Las cámaras instantáneas son un elemento ideal para adentrarse en el mundo de la fotografía de un modo diferente. Nos permiten explotar nuestra creatividad sin necesidad de muchos elementos e, incluso, sin salir de nuestra ciudad o nuestro pueblo. Porque cada rincón puede ser especial (y fotografiable) con la mirada adecuada. Mucho más, si optamos por retratar el lugar donde vivimos con una cámara diferente y que aporte a nuestras imágenes un punto original, como una cámara instantánea.

La fotografía instantánea siempre ha estado presente en la historia de la imagen, pero ahora resurge con fuerzas gracias a la introducción de nuevas tecnologías, de dispositivos ligeros y muy atractivos. Se nos abren las puertas de las tomas tangibles; eso sí, con mayor calidad y posibilidades que antaño.

Hablamos de una fotografía que podemos compartir de verdad con nuestros amigos y que a la vez potencia nuestra creatividad. Poder imprimir las instantáneas en viajes o hacer uso de ella en un momento tan propicio para hacer fotos como es el verano, convierte nuestra experiencia fotográfica en algo muy especial.

Vamos a descubrirlo con Canon Zoemini S, la cámara instant más conectada.

Más que una cámara instantánea: 2 en 1

Canon Zoemini S

Una cámara instantánea como Zoemini S no es únicamente una cámara para hacer fotos, estamos ante un dispositivo todo en uno, que lo mismo resuelve cualquier necesidad fotográfica que te sirve para imprimirla. Sí, Zoemini S es también una impresora completamente portátil: aquí no hay cables ni enchufes.

Canon ha sabido entender las posibilidades del dispositivo y nos ofrece los mecanismos para relacionar a Zoemini S con las imágenes que tenemos en el teléfono móvil, así que las posibilidades se vuelven infinitas: podemos retratar en formato digital y analógico nuestros días en la playa o nuestros looks estivales más gamberros. Y, además, el formato de imagen instantánea nos permite crear sugerentes bodegones (tinto de verano mediante) para sorprender en nuestras redes sociales sin, siquiera, salir de casa.

Canon Zoemini S

Como cámara, Zoemini S es un modelo compacto, con un tamaño reducido y un sensor de 8 megapíxeles. Lo interesante es que cuenta con una óptica bastante angular, pensando en dos cosas: realizar fotografías de grupos y selfis. Para esto último, incorpora una superficie de espejo que nos permite encuadrar sin necesidad de una pantalla.

Selfis en la piscina, en la terraza con amigos, en una verbena estival… Cualquier ocasión es buena para sacar esta cámara instantánea de paseo y descubrir sus posibilidades. Además, las propias imágenes funcionan como un elemento con el que jugar y crear composiciones originales en entornos que no lo son tanto. Tu piscina de siempre puede parecer otra si dejas volar tu imaginación.

Zoemini S, Canon

Zoemini S pesa únicamente 188 gramos y es muy elegante en su diseño, ideal para llevarla siempre encima y retratar ese atardecer que ves a diario y que siempre te da un pellizco en el estómago. Con una foto que pasa de la cámara a tu mano en apenas unos segundos, esa magia se alarga en el tiempo y el espacio. Está disponible en tres colores: el negro mate de nuestra prueba, un blanco perla y un atractivo oro rosa.

¿Funcionamiento? No puede ser más fácil

Canon Zoemini S

Nada más conocerla por primera vez nos damos cuenta de que había una premisa principal a cumplir cuando se diseñaron las cámaras Zoemini, disponible también en el modelo C, más sencillo que el S: ser muy fáciles de usar.

La cámara no cuenta con pantalla, por lo que tendremos que mirar por el visor óptico para encuadrar. Básicamente, tiene un botón de disparo, otro para decir a la cámara qué formato de foto queremos imprimir y un tercer botón para indicarle que haga una nueva copia de la última imagen realizada. Esto último es especialmente útil: es muy habitual usarla para hacer selfis con amigos y al terminar vamos a querer al menos un par de copias.

Canon Zoemini S

Nos paramos un momento para conocer que el papel admite dos formatos de fotografía (2×2, 2×3), una aprovechando el tamaño completo del mismo, sin ningún tipo de borde, y otra en formato cuadrado, al más puro estilo Instagram. En este queda un espacio en blanco que nos puede servir para escribir fechas, dedicatorias, nombres… Las impresiones de Zoemini S se convierten en todo un detalle para regalar en esas vacaciones grupales.

Además, esta cámara cuenta con un lector de tarjetas Micro SD, donde ser guardan nuestras imágenes para que las podamos compartir en nuestro ordenador o teléfono. También tiene un selector con los tipos de funcionamiento que queremos para el flash, un puerto micro USB para la carga o el botón de apagado y encendido.

Selfies instantáneos

Canon Zoemini S

Es uno de los funcionamientos estrella de la cámara y una de las principales diferencias con el otro modelo, Zoemini C, que Canon tiene en el mercado. Tan elegantes y originales como útiles, el espejo y las señales de encuadre nos van a permitir realizar selfis con bastante facilidad.

El anillo blanco que rodea a la superficie reflectante es, en realidad, un flash compuesto por ocho luces de tipo LED. Nos permitirá iluminar la escena con dos tipos de intensidad: automático o relleno (para situaciones más oscuras) y será un elemento fundamental para fotografías nocturnas en verano, ya sea en un planteamiento más artístico o en uno de retrato.

Y si el teléfono es tu cámara…

Canon Zoemini S

… el combo que forman la cámara de tu móvil y la calidad de impresión de Zoemini S es fantástico. Desde nuestro smartphone contamos con múltiples opciones para editar las imágenes y, de nuevo, dar rienda suelta a nuestra creatividad. Una vez terminado el retoque, las podemos mandar a la impresora portátil para conseguir unas instantáneas de mucha calidad.

La forma de relacionar el teléfono con Zoemini S es muy sencilla: a través de Bluetooth y la aplicación Mini Print de Canon, disponible tanto en Android como en iOS. De nuevo, nos encontramos con la prioridad en la sencillez para realizar cualquier operación.

Solo tenemos que conectar el Bluetooth en ambos dispositivos y hermanarlos. Al abrir la aplicación, encontramos cuatro iconos u opciones principales:

Canon Zoemini S

  • Imágenes de tu galería. Es decir, nos moveremos por todas las fotos que tenemos guardadas en el teléfono. Al seleccionar una, nos envía a una pantalla de edición donde la imagen se encuadra en las proporciones de foto que puede imprimir Zoemini S. Allí podremos cambiar parámetros, incluir sticks o frases. Con un simple botón la mandamos a imprimir.
  • La cámara de tu móvil. Directamente nos abre la interfaz de nuestra cámara, pudiendo cambiar entre frontal y principal. También podemos realizar las ediciones comentadas en el punto anterior y mandar a imprimir directamente.
  • Redes sociales. Si relacionamos la aplicación con redes como Instagram o Facebook, tendremos acceso directo a las imágenes que allí hemos compartido. ¿Unos stories de Instagram diferentes y con un punto analógico? Son posibles con Zoemini S. También podemos asociar el dispositivo a servicios en la nube especializados como Google Fotos y Dropbox.
  • Disparo remoto. Por último, tenemos la posibilidad de realizar cualquier función de  Zoemini S desde el teléfono y de forma remota: desde disparar a cambiar el formato o el flash. ¿Te haces a la idea de las muchas posibilidades que esto te ofrece? Desde una sesión de autorretratos hasta un paseo por tu ciudad buscando los espacios más llamativos y retratándolos de noche y de día, para comprobar su diferencia.

Canon Zoemini S

En todas las opciones, como paso previo a imprimir, podemos guardar las imágenes en el teléfono, publicarlas en nuestras redes sociales o personalizarlas y añadirles filtros y otros efectos gracias a la aplicación Canon Mini Print, lo que nos lleva al siguiente apartado.

Multiplica las posibilidades con Canon Mini Print

La fotografía es un arte, pero también lo es la edición, que puede dar a las imágenes un aire totalmente nuevo. Y muy divertido. Con la aplicación Canon Mini Print, disponible en App Store y Google Play, podemos vincular la cámara instantánea a nuestro smartphone o tablet y, así, retocar las imágenes con filtros, marcos, viñetas, dibujos y textos. Una imagen (personalizada) vale más que mil palabras.

Canon Zoemini S

Esta app, además, nos permite que Canon funcione como una impresora y podamos descargar cualquier imagen de nuestras redes sociales o teléfono para darle un aire diferente y transformarla en una fotografía física.

¿Cómo es el papel? Piensa en Zink

Es lógico tener curiosidad ante una fotografía que obtenemos en formato físico. ¿Cómo funciona un sistema que produce impresiones sin borrones, bastante resistentes e impermeables? Allá vamos.

Canon Zoemini S

La impresora que incorpora Zoemini S imprime con tecnología Zink, lo que significa que no se utilizan cartuchos para dibujar nuestras fotos: en su lugar se emplea un papel con capas sensibles al calor con tintes magenta, cían, y amarillo.

Con diferentes impulsos de calor, en duración e intensidad, se generan los diferentes colores. Su tamaño es reducido, exactamente de 5 x 7,6 centímetros, lo que convierte a cada impresión en un recuerdo para guardar en cualquier lugar e, incluso, convertirlo en un elemento de decoración: cada imagen se imprime en papel autoadhesivo.

La resolución es bastante buena para su tamaño, 314×600 ppp, como se puede apreciar si la miramos muy de cerca:

Canon Zoemini S

Por su parte, el sistema de introducción de los papeles Zink también es muy sencillo, pues únicamente hay que abrir la tapa trasera y colocarlos en el espacio que queda libre, con la zona a imprimir mirando hacia nosotros. No hay problema porque les dé el sol mientras las introducimos.

En el interior de Zoemini S caben diez instantáneas y, por tanto, diez oportunidades de dar rienda suelta a nuestro lado más creativo: desde composiciones en la playa hasta bodegones con las impresiones fotográficas como elemento principal.

Canon Zoemini S

¿Cuánto tarda en imprimir?

Dentro de la cámara caben diez instantáneas Zink y, a la hora de imprimir, emergen de la ranura en apenas unos 25 segundos. No tendremos que esperar a revelados o procesos más complejos, tal y como podemos ver en este GIF:

Canon Zoemini S

Un poco de inspiración

Con Zoemini S no pensamos tanto en fotografía profesional como creativa, desenfadada, alegre, juvenil y muy millennial. El resultado final es una imagen ideal para regalar, decorar, para crear formas con ellas e incluso para pegar en paredes, cuadernos o teléfonos, pues su superficie trasera se retira para convertir la instantánea en un adhesivo.

Crear formas y mosaicos es algo que nos ofrece Zoemini S en su modo collage, que realiza la propia interfaz de la aplicación móvil. Así, podemos dividir una imagen original en 4 o 9 trozos que, una vez impresos, conforman la imagen completa.

Canon Zoemini S

Esta funcionalidad despliega todo un abanico de posibilidades, de opciones creativas, de usos de esas imágenes adhesivas que nos serán muy útiles para el día a día y para crear un recuerdo de nuestro verano singular y tangible. Podemos, por ejemplo:

  • Pegar una imagen del producto que contiene una caja, así no tendremos que abrirla. Imaginad decenas de cajas de zapatos apiladas: con una foto pegada en el exterior arreglamos la situación de caos zapatero.
  • Colocar un retrato en un regalo para que sepa que es el destinatario. En lugar de su nombre, será mucho más especial si se encuentra a él mismo.
  • Crear un álbum de fotos de una etapa (desde el verano hasta un campamento o unas vacaciones) con textos e imágenes adheridas. La misma idea nos puede servir para un diario, que podemos ilustrar con nuestras instantáneas.

Canon Zoemini S

  • Aprovechando que cada papel Zink es una pegatina, nos encontramos con una forma ideal de forrar carpetas, cuadernos o cualquier otra superficie de aquello que vayamos a llevar siempre encima. Es un formato muy ochentero, pero también muy especial.
  • Pegar fotografías de viajes en la localización que le corresponda de un mapa que tengamos colgado en la pared (o que creemos nosotros mismos). También podemos diseñar un mapa de nuestra ciudad en el que pegar nuestras fotografías en los sitios que más nos gusten: una cafetería, un parque o un monumento. Un formato ideal, también, para regalar.
  • Pueden convertirse en un recurso de decoración bonito, tanto en paredes como colgadas en una pequeña cuerda, con clips o mini pinzas.

Canon Zoemini S

Canon Zoemini S

La Zoemini S (179€) es una cámara instantánea todo en uno, ideal para aquellas personas que quieran captar, imprimir y compartir sus fotos al instante. Cuenta con un sensor de 8 megapíxeles y tecnología de impresión Zink con papel autoadhesivo (5,1 x 7,6 cm). Destaca también por su espejo en la parte frontal para facilitar los selfies, con flash anular, y la posibilidad de disparo a distancia a través de la app Mini Print.

comprar

Imágenes | Kote, Canon


Etiquetas: , ,