En ocasiones, el navegar por navegar por la red de redes permite encontrar gente con unas capacidades y niveles en su campo dignas de admiración. Ya sabéis de mi afición por las rarezas y virtudes que nos brinda internet si de vez en cuando le dedicamos un tiempo prudencial a la búsqueda de cosas extravagantes.

En este caso sorprende el manejo de las artes fotográficas y su posterior manipulación por parte de Erik Johansson, un auténtico artista de nueva generación que recrea fotos absolutamente surrealistas, geniales e inimaginables que más de un publicista debería reutilizar para anuncios innovadores.

Hay que disfrutar ampliamente de su web, en la que sus trabajos llenan las retinas con imágenes que no nos hararemos de comentar con conocidos y extraños. Incluso se puede ver su evolución y mejora al tener clasificados los trabajos por años, sin duda algo para recordar.


Etiquetas: ,