Ya estás listo para la llegada del buen tiempo. Has encontrado nuevos pantalones cortos y camiseta en las rebajas, sacado lustre a las zapatillas y preparado tu nueva lista de reproducción. ¿Pero tienes ya unos auriculares para correr?

Escoger un modelo adecuado no debería ser muy difícil. De hecho, basta con tener claros algunos conceptos básicos. A fin de cuentas, debemos tener bien claro que no se trata de escuchar música en el tren, sino realizando una actividad física que impone una serie de exigencias que van más allá del vestuario.

Con esta pequeña guía pretendemos facilitarte las cosas, especialmente si eres corredor novel y piensas iniciarte en esto del running como propósito de año nuevo. Acompáñanos.

 Asegúrate de que son ligeros

auriculares para correr

Los auriculares de diadema pueden brindar una calidad acústica digna de los audiófilos más exigentes, pero cuando se trata de confort, tal vez debas dejártelos para cuando viajes en avión o quieras escuchar música en casa. La realidad es que pesan, y esa masa suspendida va a moverse y rebotar con cada paso que des.

Si bien es posible que al principio unos auriculares de diadema te resulten cómodos, cuando tus carreras pasen de los cinco a los treinta minutos te darás cuenta de que lo único que hacen es estorbar. Por eso nuestra recomendación es que compres unos buenos auriculares de botón o intrauriculares. El tipo concreto ya admite más variables.

Busca sobre todo que sean cómodos y cuenten a ser posible con fundas de silicona, puesto que el agarre al oído y la resistencia a los movimientos son factores fundamentales. ¡Lo último que quieres es perder uno nada más salir a la calle!

Un buen modelo a precio asequible es el Sony MDR-AS210B, que cuentan con unos aros para sujetarse a la oreja y son muy económicos gracias al uso del típico cable. Como alternativa inalámbrica te proponemos los Energy Sistem Earphones Sport 1.

No te olvides: esto va de sudar

auriculares para correr

Otro factor a favor de los auriculares de botón es el hecho de que vas a sudar. Mucho. Los auriculares de diadema no solo son más pesados, sino que normalmente poseen unas mullidas copas que tienden a recoger humedad. Tela y espuma se empapan fácilmente, mientras que el cuero tiende a descomponerse. Antes de que te des cuenta, estarán pelados y malolientes. Exactamente igual que los pies de un novato a comienzo de año.

Dicho esto, también hay auriculares exteriores y de diadema para deportistas. Hablamos de modelos especialmente resistentes y con sujeciones específicas para evitar su caída durante la realización del ejercicio. Resultan adecuados para las personas que no quieren introducirse el auricular en el oído y prefieren un sonido más espaciado.

auriculares para correr

Este tipo de modelos ya no son tan habituales como antaño, pero todavía hay dignos representantes como los Panasonic RP-HS47E-W. Con un precio de 9 euros, resultan además bastante económicos y muy adecuados para los novatos que no piensan parar a mitad de carrera para hacer unos burpees. ¿Buscas la máxima calidad y no te gustan los cables? Pues echa un ojo a los excelentes BackBeat Fit de Plantronics.

¿Mejor unos auriculares para correr con Bluetooth o con cables?

auriculares para fitness

Tanto si te ejercitas en el parque como si haces sesiones de acondicionamiento en el gimnasio, la ausencia de cables es siempre una opción a considerar. Es cierto que este tipo de auriculares requieren carga, pero puede ser preferible a tener que estar lidiando con cables enredados y tirones.

Si además de correr en la calle haces máquinas, seguramente ya estarás familiarizado con este problema. Los cables tienden a engancharse en cualquier parte y acabar por los suelos, pudiendo separarse directamente del auricular en sí mismo si usas un modelo de baja calidad.

auriculares para correr

Con esto dicho, hay un hecho innegable, y es que la tecnología Bluetooth aún no brinda la calidad acústica del cable. Esto se debe a que el ancho de banda de esta tecnología inalámbrica fuerza la compresión de la señal para enviarla desde el teléfono o reproductor multimedia a los auriculares, algo que hoy por hoy es inevitable.

¿Se nota mucho esta compresión? Depende de nuestro oído, la música que escuchamos y el entorno. También de la atención que prestemos a las canciones. Hay muchas variables que podemos considerar llegados a este punto. Y a la hora de la verdad, lo cierto es que la calidad acústica está más determinada por el tipo de auricular (interno o externo) y por la calidad del driver, particularmente si queremos algo para correr.

Si estás pensando en comprar unos auriculares que te sirvan para correr pero que al mismo tiempo proporcionen sonido de alta calidad para cuando escuches música en el autobús o estés en casa, unos Sennheiser CX 300-II Precision pueden ser unos excelentes compañeros de viaje.

Si por contra has llegado a la conclusión de que tu vida es más sencilla sin cables, unos Sony MDR-XB50BS te ayudarán a entrenarte sin miedo a tirar los auriculares al suelo cuando adelantes los brazos más de lo debido.

Los quieres para escuchar música, no coches

auriculares para correr

Las ciudades españolas se cuentan entre las más ruidosas de Europa. Esto es un hecho inevitable. El tráfico y la estrechez de las calles tienen mucho que ver, por lo que puede ser recomendable buscar unos auriculares con algún tipo de reducción de ruido si eres de los que prestan atención a la música para algo más que marcar el ritmo.

La tecnología más habitual de reducción de ruido es el uso de copas de espuma ultrandesa como las encontradas en los auriculares de diadema de gama alta (que no te recomendamos), seguida de las típicas fundas de silicona. Estas últimas hacen un buen trabajo, aunque no logran filtrar todos los ruidos. Lo cual puede ser positivo o negativo, dependiendo de la atención que puedas (y debas) prestar al tráfico.

auriculares para correr

Si no quieres saber nada del ruido, te recomendamos un modelo con cancelación electrónica de ruido. Esta tecnología básicamente emite unas ondas acústicas que anulan los ruidos externos mediante lo que técnicamente se conoce como una interferencia destructiva.

Actualmente no hay muchos auriculares económicos de botón e inalámbricos que incorporen cancelación de ruido, por lo que los Sunstech Wavepods son una opción a destacar. Por su concepción true wireless, además, son especialmente adecuados si buscas algo pequeño para salir de viaje.

Si por contra buscamos filtrar los ruidos indeseables sin anular totalmente el sonido ambiental, la solución es buscar un buen modelo con fundas de silicona. Los Vieta VHP-SB330BK son recomendables, puesto que además de ser inalámbricos ofrecen una cuidada ergonomía que favorece su fijación al oído. Cuestan 24 euros.

Manos libres, esa función indispensable de los auriculares para correr

auriculares para correr

Idealmente nadie nos cortará el ritmo durante una carrera. Y es que hay pocas cosas que den un bajón de endorfinas más grande que una interrupción en plena carrera. Sin embargo, es inevitable que tarde o temprano alguien nos llame cuando menos lo esperamos, por lo que nuestra recomendación es que busques unos auriculares con manos libres.

Esta función es cada vez más habitual, hasta el punto de que prácticamente todos los auriculares modernos Bluetooth la incorporan. Si encuentras un modelo que no tenga manos libres, posiblemente se trata de un producto de gama muy baja que no merece la pena. Descártalo.

Bluetooth con cable, con collar y true wireless: ¿qué es mejor?

La creciente popularidad de los auriculares deportivos y el creciente desinterés en los modelos con cable ha motivado la aparición de varios diseños inalámbricos con prestaciones interesantes. Podemos destacar tres: los auriculares Bluetooth con cable, los modelos de collar y los true wireless.

Los auriculares Bluetooth con cable se caracterizan porque los drivers izquierdo y derecho (los pequeños altavoces de un auricular, para que nos entendamos) están unidos por un cable. Esto proporciona una mayor seguridad durante los entrenamientos y permite colgarlos del cuello. Por contra, tienen un cable que puede o no enredarse dependiendo de cómo los guardemos. Un buen ejemplo serían los Beats X.

auriculares running

Los auriculares Bluetooth de collar son ligeramente distintos. Poseen cables, sí, pero además tienen los controles situados en una pieza flexible de gran tamaño que facilita enormemente su uso. Este collar también aloja una batería de gran capacidad, por lo que pueden tener una mayor autonomía. Además, son tremendamente seguros y casi imposibles de perder, por lo que son la opción favorita de los deportistas que vayan a entrenar con la mayor intensidad posible. Sin lugar a dudas, el diseño ideal para los runners empedernidos.

auriculares running

Por otro lado, los modelos de collar suelen son algo más voluminosos. También hay menos modelos a elegir, puesto que se trata de un diseño relativamente más reciente y novedoso. Dos buenas recomendaciones serían los Sony Neck Band y los flexibles Skullcandy INK’D, que se pueden enrollar para llevar cómodamente en el bolsillo.

auriculares true wireless

Por último tenemos los ya mencionados true wireless. Estos auriculares de botón carecen de cualquier tipo de unión entre ellos y cuentan cada uno con una batería independiente. Sus ventajas son su reducidísimo tamaño y el hecho de que su funda de transporte sirve de cargador. Esta comodidad, no obstante, implica que se pueden perder más fácilmente. Por este motivo resultan más adecuados para las personas con entrenamientos menos “movidos” o que buscan un uso mixto y poco intenso.

Debido a las exigencias técnicas que presentan este tipo de auriculares, generalmente se sitúan en las gamas media y alta. Sin embargo, hay algún que otro modelo asequible como los Energy Sistem Earphones 6, que además vienen con unos ganchos de silicona para fijarlos mejor a la oreja. Otra opción serían los diminutos Motorola VerveOnes.

En Tecnología de tú a tú| ¿Sales a hacer deporte? Planifica tus sesiones con tecnología


Etiquetas: