo larga que sea posible.

Además, el portátil debe ser fiable. Un comercial puede estar a kilómetros de la oficina y sin necesidad de regresar a la empresa para pedir un portátil nuevo en caso de avería o dejarlo en el técnico, por lo que debe tener un funcionamiento a prueba de balas. Y si es posible, una resistencia física comparable. Porque con tanto ajetreo es muy posible que se lleve un buen coscorrón cuando menos se lo espere el usuario.

Autonomía y resistencia son por tanto las claves. Un equipo que se amolda bien a estos requisitos es el LG Gram de 13 pulgadas, que aúna su elevada portabilidad con la capacidad para funcionar durante nada menos que 22,5 horas. Es además extraordinariamente resistente a las caídas, superando el estándar militar de durabilidad STD-MIL-810G, por lo que está sobradamente protegido contra los meneos del día a día.

El directivo: ligereza y delgadez

lg gram

Generalmente hablando un ejecutivo que requiere de un ordenador portátil es porque va a tener que desplazarse a menudo con él. El trabajo sobre la marcha forma parte de su carrera profesional, por lo que se hacen necesarios factores como una gran autonomía, pero sobre todo un peso reducido y un perfil muy fino. Muchos de estos equipos no irán en mochilas ni en equipaje facturable, así que la portabilidad es crítica.

Los maletines y bolsas de trabajo no suelen dejar mucho espacio para portátiles de gran grosor, y tampoco es que resulte muy cómodo llevar dos kilos de ordenador de un lado a otro durante un largo viaje. Por si esto no fuera suficiente, el equipo debe ser presentable. Porque sacar una bestia gaming repleta de toberas en una reunión con clientes o socios no siempre puede causar la mejor impresión. Cada cosa tiene su lugar.

El tamaño de la pantalla ya dependería de la clase de trabajo que se vaya a realizar. Componer textos y llenar hojas de cálculo de gran tamaño puede pedir un portátil de 15 pulgadas, pero para un uso menos intensivo el modelo de 13 pulgadas puede ser suficiente. Sea como sea, el LG Gram tiene un peso de apenas un kilogramo (menos de eso en el caso de la versión de 13 pulgadas) y un reducidísimo grosor de 16,5 milímetros, por lo que es el compañero de viaje más discreto que puedes encontrar.

El creativo: pantalla de alta calidad y buen rendimiento

El caso particular del creativo es posiblemente el más distinto de todos. Porque lógicamente todo el mundo valora la portabilidad si va a tener que llevar un portátil en la mochila para cubrir una sesión de fotos o editar vídeo sobre la marcha, pero aquí se imponen primero y ante todo dos factores críticos: la calidad de la pantalla y la potencia de procesamiento.

Tanto si hablamos de retoque digital de fotografías como de diseño gráfico o producción de vídeo, es necesario contar con una pantalla brillante, de colores vivos y, sobre todo, fidelidad cromática avanzada. Que no es poco pedir considerando que la mayoría de los portátiles abogan por el bajo consumo (y coste) de sus pantallas antes que por una elevada calidad, lo que suele redundar en ángulos de visualización cerrados y pobre colorización.

La gama LG Gram es en este caso una excepción, puesto que integra un vistoso panel IPS Full HD con la capacidad de reproducir el 96% del espacio cromático sRGB, por lo que puede ser utilizado de forma muy efectiva por fotógrafos y diseñadores. La cuestión del tamaño ya queda en manos de cada profesional y sus apetencias, puesto que los habrá que solo quieran realizar retoques muy ligeros desde cualquier rincón, los que busquen una mesa para ponerse a trabajar como lo harían con su torre o algo intermedio.

En cuanto al rendimiento, es habitual que muchos Ultrabooks solo integren procesadores con prestaciones potencialmente bajas. Suficientes para labores ofimáticas y de entretenimiento básico, pero no para trabajar con material gráfico potente. En el caso del Gram esto no es un problema, puesto que la gama monta en su variante más capaz un efectivo procesador Core i7 8550U y nada menos que 16 GB de RAM, con 512 GB de almacenamiento en formato SSD y la capacidad de instalar una segunda unidad si corresponde.

El periodista: mucha batería y amplio teclado

Periodistas y redactores, por último, son los más difíciles de encasillar a la hora de buscar un perfil de uso. Y es que dependiendo de las circunstancias pueden necesitar la batería y la durabilidad del comercial, la ligereza del portátil para ejecutivos y la potencia del creativo para trabajar con material gráfico, especialmente si hablamos de fotoperiodistas.

Nosotros, que nos hemos curtido en mil ferias y aeropuertos, recomendamos un equipo que intente equilibrar todas estas prestaciones. Mucha batería, porque nunca sabes si en la sala de espera del aeropuerto o el lobby de un hotel vas a tener un enchufe disponible, fiabilidad, puesto que nunca te puedes quedar tirado mientras redactas una crónica, y tamaño reducido, dado que posiblemente habrá que hacer no pocos viajes con él.

Todos estos factores son importantes, pero diríamos que la batería es especialmente crítico. A ellos podemos sumar la necesidad de contar con un buen teclado, puesto que vamos a pasar no pocas horas escribiendo. Tienen que ser teclas cómodas de activar y, especialmente si trabajamos habitualmente con cifras, con un teclado numérico independiente. A todo esto deberíamos sumar la necesidad (porque lo es) de contar con un sistema de iluminación para trabajar en salas oscuras.

Son pocos los equipos que respondan a las necesidades de un perfil tan complejo dentro del segmento Ultrabook, hasta el punto de que LG es prácticamente la única firma que da respuesta con su gama Gram, que aúna los beneficios de un equipo portátil de tipo estrictamente laboral con el diseño y los beneficios de un Ultrabook clásico. Y todo ello sin flaquear por ninguna parte.

LG Gram Z980 13,3 pulgadas

lg gram

El LG Gram 13Z980-GAA50B es el modelo más pequeño de la familia. Posee una brillante pantalla de 13 pulgadas Full HD y un procesador de bajo consumo Intel Core i5 8250U con 8 GB de RAM, por lo que puede ejecutar con absoluta soltura las aplicaciones de ofimáticas y multimedia más habituales.

A pesar de su reducidísimo peso (menos de un kilogramo, batería incluida), es sorprendentemente resistente y viene con todas las opciones de conectividadque cabría esperar en un equipo mucho más grande. Su precio es de 967 euros.

Comprar

LG Gram Z980 14 pulgadas

lg gram

El LG Gram 14Z980 es la opción intermedia. Ligeramente más grande, incorpora los principales atributos del benjamín de la familia, pero ofreciendo una pantalla de mayores dimensiones. Gracias al uso de unos marcos extraordinariamente finos, sin embargo, tiene las dimensiones de un portátil ultrafino de 13 pulgadas.

Como sucede con su hermano pequeño, el peso es de menos de un kilogramo; 995 gramos, para ser exactos. Y sin embargo mantiene la resistencia y las capacidades de ampliación del resto de la gama, incluyendo la posibilidad de instalar una segunda unidad SSD para doblar el almacenamiento. Cuesta 1.209 euros.

Comprar

LG Gram Z980 15,6 pulgadas

lg gram

El LG Gram 15Z980 es la opción de los profesionales que buscan un portátil fino, ligero de gran autonomía y con una pantalla de buen tamaño para trabajar con hojas de Excel interminables o editar vídeo, labor para la que cuenta con un potente procesador Intel Core i7 8550U y nada menos que 16 GB de RAM.

Puesto que su pantalla IPS Full HD de 15,6 pulgadas da espacio para ello, el teclado incorpora un bloque numérico independiente, convirtiéndolo en la versión ideal para las personas que necesiten hacer cuentas habitualmente. A pesar de su mayor tamaño sigue siendo extraordinariamente ligero, con un peso de 1,09 kg. Está a la venta por 1.699 euros.

Comprar


Etiquetas: , ,