La fotografía se ha convertido en un hobbie para muchos de nosotros. Cada vez es más habitual ver a gente con cámaras, ya sean compactas, réflex o EVIL, un formato que a día de hoy está dando mucho de qué hablar y que ya os contamos algunas semanas atrás. Sin embargo, aunque se trate de una afición, la fotografía va más allá de la propia cámara en sí y alrededor de ella nos encontramos un gran abanico de accesorios.

Llegadas estas fechas tan especiales si tenemos un ser querido que ame la fotografía no hay mejor regalo que un accesorio para su cámara. Hay mucho donde elegir, por eso en Tecnología de tú a tú hemos querido hacer una pequeña selección para ayudaros a la hora de elegir un accesorio para regalar.

Fundas, imprescindibles para protegerla de arañazos y golpes

Aunque algunas cámaras cuentan con cuerpos muy resistentes hay golpes que pueden darnos más de un disgusto. Para evitarlo tenemos a nuestra disposición todo tipo de fundas de todo tipo de materiales y colores. Normalmente las de neopreno son más económicas y protegen bien de cualquier caída y de la humedad. Si en cambio queremos un punto de calidad hay algunos fabricantes que cuentan con modelos de piel.

Normalmente encontraremos fundas en función del modelo de nuestra cámara, aunque también existen genéricas para las cámaras compactas. Debemos de asegurarnos de que sean del tamaño justo, ni muy ajustadas ni demasiado holgadas y que la cámara no se mueva mucho dentro de ella. El precio varía mucho en función del material principalmente.

Mochilas, para llevar la cámara réflex a todas partes

Aunque existen fundas para cámaras réflex, la mejor opción es una mochila. No una mochila cualquiera eso sí. Existen modelos diseñados especialmente para transportar cámaras, que sean cómodas de llevar y lo más importante: que protejan bien nuestro equipo.

Normalmente estas mochilas vienen siempre con diferentes espacios separados para poner cada cosa en su sitio: la cámara, los objetivos, las tarjetas de memoria, el flash… Si le gusta salir a hacer fotografía y siempre lleva su cámara réflex encima, una buena mochila es fundamental.

Tarjetas de memoria, para no olvidarse de nada

Tarjetas SD, MMC, Memory Stick…si buscamos una tarjeta de memoria es conveniente saber qué formato usa la cámara que la va a utilizar. No todas utilizan la misma por lo que es vital conocerlo a la hora de regalarlo. Lo primero que debemos de mirar siempre es la capacidad de almacenamiento y la velocidad de escritura.

Este último dato es importante porque a más velocidad, menos tiempo tardarán en guardarse los datos. Algo muy importante si por ejemplo tenemos una cámara que graba vídeo, en el caso de las réflex en concreto este factor cobra mucha importancia. Si además queremos lo mejor de lo mejor, algunas tarjetas como las SD cuentan con modelos que incluyen un chip inalámbrico con el que podemos enviar las fotografías a nuestro ordenador sin necesidad de utilizar cables.

Flash, para darle un toque de luz a nuestras fotografías

Más allá de utilizarlo para dar un golpe de luz y hacer fotos en sitios cerrados o con poca luz, un flash puede ser muy útil en todo tipo de situaciones. Especialmente para rellenar espacios y que nuestras fotos sean todavía mejores. Existen bastantes modelos en el mercado, normalmente asociados a los grandes fabricantes. Un buen accesorio para este accesorio, valga la redundancia, es un mando a distancia, ideal para colocar el flash en otro sitio que no sea la zapata de la cámara.

Trípodes, cuando el pulso no es suficiente

Aunque la fotografía a veces puede ser muy creativa con el concepto de lo vertical y lo horizontal muchas veces queremos que nuestras fotos salgan rectas. El pulso a veces es traicionero y no hay mejor forma de solucionarlo que con un trípode. Además, no son sólo útiles para ello, sino también cuando necesitamos hacer una foto con el obturador abierto durante más tiempo de lo normal.

A la hora de comprar uno tenemos que fijarnos bien en la calidad de los materiales y de los pequeños detalles como la inclusión de niveles (que la mayoría los tienen) o que nos permita mover la posición sobre su eje, para hacer travellings si grabamos vídeos o hacemos fotografías panorámicas. Sea cual sea el uso no debemos subestimar la utilidad de un trípode.

Por último… las cámaras

Si estos cinco accesorios nos saben a poco siempre podemos optar por regalar una cámara. Ya sea para actualizar el equipo o bien para complementarlo. A veces es bueno contar con varios tipos de cámara según sea la situación: una compacta, una compacta con objetivo intercambiable o bien una réflex.

Para más información sobre disponibilidad y precios de accesorios y cámaras de fotografía haz click aquí.


Etiquetas: , ,