Siendo muy respetuosos por este arte tan complicado, podemos decir que la fotografía de paisaje es una de las más accesibles y al mismo tiempo de las más atractivas, así que no es extraño que sea una puerta de acceso a este maravilloso mundo. No importa a que rinconcito del planeta vayamos, siempre vamos a encontrar escenarios singulares que merecen una foto; cada fotógrafo lo hará con la técnica y calidad que es capaz de conseguir, lo importante es que se quedará con su propia interpretación del lugar.

Si nos paseamos por sitios especializados en fotografía, en la red, nos podemos sentir abrumados por la cantidad de imágenes que hay etiquetadas bajo esta disciplina. Nos parece una ocasión estupenda para aprender más sobre ella con algunos consejos e invitaros a conocer el mejor equipamiento disponible en el mercado.

Si quieres aportar tu granito de arena en esta actividad y cambiar impresiones sobre la fotografía con cámaras CSC, os invitamos a leer nuestro artículo y participar en comentarios. Vamos primero con las herramientas necesarias:

Elige el mejor equipo

La cámara: una CSC

fotografia de paisaje

La parte esencial en esto de hacer fotos es la cámara, invertir en ella es invertir en una base sólida para poder construir una experiencia que se puede convertir en pasión. Con esto no estamos diciendo que haya que gastar más dinero para ser mejor fotógrafo, pero sí que hay que partir de un punto concreto si queremos llegar a hacer cosas importantes.

Para la fotografía de paisaje, sobre todo si la vamos a realizar en viajes, cuanto más liviano sea el equipo, más cómoda va a ser la experiencia y más ganas tendremos de repetirla.

Estamos hablando por tanto de buscar calidad y ligereza en un mismo sistema. Creo que la mejor solución del mercado la vamos a encontrar en las cámaras CSC, también llamadas sin espejo o cámaras Evil.

Una cámara CSC actual te va a ofrecer la misma calidad en foto y vídeo que una réflex, y la misma capacidad de control, ahorrando algo de peso y tamaño

Es cierto que hay objetivos de calidad que son generosos en tamaño y que no todas las CSC son minúsculas, pero en líneas generales son el producto compacto que más calidad nos va a ofrecer.  Además, todas las principales firmas fotográficas están trabajando este tipo de cámaras con prioridad, aquí no hay dudas sobre su futuro.

fotografia de paisaje

Nos gustaría proponer algunos ejemplos que cuadran con lo descrito: en un primer escalón de precio nos podemos enamorar de una pequeña Panasonic GX80; subiendo el presupuesto tenemos acceso a cámaras con un sensor mayor, como la Fujifilm XT20 junto a un objetivo 18-55mm. En las cámaras CSC también hay espacio para el sensor de tamaño completo, como demuestra la familia Sony A7.

Ventajas adicionales en una cámara CSC sobre una réflex:  el visor electrónico nos permite ver prácticamente cómo van a quedar las fotos antes de disparar, de hecho podemos hacerlo a plena luz del día, sin los molestos reflejos que encontramos en la pantalla principal.  Otra cosa que podemos comprobar es la zona de enfoque con el Focus Peaking, un sistema que nos dibuja – la zona enfocada – con un color llamativo.

Los objetivos: prioridad gran angular

fotografia de paisaje

Aunque hay fotógrafos muy intrépidos que saben sacarle jugo a cualquier objetivo, tenemos que ser prácticos y recomendar un objetivo de tipo gran angular para nuestra fotografía de paisaje. Cuanto más escena podamos captar, más fácil será componer y recortar a nuestro antojo.

Es cierto que hay objetivos fijos que nos ofrecen gran calidad, pero si estamos hablando de fotografía de viaje lo más certero es ir a por un objetivo zoom que tenga al mismo tiempo ese angular que buscamos. El zoom siempre va a ser una herramienta que nos da versatilidad, y hoy en día en todos los sistemas podemos encontrar uno de gran calidad.

Si te atreves a llevar un par de objetivos en el viaje, una vez elegido el que nos sirva de gran angular, nos complementaría bastante un zoom largo que nos ofrezca la visión del teleobjetivo.  Con él podremos pararnos en detalles específicos del paisaje.

El equipamiento: trípode, memorias y baterías

fotografia de paisaje

No es 100% necesario pero siempre ayuda. Un buen trípode es la herramienta más interesante entre todo el equipamiento que podemos elegir para acompañar a nuestra cámara.

Podremos hacer fotografía de paisaje de una forma más sosegada, con la estabilización que no podemos conseguir con las manos, y la seguridad de que esté bien sujeta.

Sí es un elemento vital si vamos a hacer fotografía con poca luz o de larga exposición. En todo caso, como hablamos de ir cómodos, tendremos que encontrar opciones que soporten bien una cámara CSC y al mismo tiempo pesen y ocupen poco.

Si vamos a hacer sesiones largas de fotografía y no queremos tener problemas con la autonomía, no olvidemos que contar con alguna batería más para nuestra cámara nos vendrá perfecto. Nos olvidamos de cargar, solo cambiar y seguir fotografiando.

Lo mismo ocurre con la capacidad, especialmente si vamos a registrar vídeo al tiempo que hacemos nuestra fotografía de paisaje: llevar tarjetas de memoria adicionales no es un gran desembolso y apenas ocupan lugar.

Planea el día fotográfico

Planificamos un día antes

fotografia de paisaje

Hay mucho de suerte en esto de la fotografía, pero conocer dónde vamos a ir y cómo lo vamos a hacer siempre nos va a facilitar las cosas.  Nunca está de más visualizar lo que vamos a encontrarnos antes de llegar, lo podemos hacer con Google Imágenes o webs especializadas como Flickr o 500px.

Cosas tan importantes como saber dónde se encuentra el sol en cada momento, el tiempo meteorológico que vamos a tener, o las rutas que vamos a seguir. Para esta planificación siempre tenemos a Google y aplicaciones dedicadas en nuestro móvil, destacando entre ellas Photopills .

Ya que estamos con la planificación, podemos preparar la mochila con los elementos que vamos a utilizar, aquellos que seguro van a ser necesarios. No os olvidéis de limpiar objetivos y cargar baterías.

También es un buen momento para configurar la cámara, o al menos darle un repaso a las principales funciones que vamos a utilizar, con la intención de llegar y tocar lo mínimo para que las imágenes salgan bien y a nuestro gusto. A continuación os damos algunos consejos:

Configura tu cámara

fotografia de paisaje

En el mundo de la fotografía, todo lo que podamos adelantar es bienvenido. Hay quien controla su cámara como una extensión de su cuerpo, pero para el que no, nunca está de mas un repaso previo. Podemos echar un vistazo a los modos de uso que vamos a utilizar, colocar los parámetros básicos que vamos a necesitar y recordar cómo se modifican. Vamos a ver algunos de los puntos principales:

  • Modo de exposiciónPara una fotografía de paisaje normal casi cualquier modo nos vendrá bien, desde el manual al automático, aunque posiblemente optaría por darle prioridad a la apertura, y que el resto de parámetros los elija la cámara para garantizarnos una buena exposición.
  • Velocidad. Va a depender un poco de si llevamos trípode o no, de la estabilización que tienen nuestra cámara y objetivos, o de las condiciones de la escena. Para una toma normal dejaría que la cámara trabaje por nosotros este parámetro.
  • Apertura. En este tipo de fotografía vamos a querer que la mayoría de elementos en imagen aparezcan bien enfocados, creo que jugar con aperturas por encima de f/11 sería lo ideal, siempre que no entremos en problemas de difracción.
  • ISO. Cuanto más baja sea la sensibilidad, menos ruido tendremos en la imagen. Apostaría por moverme entre 100 y 200 ISO, desde ahí iría subiendo si la situación realmente lo requiere. De nuevo tenemos que pensar que las cámaras son bastante inteligentes, sabrán adaptar el mejor valor.
  • Balance de blancos. Las cámaras modernas tienen un modo automático de balance de blancos del que nos podemos fiar bastante, pero en el caso de situaciones especiales como puestas de sol o amaneceres, no está de más que juguemos con las diferentes opciones que nos proponen: a lo mejor nos encontramos con un perfil de color y definición de los elementos que puede hacer cambiar bastante la fotografía de paisaje.
  • Formato de imagen. Dispara en RAW, no tengas miedo a jugar con la edición de las imágenes. Si realmente quieres resultados especiales vas a tener que aprender un poco sobre los parámetros de edición, pero te merecerá la pena.

Comienza temprano tu día fotográfico

Dormir bien y levantarnos temprano nos garantiza un mejor estado físico para afrontar el reto fotográfico, al mismo tiempo tendremos una mayor probabilidad de afrontar horas de luz especiales, como el amanecer.  Si podemos descansar y llegar a cerrar el día cámara en mano, con la puesta de sol tendremos otra gran oportunidad de que la luz natural nos ayude a pintar una escena bonita.

También es importante conocer que si vamos a sitios turísticos muy concurridos, cuanto menos gente haya por allí mejor será para el desempeño de nuestra fotografía de paisaje. Lo dicho, planifica con antelación y levántate temprano.

Vamos a hacer fotos

No existe una regla mágica, ni las que están establecidas te van a garantizar que te guste el resultado, pero teniendo en cuenta algunos puntos que se repiten en la fotografía de paisajes, vamos a encontrar un camino para aprender:

La composición

Iceland_JesseEchevarria-27.jpg

Tengamos mejor o peor equipo, hayamos planificado con mayor o menor detalle, al final vamos a hacer fotos, así que toca pensar en lo que hay delante de nuestra cámara en ese justo momento, en las composiciones posibles. Recuerda que una buena iluminación y una buena composición son los dos principales argumentos para una imagen atractiva.

Intentemos jugar con la simetría de los elementos, con algún tipo de orden que resulte atractivo y que todos ellos queden bien definidos. En la imagen anterior bien podríamos haber hecho la foto de pie, pero así añadimos dramatismo.

El horizonte

cómo bailar el viento

A post shared by Kote (@kotecinho) on

En la fotografía de paisaje un punto de referencia clave es el horizonte. Siempre podremos arreglar cosas en edición, pero si de partida lo tenemos bien alineado horizontalmente, mejor que mejor. 

A partir de ahí tenemos que ver si los elementos que van a jugar en la imagen nos van a hacer subir o bajar esa línea del horizonte.

El cielo

El cielo sobre la Base Naval de Rota

Una vez identificado el horizonte y cómo lo vamos a utilizar, vamos a tener en cuenta el cielo como uno de los elementos dominantes de la imagen. Si no es aburrido y aporta dramatismo a la imagen final, podemos afinar la composición para que se vea mejor.

También será importante registrarlo con calidad – grabar en RAW, usar filtros polarizadores -, de forma que en la fase de edición podamos darle más valor. 

Referencias de tamaño

fotografia de paisaje

Cuando introducimos elementos reconocibles en un paisaje, nos damos cuenta del tamaño real de la escena. Imaginaos registrar unas dunas, si aparecen en ellas personas, al momento entenderemos las escalas, tendremos referencias de cómo es el sitio y la inmensidad nos parecerá atractiva.

Movimiento

fotografia de paisaje

Si tienes ante ti una escena con movimiento, como puede ser una cascada o luces de coches en una carretera, quizá te interese jugar con la velocidad del obturador para mostrar parte de ese movimiento.  Aquí será necesario un trípode y para situaciones concretas jugar con filtros ND, que nos ayudarán a conseguir velocidades de obturación más lentas.

Líneas

fotografia de paisaje

Si el horizonte y las nubes no son algo atractivo en nuestra imagen, puede que haya otras líneas importantes a tener en cuenta y debamos jugar con otras perspectivas. Buscaremos líneas que acomoden elementos importantes en la imagen, o que dividan en profundidades la misma.

Cambia, prueba

La fotografía digital nos ha traído eso de positivo, podemos probar cuánto queramos. No te vayas de un lugar sin haber jugado con diferentes perspectivas y puntos de enfoque, registrando si es posible cambios en elementos que se mueven. Una vez en casa podrás valorar tranquilamente qué es lo que más te gusta en realidad y estará mejor preparado para una situación que se puede repetir en el futuro.

No hemos terminado

fotografia de paisaje

Puede que este sea el punto final para muchos, pero invito a todo aquel que realmente quiera mejorar su fotografía a pasar a la segunda parte del juego: el procesado y retoque. No estamos hablando de convertirnos en profesionales, ni darle más peso a esto que a aprender a controlar tu cámara, pero si tenemos ficheros RAW a mano nos vamos a sorprender con las imágenes que podemos conseguir tocando varios parámetros básicos.

Selecciona tus imágenes, interpreta cuáles son las que más te gustan y compártelas en entornos con gente interesada en la materia. La crítica y opinión te ayudará a entender muchas cosas, también ver lo que hacen otros fotógrafos.

Cada experiencia fotográfica que tengamos es un paso más en nuestro aprendizaje, aquí siempre hay camino por avanzar y nuevas montañas que encontrar.

fotografia de paisaje

El primer amor con la fotografía para muchos ocurrió tratando de retratar un escenario de nuestro lugar de origen, en unas vacaciones. No dudéis en dar el primer paso, quedaréis atrapados.

Agradecimientos al fotógrafo de paisaje Jesse Echevarría por permitirnos ilustrar este artículo con su trabajo

En Tecnología de tú a tú| 11 trucos para mejorar tus fotos en la playa sin mucho esfuerzo


Etiquetas: ,