No importa si planificas una reforma, quieres actualizar tu PC o simplemente quieres evitar tropezones: los cables sobran en la vida de numerosos tecnófilos. Y todavía no podemos cortarlos por lo sano, no al menos totalmente, pero sí existen numerosas tecnologías que nos pueden ayudar a reducir el número que tenemos tirados por casa.

Las formas en las que podemos intentar acercarnos al sueño del hogar inalámbrico son numerosas, algunas más obvias que otras. En Tecnología de Tú hemos querido hacer un repaso de las más prácticas y sencillas para que no tengas que romperte mucho la cabeza. ¿Listos para sacar la tijera?

¿Has pensado en un ordenador portátil?

hogar sin cables

Qué vamos a decir a estas alturas sobre las virtudes de los ordenadores portátiles que no te hayamos contado ya. La capacidad de las máquinas más recientes para ejecutar aplicaciones exigentes sin despeinarse es única, tanto como la creciente calidad de elementos hasta ahora poco cuidados como sus pantallas y sus teclados.

Ahora bien, no es lo mismo comprar un portátil para estudiar que para trabajar. Y si vamos a tenerlo en casa, sustituyendo a la clásica torre, es posible que nos interese más contar con una pantalla bien grande y un hardware potente que un peso ultraligero y un consumo mínimo. Y es que aunque aspiremos al auténtico hogar inalámbrico, siempre tendremos por ahí una toma de corriente.

¿Nuestra recomendación? Busca un equipo de alto rendimiento, con tarjeta gráfica dedicada y una pantalla de buen tamaño. Y si además tiene un teclado numérico independiente, mejor que mejor. Seguramente lo utilizarás como máquina multipropósito, así que asegúrate de que no le falta músculo… o te arrepentirás más pronto que tarde.

¿PC de sobremesa? Usa periféricos inalámbricos

hogar sin cables

Pero ay, amigos y amigas, a veces no podemos pasarnos a un ordenador portátil. Porque nuestra torre es perfecta para lo que la vamos a usar o porque necesitamos un equipo de gran formato con su propio monitor. En este sentido aún no podemos eliminar los cables de alimentación para el PC o el HDMI/DisplayPort del monitor (no sin limitaciones bastante severas, aunque hay algún monitor que soporta vídeo a través de Wi-Fi), pero eso no significa que no podamos reducir el número de cables conectados.

La cantidad de periféricos inalámbricos disponibles es vastísima. Teclados y ratones son totalmente habituales, ya sea por separado o en forma de combo, pero también tenemos discos duros externos, auriculares e impresoras. Estas últimas resultan especialmente interesantes si usamos un portátil o hay varios ordenadores en casa, puesto que podemos instalarlas en cualquier habitación y mandar los documentos vía Wi-Fi. Si piensas renovarla, valora uno de estos modelos.

Busca un buen router… o pásate a los PLC

hogar sin cables

Vale, hace muchos años que los routers que vienen con tu conexión a Internet son inalámbricos gracias a la magia del Wi-Fi, pero vamos a contarte un pequeño secreto: el router de tu operador seguramente tiene una conectividad bastante pobre. Ridícula, incluso. Posiblemente terrible. Algo que puedes solucionar fácilmente.

Aunque para muchos usuarios el router que viene con su conexión a Internet es suficiente, en algunos casos podemos querer disfrutar de funciones añadidas como las que brinda un modelo de gama alta, o los llamados router mesh. Estos equipos se caracterizan por ofrecer una mayor penetración para que pilares y muros no sean un problema, diseminando su señal por toda la casa.

Un router de alto rendimiento también hace posible la conexión de un gran número de dispositivos Wi-Fi sin miedo a atragantarse o sufrir problemas de estabilidad, algo habitual con los modelos baratos. Si hay dos o tres móviles en casa, un par de portátiles y algún que otro dispositivo domótico es posible que tengas problemas con el que te regaló tu operador. Y si además vives en una casa grande o con muros gruesos, ni te contamos.

Por otro lado, también existe la posibilidad de utilizar un dispositivo PLC. Estos aparatitos se conectan al router y envían la señal de red a través de tu cableado eléctrico, de forma que cualquier enchufe se convierte en un punto de acceso a Internet. Siguen necesitando cables, pero pueden reducir drásticamente la complejidad de una instalación convencional. A tener en cuenta si vives en una casa de varias plantas.

Carga inalámbrica, ese pequeño gran avance

iphone x carga inalámbrica

La carga inalámbrica, por otro lado, sigue su evolución a pasos agigantados. Abanderada en tiempos por marcas como Nokia, que la estrenó en el antiguo Lumia 920, ahora se puede encontrar en numerosos teléfonos de gama alta. Sigue necesitando un cable para obtener electricidad, pero la ventaja es que no tendrás que conectar físicamente el móvil, reduciendo el desgaste de los puertos y simplificando la operación.

La carga inalámbrica es una de esas pequeñas mejoras que parece totalmente superficiales… hasta que se prueba a diario. Y ya no hay vuelta atrás. Marcas como Apple ya la han introducido hasta en sus relojes inteligentes y auriculares, pero la tecnología avanza a toda velocidad, y las empresas responsables de su promoción auguran futuras revisiones del estándar para alimentar incluso electrodomésticos. Así que quién sabe, tal vez tu próximo microondas ni siquiera necesite cables.

Pásate a una cámara de fotos inalámbrica (y olvídate de cables y tarjetas)

hogar sin cables

Ahora que muchas personas están planificando las vacaciones es hora de pensar en la cámara de fotos. Con sus portentosos sensores de alta resolución, los teléfonos móviles modernos han desplazado en gran medida a las antiguas cámaras compactas, pero todavía hay motivos para apostar por este tipo de aparatos. No solo brindan una mayor calidad que la del smartphone medio, sino que en algunos casos (como los modelos EVIL) permiten utilizar objetivos intercambiables e incluso imprimir las fotos en papel.

Los últimos modelos, además, incorporan conectividad inalámbrica. Esto significa que podemos pasar directamente nuestras fotos al teléfono móvil o PC para subirlas a las redes sociales o manipularlas usando filtros avanzados, manteniendo siempre una nitidez y unos ajustes de enfoque muy superiores. Las tecnologías de transmisión inalámbrica más habituales son el Wi-Fi y el Bluetooth.

Las cámaras de fotos inalámbricas tienen varias ventajas interesantes. Las principales son que nos evitan tener que llevar un cable extra en la mochila del portátil y que nunca más volveremos a perder una tarjeta de memoria porque nos la hemos dejado en la mesita del hotel cuando queríamos transferir varias fotos con más prisa de la cuenta. Como para pensarlo seriamente, más aún ahora que llegan las vacaciones de verano.

Corta los cables de tu home cinema

Por último, nos gustaría mencionar las posibilidades de los actuales sistemas de cine en casa. La mayoría de los televisores modernos soportan capacidad de transmisión inalámbrica de vídeo desde el teléfono móvil (y si no, ahí tenemos los Chromecast), haciendo posible reproducir contenidos desde un smartphone o PC en lugar de mediante un reproductor con cables. Asimismo, sus capacidades Smart TV hacen posible evitar el uso de decodificadores para acceder a infinidad de contenidos vía Internet.

El tema del audio es un poco más peliagudo. Numerosos fabricantes han intentado en el pasado crear sistemas de audio envolventes sin cables, pero hay un gran problema: al final hace falta un cable para proporcionarles alimentación, puesto que aún no se pueden cargar de forma inalámbrica. Así que la flexibilidad ganada al eliminar el cable de transmisión de audio es pequeña, limitándonos a poder moverlos allá donde tengamos un enchufe. Y eso es todo.

Este es uno de los motivos por los que se han popularizado tremendamente las barras de sonido. Capaces de ofrecer sonido envolvente sin necesidad de satélites traseros ni cables, ofrecen conectividad Bluetooth para acoplarse a cualquier televisor moderno o teléfono móvil, todo ello dejando el cable de conexión en la caja. Y aunque parezcan pequeñas, te aseguramos que tienen una potencia sorprendente. No es de extrañar que estén ganando terreno rápidamente a los conjuntos 5.1 de gama baja y media.

Portátil gaming HP Omen de 15 pulgadas

Si de lo que se trata es de sustituir un ordenador de sobremesa con un portátil de armas tomar, no sigas buscando. El HP Omen 15 brinda la potencia de toda una torre gaming en formato plegable, con un procesador Core i7 de alto rendimiento, 16 GB de RAM y su propia tarjeta GeForce GTX 1050. Potencia para trabajar y jugar a lo grande por el ajustado precio de 1.100 euros.

Portátil MacBook Pro de 15 pulgadas

macbook pro

Los seguidores del universo Apple tienen la gama Air si buscan la máxima portabilidad, pero si lo que se busca es trabajar con comodidad, no encontrarán nada mejor que el MacBook Pro. Y más concretamente el MacBook Pro de 15 pulgadas, que viene con una preciosa pantalla Retina y toda la versatilidad de la barra de tareas Touch Bar, que podremos utilizar para configurar todo tipo de accesos directos. Esta máquina de prestaciones profesionales cuesta 2.806 euros.

Combinación ratón + teclado Logitech

Disfrutar de una buena combinación de teclado y ratón inalámbricos no tiene por qué ser algo caro. De eso sabe mucho Logitech, que nos presenta este combo de tamaño completo por solo 37 euros. Entre sus ventajas, el uso de un único conector sin cables Unifying compatible con otros muchos periféricos de la marca suiza.

Impresora de tinta Wi-Fi HP

Hoy en día las impresoras de inyección de tinta cuestan casi menos dinero que sus propios cartuchos, pero es que hasta los modelos Wi-Fi pueden encontrarse por muy poco. Fíjate por ejemplo en el modelo multifunción HP Deskjet 3639, que viene con escáner y conectividad inalámbrica por solo 55 euros. ¿Se puede pedir más por menos?

Impresora láser Wi-Fi Samsung

Y si buscamos un modelo que dure como el conejito de Duracell, no encontraremos mejor tecnología de impresión que el láser. La Samsung SL-M2026w es un auténtico tanque alimentado con tóner que no imprime a color, pero tiene capacidad para imprimir cientos y cientos de hojas antes de cambiar de cartucho. Y gracias a su conectividad Wi-Fi, podrás ponerla en cualquier rincón de casa.

Router avanzado Linksys

El fabricante de equipos de red Linksys nos ofrece el WRT1900ACS, un router de prestaciones avanzadas con doble banda y compatible con el estándar 802.11b/ag/n/ac. ¿Que qué significa esto? Pues que es mucho más estable que cualquier modelo barato, mucho más rápido y encima ofrece una señal notablemente más clara. Imprescindible si estamos hartos del que nos regaló nuestra operadora. Cuesta 229 euros.

Puntos de acceso Google Wi-Fi

Google ofrece por su parte el nuevo Google Wi-Fi. Estos estilosos puntos de acceso inalámbricos de alto rendimiento han sido pensados para sustituir al clásico router y crear redes más amplias uniendo varias unidades, de forma que podremos tener Wi-Fi de gran calidad incluso en viviendas sumamente amplias o con varias plantas. Su precio es de 139 euros.

Adaptador PLC con Wi-Fi Devolo

Devolo, por su parte, tiene en su gama de adaptadores PLC el interesante dLAN 550. Este modelo que no solo permite enviar nuestra señal de red a través del cableado eléctrico de nuestra casa, sino que evita el uso de cables Ethernet ofreciendo en el adaptador su propio emisor Wi-Fi para conectar otros dispositivos inalámbricos. Todo un inventazo que cuesta 99 euros.

Cámara EVIL Canon con Wi-Fi

La Canon EOS M100 es una brillante cámara sin espejo ideal para aficionados, pero también para profesionales que buscan algo más pequeño para cuando no es posible llevar la DSLR. Sus 24,2 megapíxeles y la capacidad para utilizar objetivos intercambiables la convierten en una brillante opción para hacer nuestros pinitos en el mundo de la foto. Posee conectividad Wi-Fi y Bluetooth para transferir tanto imágenes como vídeos sin sacar la tarjeta y está rebajada a 449 euros.

Cámara instantánea Polaroid con Bluetooth

La Polaroid Snap Touch, por su parte, es un concepto de cámara inalámbrica totalmente distinta. De entrada, es instantánea, lo que significa que es capaz de revelar digitalmente nuestras fotos usando la impresora Zink integrada, pero es que además posee conectividad Bluetooth para enviarlas a nuestro teléfono en caso de que queramos añadir filtros adicionales o compartirlas por redes sociales. Tiene una resolución de 13 megapíxeles y cuesta 199 euros.

Teléfono móvil Samsung Galaxy S9

samasung galaxy s9

Es la estrella de los teléfonos Android. Con un elegante chasis de vidrio y metal, este dispositivo exhibe una enorme pantalla Super AMOLED de contraste desmedido y unas prestaciones de infarto gracias a su procesador Exynos de última generación. Y además, también se carga sin cables. El modelo de 64 GB sale por 849 euros.

Teléfono móvil Apple iPhone X

No solamente es el teléfono más potente del mercado y abandera el movimiento ultrapanorámico gracias a su pantalla casi sin marcos; además es uno de los primeros móviles de Apple con carga inalámbrica. El icónico iPhone X es una joya de teléfono que brilla con luz propia en el catálogo de la firma de la manzana y que tú también puedes lucir por 1.159 euros.

Base de carga inalámbrica Belkin

Hubo un tiempo en que los cargadores inalámbricos eran poco fiables y no muy asequibles. Pero hace ya mucho de eso. Belkin nos ofrece este asequible modelo compatible con la tecnología Qi y por tanto con los teléfonos de gama alta más recientes de Samsung y LG, pero también con los iPhone 8 e iPhone X. Vale 25 euros de nada.

Cargador inalámbrico vertical Ryval

El cargador Qi de Ryval es doblemente interesante, puesto que no solo permite depositar nuestro teléfono en vertical para poder observar el reloj durante la noche, sino que por su diseño también permite cargar fácilmente los relojes inalámbricos compatibles con esta tecnología. Su precio es de 38 euros.

Barra de sonido Bluetooth Yamaha

Si buscas una barra de sonido con calidad de home cinema y tamaño compacto, Yamaha te pone en bandeja la espectacular YAS-306. No solo ofrece compatibilidad con dispositivos Bluetooth, sino que también ofrece soporte para las tecnologías AirPlay (Apple) y MusicCast (el propio sistema de reproducción inalámbrica de Yamaha), por lo que cubrirás todas las bases posibles. Su precio es de 399 euros.

Barra de sonido Bluetooth Sony

Sony, finalmente, ofrece con la HT-SF200 80W una interesante propuesta de audio monobloque con capacidad 2.1 gracias a un subwoofer integrado en posición central. De pegada considerable (80 vatios de gran claridad), se puede conectar a cualquier dispositivo Bluetooth en las inmediaciones y tiene un precio de solo 199 euros.


Etiquetas: