Retratar tu próxima aventura de vacaciones no debería tener como límite la orilla de la playa o el borde de una piscina. Muy posiblemente vas a pasar muchas horas dentro del agua en las próximas semanas y podrías aprovechar fotográficamente ese nuevo escenario.

Lo sabemos, no es aconsejable acercar al agua cualquier tipo de dispositivo electrónico, a menos que esté claramente diseñado para ello. Afortunadamente nos vamos encontrando con cámaras especialmente dedicadas a estas lides, como las de acción, las compactas todo terreno, incluso alguno de nuestros preciados teléfonos móviles.

¿Qué nos interesa más? Si lo que quieres es hacer fotos sin miedo al agua e iniciarte en el noble arte de la fotografía submarina, con cámaras que no tengan problema en sumergirse por debajo de los 5 metros de profundidad, entonces tienes que elegir dispositivos dedicados. Una cámara todoterreno compacta es la mejor elección.

 

fotografia acuatica

Ok, existen cámaras de acción que son pequeñas y robustas, pero su diseño está claramente orientado a la grabación de vídeo. Cuando vemos las imágenes que hemos tomado con ellas siempre nos queda la sensación de que hay distorsión, que con una cámara convencional hubiéramos obtenido resultados más agradables o con más definición.

Si vamos a hacer cosas serias debajo del agua también deberíamos obviar a los teléfonos móviles resistentes, diseñados para aguantar chorros de agua o inmersiones leves, pero no para ponernos a hacer un reportaje decente y sin miedos.

Otra virtud de las compactas todo terreno es la resistencia a golpes y todo tipo de inclemencias. Todos los modelos que han sido creados pensando en poder ser sumergidas, también son especialmente resistentes a caídas, polvo o condiciones de congelación.

 

Qué le pedimos a una cámara compacta acuática

Claramente las compactas todo terreno van a ser la opción más cómoda por tamaño y ligereza, al tiempo que nos ofrecen una calidad de foto y vídeo al nivel que necesitamos. Todo ello sin el miedo de que pasemos más tiempo del debido bajo el agua, a bastante profundidad. También se nos antoja un dispositivo ideal para usar en familia en la playa y en la piscina, en nuestras manos o en la de los más pequeños de casa, y es que su resistencia nos da mucha tranquilidad.

Eso sí, tenemos que mirar unas especificaciones mínimas para conseguir unos resultados al mejor nivel fotográfico. Apostaríamos por cámaras con al menos 16 megapíxeles de resolución, que cuente con estabilización en la óptica y un rango focal que nos permita cubrir todo tipo de situaciones: de gran angular a teleobjetivo.

fotografia acuatica

No necesitamos gastar demasiado

No necesitas gastar miles de euros para realizar fotografía submarina o con alta exposición al agua. Obviamente hay equipamiento profesional que puede superar esas cifras sin problema, pero nosotros queremos presentaros a la cámara compacta como una alternativa asequible y de calidad.

Por 130 euros podemos conseguimos modelos como la LUMIX DMC-FT30 de Panasonic, que cumple con todas las condiciones que hemos ido describiendo a lo largo del artículo. Otros marca que trabaja este campo con modelos interesantes es Nikon, podemos destacar a la más asequible Coolpix W100 o la más potente Coolpix W300.

La podríamos acompañar de un trípode portátil que a su vez es vara de extensión, también con una funda protectora para cámaras compactas. No nos podemos olvidar de tarjetas de memoria o de accesorios más especiales como pueden ser: boyas, por si se nos escapa de las manos que suba sola a la superficie; también iluminación artificial y sumergible.

fotografia acuatica

Siete consejos para iniciarte en fotografía acuática

1. Ante todo seguridad

La primera regla ante la fotografía en el agua es la seguridad, lo principal es tener todo controlado antes que disparar con la cámara. Tenemos que saber bucear en el caso de mar y piscinas, si la marea es fuerte, también sepamos asumir ese riesgo.

Si tenemos todo controlado por nuestra parte, tengamos en cuenta que la cámara es un bien que podemos perder, así que una buena idea es mantenerla atada a nosotros de alguna manera.

2. Practica fuera del agua

fotografia acuatica

Es muy importante conocer cómo funciona nuestra cámara, situarnos ante diferentes condiciones y tipos de fotografía (macro, angular). Una vez que nos hayamos hecho con los controles y la forma en la que actúa nuestra cámara en la superficie, nos será más fácil adentrarnos en el agua.

3. Agua calmada

Si vas a fotografiar dentro del agua, la claridad de la misma es esencial. Si estás en un lugar en el que las corrientes y la marea son fuertes, posiblemente la visión sea más sucia. Prueba e identifica lugares o momentos del día en los que está todo más tranquilo.

4. Acércate

fotografia acuatica

Nunca uses el zoom digital, si fuera del agua suele ser poco efectivo, peor es en el interior. Acércate bastante a lo que quieras fotografiar, todo lo que esté más allá de medio metro se empieza ver difuso y es que el agua reduce el color, contraste y detalle de cosas que estén a la misma distancia en el exterior.

Es muy posible que los resultados que consigamos dentro del agua estén carentes de contraste y color, por esto es bueno conocer un poco de retoque digital y procesar las imágenes incrementando esos parámetros a nuestro gusto.

5. Juega con la luz

El agua es un filtro impresionante de la luz del sol, que además se come el color rojo, cuanto más profundo más azul saldrá todo. Si queremos mantener colores naturales, tenemos que estar cerca de la superficie o utilizar iluminación artificial.

Por esto es recomendable que lo que fotografiemos esté a menos de seis metros y con el sol bien posicionado, bien sea sobre nosotros o a  nuestra espalda, dependiendo del tipo de efecto que queramos conseguir.

6. Utiliza el flash

fotografia acuatica

Como habréis podido imaginar, el flash en este tipo de fotografía es importante. En fotos a un metro de distancia del sujeto nos vendrá bien, añadiendo color a las tomas. A distancias más lejanas empieza a perder sentido.

Cámaras como la Panasonic FT30 nos dejan accionar el flash como si de una antorcha se tratara. Útil tanto en foto como en vídeo, incluso como linterna.

7. Cambia la perspectiva

Para obtener composiciones atractivas, si no tenemos miedo a sumergirnos, bajamos a un nivel inferior del sujeto y disparamos hacia arriba. En ese ángulo ascendente conseguiremos darle dramatismo a la toma ya que la luz estará en la superficie y contrastará con nuestro modelo.

fotografia acuatica

Un recurso muy interesante en la fotografía acuática es el de realizar media foto fuera del agua y la otra dentro, el resultado es muy llamativo como podéis ver en la imagen anterior.

Encuentra tu cámara acúatica en El Corte inglés

Panasonic Lumix FT30

fotografia acuatica

La mejor cámara acuática es aquella que te permite tomar fotos donde otras no. La Panasonic Lumix FT30 es el mejor ejemplo, ofreciendo mucho por un precio muy contenido: se sumerge hasta 8 metros, 16 megapíxeles, estabilización óptica, un zoom de 25 a 100mm.


comprar

Nikon CoolPix W100

Nikon Coolpix w100

A la CoolPix W100 de Nikon puedes sumergirla a una profundidad de hasta 10 metros, es además resistente a golpes y caídas de hasta 1,8 metros de altura. Cuenta con un sensor de 13,2 megapíxeles, sistema SnapBridge para asociarse a tu teléfono móvil, e incluye una mochila en el pack de compra.


comprar

Nikon CoolPix W300

Nikon Coolpix W300

En un nivel superior tenemos a la Nikon CoolPix W300, resistente al agua a una profundidad de hasta 30 metros, sin ningún tipo de carcasa. Cuenta con un sensor retroiluminado de 16 megapíxeles, una óptica muy luminosa con apertura f/2,8 y un zoom óptico que cubre el rango de 24 a 120mm. También es interesante conocer que graba vídeo en formato 4K.


comprar
Imágenes Oliver Sjöström | Li YangLinus NylundJanis Karkossa | Jeremy Bishop

 

En Tecnología de tú a tú| Todo lo que puedes hacer con las cámaras deportivas donde los smartphones no llegan


Etiquetas: ,