Hay infinidad de modelos de cámaras fotográficas. Compactas, de sistema, SLR digitales, Bridge, las instantáneas, las Lomo, las cámaras de los smartphones o incluso las analógicas, que vuelven a captar el interés de aquellos usuarios que buscan una experiencia fotográfica tranquila y clásica.

Es complicado, con tantas propuestas, elegir un modelo que encaje como un guante en nuestra afición fotográfica. Las SLR son grandes y pesadas. Las compactas son ligeras, pero con una calidad por debajo de las exigencias de los entusiastas y profesionales. Las CSC de sistema tienen buena calidad y tamaño, pero son más lentas que las SLR, etcétera.

La ciudad, un escenario lleno de posibilidades

La fotografía puede calificarse, además de por la cámara que usemos, por los escenarios que se van a capturar. Retrato, paisaje, deportes, moda y fashion, espectáculos, eventos o escenas urbanas y cotidianas son algunos de estos “lugares” que se pueden retratar. Cada uno de ellos con sus exigencias y peculiaridades.

En concreto, la ciudad es un escenario particularmente exigente para la fotografía. Es imprevisible en muchos casos. Las situaciones surgen y desaparecen en pocos instantes sin que apenas nos enteremos de lo que sucede aunque esté pasando a pocos metros.

skater

Además, estamos rodeados de personas que, en no pocos casos, pueden verse intimidados por la cámara, o incluso enojarse con nosotros llegado el caso, si tratamos de fotografiar su espacio vital de un modo invasivo.

En la ciudad, no solamente somos testigos de las situaciones, sino también protagonistas y parte de muchas de ellas. No es fácil quedarse fuera y, en algunos casos, por mucho que nos esforcemos por permanecer en un segundo plano, acabaremos hablando con los protagonistas de nuestras instantáneas o participando de las actividades que nos han impactado en un momento dado y queramos inmortalizar.

Muchos estilos en uno

En la ciudad podemos enfrentarnos a muy diferentes estilos y técnicas fotográficas en un mismo día. Tan pronto estamos haciendo un retrato, como capturando a un grupo de skaters practicando con sus patines, como fotografiando un edificio.

x70 controles

El manejo del encuadre o la exposición, así como los controles manuales de la cámara resulta vital que sean fluidos y precisos, sin que tengamos que pensar en lo que hacemos. En cuestión de segundos puede que la escena impactante de la que somos testigos desaparezca tan rápido como se originó.

Todo ello, hace que sea especialmente importante elegir bien la cámara que usemos en la ciudad. No todas son aptas para ello.

Características de una cámara urbanita

Una cámara para ciudad debería tener un tamaño y un peso lo más reducidos como sea posible. Una cámara grande intimida y hace que las personas dejen de comportarse de un modo espontáneo. Un objetivo con una focal larga es la forma más rápida de hacer que seamos el centro de atención en una calle o un evento cualquiera. Es cierto, que las cámaras SLR ofrecen la mejor calidad posible, pero de poco servirá si interfiere con lo que queremos capturar.

Por otro lado, una cámara urbanita tiene que estar pensada para llevar en la mano o el cuello todo el día. Si tenemos que sacar la cámara de la mochila cada vez que una situación capta nuestro interés, estaremos perdiendo un tiempo precioso que puede arruinar la foto.

Si queremos una calidad elevada, tendremos que buscar modelos con sensores por encima de 1”, preferiblemente APS-C o incluso Full Frame, aunque a costa de pagar un precio más elevado, eso sí. Cuanto más grande sea el sensor, mejor calidad fotográfica obtendremos, especialmente en situaciones donde la luz sea escasa.

HR_G3X_FRONT_CL_sq

También es recomendable elegir modelos con una luminosidad alta. La luminosidad viene dada por el número F. Cuanto menor sea este número, mejor luminosidad tendrá la óptica. Así, lo ideal es tener ópticas con F2.8 o por debajo.

El visor óptico es útil, aunque no imprescindible, mientras que una pantalla abatible puede facilitarnos mucho las cosas a la hora de hacer fotos desde perspectivas especialmente complicadas, como a ras de suelo o muy elevadas.

Óptica fija o zoom

La óptica de las cámaras se caracteriza, además de por su luminosidad, por su distancia focal. Esta distancia focal está asociada al campo de visión que tendremos con cada tipo de óptica. Para distancias focales pequeñas, el ángulo de visión será amplio, de tipo gran angular o incluso ojo de pez. Para distancias focales grandes, el ángulo de visión será pequeño y tendremos el efecto de ampliación de lo que vemos.

Una distancia focal pequeña, implica que el objetivo tendrá un tamaño compacto, mientras que una distancia focal grande, implica que el objetivo será de un tamaño mayor. Estas circunstancias influyen a la hora de comprar una cámara, especialmente si buscamos modelos que no tengan tamaños grandes. Llegado el caso, podemos elegir ópticas con una distancia focal fija en vez de los tradicionales objetivos de tipo zoom.

DSC-RX1_Front_Acssesary

Una focal fija, lejos de lo que se pueda pensar a priori, presenta muchas ventajas frente a las ópticas zoom. En primer lugar su tamaño es mínimo. Una óptica fija habitual para una cámara es de 24 mm, 28 mm, 35 mm o 50 mm. Por encima, su uso estará muy limitado. Una óptica de 24 mm o 28 mm, apenas sí sobresale del cuerpo de la cámara y se quedará incluso por debajo de la línea de la empuñadura. Una cámara con un objetivo pequeño, intimida mucho menos que una cámara con un objetivo grande y pasa más desapercibida.

Por otro lado, una óptica fija ahorra mucho tiempo en el momento de hacer la foto, desde el arranque de la cámara, que no tiene que ajustar la distancia focal, hasta las tareas de encuadre y enfoque. Al no tener zoom, las variables que manejamos se reducen y podemos capturar el momento de una forma inmediata.

Las ópticas fijas son una buena elección para quienes quieren aprender fotografía. Ceñirse a una óptica sin posibilidad de hacer zoom, hace que tengamos que pensar más la foto antes de hacerla. Tendremos que acercarnos o alejarnos para conseguir el encuadre deseado y también tendremos que cuidar los parámetros de la cámara.

Sony_SEL16F28_SEL16F28_16mm_f_2_8_Wide_Angle_695859

Las cámaras CSC o de sistema son una solución de compromiso interesante en este punto. Al tener ópticas intercambiables, podemos comprar un objetivo de tipo “pancake” (tortita) con una distancia focal de 24 mm o 28 mm y una buena luminosidad en vez del tradicional zoom 18 -55 mm , por ejemplo. De este modo, tendremos lo mejor de ambos mundos: ópticas intercambiables y un tamaño de la cámara muy compacto y manejable.

La conectividad importa

Un elemento que parece secundario, pero del cual podemos beneficiarnos mucho más de lo que pensamos, es la conectividad, especialmente, la conexión WiFi para transferir imágenes y vídeos y controlar la cámara desde el smartphone. De este modo, es posible compartir las fotos que hayamos hecho con la cámara directamente desde el smartphone. Ser capaces de compartir una foto de alta calidad en redes como Facebook o Instagram, sin necesidad de usar un ordenador, es una habilidad muy de agradecer.

sony_camera_apps-5

Además, en algunos casos podremos usar el smartphone como control remoto para la cámara, lo cual es un valor añadido muy interesante en algunas situaciones en las que queramos pasar desapercibidos, por ejemplo.

No sólo para la ciudad, ni sólo para fotos

En última instancia, las cámaras idóneas para fotografía urbana serán las de tipo compacto o CSC de sistema, con sensores por encima de 1” de tamaño con ópticas que no abulten demasiado, incluyendo propuestas con objetivos fijos, sean intercambiables o no. Además, es conveniente que cuenten con un modo manual para controlar todos los parámetros fotográficos. La conectividad, así como la pantalla articulada o el visor electrónico u óptico son elementos con un valor añadido muy interesante.

Por supuesto, una cámara como esta, no solo se puede usar en ciudad. En otros escenarios, como paisajes, también se podrá usar, con las limitaciones propias de la óptica, claro está. Son cámaras con precios por encima de la media, en general, por lo que, cuanto más amorticemos la inversión realizada, mejor.

bicis

En cualquier caso, son cámaras que no necesariamente serán la principal, que en el caso de profesionales y entusiastas, seguirá siendo de tipo SLR-D, por lo general. Pero, en otros casos, se trata de cámaras que se sacan para disfrutar de un paseo agradable, de una reunión con colegas en la zona de ocio del centro, de una visita a una exposición o a un concierto, sin tener que estar pendientes de cámaras y objetivos pesados y voluminosos. Y todo ello, sin renunciar a la calidad de las fotos que hagamos.

Además, estas cámaras pueden grabar vídeo, generalmente en modo Full HD, con opción de 4K en algunas de las más modernas. El vídeo es una habilidad que se agradece tener en algunas ocasiones, aunque con un lenguaje diferente al de la fotografía.

¿Y los móviles?

Los smartphones, a medida que su calidad aumenta en el apartado del sensor, la óptica o el procesador de imagen, empiezan a ser aptos para fotografía urbana, especialmente los de gamas más altas, con resoluciones de 16 Mpx, posibilidad de capturar en formato RAW y con ópticas luminosas de F1.8 o incluso F1.7. Son propuestas arriesgadas, aunque con la ventaja de no intimidar y sin que suponga, por lo general, una intrusión en la escena.

No se trata de hacer fotos en plan paparazzi, pero sí ser lo menos intrusivos en las situaciones que nos encontremos. Y para eso, los móviles son una propuesta óptima siempre y cuando la calidad que arrojan sea suficiente para nosotros. Si hay buena luz, la calidad será buena, pero cuando la luz es escasa, las cámaras compactas con sensores por encima de 1” o las CSC son mejores.

gran angula lg g5

Empiezan a desarrollarse modelos con doble cámara, como el LG G5, con una cámara de angular convencional y otra de tipo gran angular que ofrece unas posibilidades creativas excelentes, aunque a cambio, el sensor de la cámara con gran angular solo tiene 8 Mpx y una peor luminosidad que la cámara con angular estándar.

 

 

Cámara digital Sony DSC-RX100 de 20 MP

dsc rx100

Esta cámara compacta con sensor de 1” integra un zoom modesto sin que afecte al tamaño cuando está apagada. Su calidad es muy elevada, en relación a las fotos que obtenemos con esta propuesta de Sony. No es el modelo más reciente, pero la calidad fotográfica es similar y tiene conectividad WiFi.

Cámara digital Sony DSC-RX100 de 20 MP''

Cámara digital Canon PowerShot G3 X de 20,2 MP

canon gx3

En este modelo tenemos un zoom generoso, aunque a cambio de que su tamaño sea mayor que en otras propuestas. El sensor es de buen tamaño y la óptica es luminosa, con controles manuales para los usuarios más expertos. Es ergonómica y tiene WiFi.

Canon PowerShot G3 X de 20,2 MP''

Cámara digital Fujifilm X70 de 16 MP

x70

Una de las propuestas más urbanitas de esta selección. Su sensor APS-C es perfecto para obtener fotos de buena calidad incluso con malas condiciones de luz y su óptica fija equivalente de 28 mm es versátil para hacer fotografías sin que echemos de menos el zoom a poco que nos acostumbremos a pensar las fotos antes de hacerlas.

Fujifilm X70 de 16 MP''

Cámara Evil Panasonic GX80 4K con objetivo 12-32 mm

Cámara Evil panasonic GX80 4K con objetivo 12-32 mm

Esta cámara de ópticas intercambiables combina un tamaño casi de compacta con un sensor micro cuatro tercios, incluyendo hasta un visor electrónico incorporado. Graba vídeo 4K y si usamos una óptica de tipo pancake tendremos aún un menor tamaño y una mayor luminosidad que en el objetivo del kit.

Cámara Evil Panasonic GX80 4K con objetivo 12-32 mm''

Cámara Evil Sony Alpha 6000 con Objetivo 16-50 mm

alpha 6000

Una de las propuestas más completas dentro de la gama EVIL (o CSC), con sensor APS-C y un objetivo con un zoom modesto incluido en el kit, pero que podremos cambiar por otro si nos decidimos a comprar una óptica adicional, de tipo pancake, por ejemplo. Es ergonómica y posee conectividad WiFi.

 

Cámara Evil Sony Alpha 6000 con Objetivo 16-50 mm''

Objetivo Sony 16 mm F2,8 para cámaras NEX

Objetivo Sony 16 mm F2,8 para cámaras NEX

Accesorio para la cámara Sony anterior, este objetivo con apertura F28 y 24 mm de distancia focal equivalente, es perfecto para fotografía urbana.

Objetivo Sony 16 mm F2,8 para cámaras NEX''

Smartphone LG G5

lg g5

Uno de los móviles más indicados para fotografía urbana. Gracias a su doble cámara trasera, podremos hacer fotos convencionales y también de tipo gran angular sin usar ópticas adicionales superpuestas sobre la óptica integrada. Es un smartphone rápido y capaz, con modos manuales de uso para los parámetros fotográficos habituales.

Smartphone LG G5''


Etiquetas: