camaras full frame

 

La fotografía digital, desde su llegada al mercado de consumo a principios de este siglo, y su adopción por los fotógrafos profesionales también durante estas dos últimas décadas, no ha sufrido disrupciones importantes. Es cierto que ha habido hitos como la eliminación del espejo clásico de las cámaras réflex para dar lugar a las categorías de las cámaras micro cuatro tercios o las cámaras EVIL, CSC o de sistema. Tampoco podemos ignorar la irrupción de la fotografía móvil que prácticamente ha canibalizado a las cámaras de fotos compactas, o la más reciente irrupción de la fotografía computacional que se aplica en las cámaras de los smartphones o en las cámaras híbridas que llevan al formato de las cámaras compactas elementos tales como teleobjetivos de más de 1.000 mm.

Con todo, a pesar de esta sucesión de innovaciones, la fotografía profesional se ha mantenido imperturbable y ajena a estos movimientos en la dirección de eliminar el espejo, o la de utilizar software para mejorar las fotografías en el momento en el que se hacen en la propia cámara. La fotografía profesional, hasta ahora, ha estado copada por cámaras réflex con sensor de tamaño completo o full frame, por parte de fabricantes como Canon y Nikon.

La fotografía de calidad ha estado ligada durante los últimos 20 años a las cámaras con espejo, visor óptico, ópticas intercambiables y equipos voluminosos y pesados. Por mucho que en gamas para usuarios y entusiastas se hayan ido eliminando elementos mecánicos, reduciendo el tamaño de las cámaras y potenciando el procesamiento digital en la propia cámara, los profesionales y entusiastas no han renunciado a la velocidad y robustez de las cámaras digitales con espejo y sensor full frame.

Se ha añadido el vídeo como otra habilidad más en las cámaras profesionales y semiprofesionales, eso sí, pero sin renunciar al espejo o el visor óptico que garantizan que las fotos van a salir siempre bien. Y eso es lo esencial para un fotógrafo.

El sensor marca la diferencia

Como característica que mejor define a las cámaras profesionales del resto, está el sensor. Es cierto que hay cámaras con una identidad profesional muy marcada con un sensor que no es de tamaño completo, sino de tipo APS-C o micro cuatro tercios, pero el full frame es la elección preferida para quienes buscan los mejores resultados en fotografía.

A modo de recordatorio, baste decir que a mayor tamaño de sensor, mayor tamaño de los píxeles captores de luz, lo cual mejora la calidad final de las imágenes o los vídeos, y hace que se puedan capturar fotos y vídeos con menos cantidad de luz.

camaras full frame

Se pueden conseguir fotos fantásticas con cámaras APS-C y micro cuatro tercios, pero el tamaño completo es mejor, aunque también el rango de precios de las cámaras es mayor en general.

Sony, de aspirante a promesa

Durante los últimos años, Sony ha apostado por llevar al segmento profesional de la fotografía la filosofía de las cámaras digitales de sistema o Evil (Electronic Viewfinder Interchangeable Lens), donde se elimina el espejo y el visor óptico para sustituirlo por un visor electrónico, reduciendo el tamaño de las cámaras y añadiendo funcionalidades propias de la fotografía computacional.

En un primero momento, los visores electrónicos no eran todo lo rápidos y ágiles como se necesitaba en ámbitos profesionales como el de la foto deportiva, donde se necesita ver en todo momento lo que sucede delante de la cámara para capturar el mejor momento. Los sistemas de enfoque o la autonomía eran otros factores que penalizaban a las primeras cámaras de Sony de la gama Alpha, con modelos como la Alpha 7.

camaras full frame

Cámara a cámara, Sony ha ido haciendo que Nikon y Canon presten atención al formato de cámara EVIL o CSC como una alternativa o un complemento para los profesionales de la fotografía y no solo para los usuarios entusiastas.

La reacción de Nikon y Canon

Con la Alpha 9 y la Alpha 7 III, Sony consiguió que todos los problemas asociados a las cámaras EVIL en el contexto de la fotografía profesional se vieran minimizados o eliminados. El visor electrónico ya no tiene “blackouts”, y la velocidad de disparo es tan rápida o más como la de las cámaras SLR. El precio es elevado, eso sí, y muchos fotógrafos no están en disposición de cambiar de sistema, y mucho menos si pensamos que hay que cambiar también de objetivos.

Con todo, muchos fotógrafos sí se han ido moviendo a cámaras de Sony de gamas más asequibles como las Alpha 7 y Alpha 7R que ya van por su tercera generación. Por otro lado, los modelos de primera y segunda generación tienen precios que son sumamente interesantes si no necesitamos una velocidad alta de respuesta, como sucede en paisajes o en foto de estudio.

Ante esta fuga de clientes real y potencial, Nikon ha presentado sus cámaras EVIL profesionales Nikon Z, apostando todo a una carta, y dejando un poco de lado a las cámaras SLRD de la gama Nikon D8xx o la Nikon D5. La Nikon Z7 puede verse como una Nikon D850 sin espejo, por ejemplo.

camaras full frame

Foto: interior de una cámara SLRD tradicional con espejo. En las EVIL se elimina este elemento, con lo que se puede hacer que el cuerpo sea más estrecho, lo cual implica también cambiar la geometría de las ópticas, que ahora vienen con una nueva montura: la R.

Canon, por su parte, ha sacado al mercado la Canon EOS R, una EOS 5D Mark IV sin espejo, a modo de descripción rápida. Esta cámara ha sido presentada un poco “deprisa y corriendo”, pensando sobre todo en usuarios de cámaras EOS 5D o 1D que buscan un segundo cuerpo y desean beneficiarse del menor tamaño y posibilidades de las cámaras EVIL. Con la EOS R, Canon evita que los usuarios se pasen a la competencia, y los clientes obtienen la tecnología de la EOS 5D Mark IV a un precio bastante inferior.

Ópticas, baterías y otras disquisiciones

Sony usa la montura E para sus cámaras Alpha. Es una montura que empieza a tener ópticas provenientes de fabricantes aparte de la propia Sony, con precios más económicos. Nikon, por su parte, en las cámaras Z ha tenido que crear una montura diferente, la Nikkkor Z. Lo mismo sucede con Canon: Canon usa la montura EF para las cámaras SLRD de sensor full frame y las EF-S para las APS-C y para las EVIL con sensor APS-C usa la montura M. En la EOS R, usa la montura R. Por suerte, tanto Nikon como Canon ofrecen adaptadores para usar ópticas de las cámaras SLRD con las nuevas EVIL. No es una solución perfecta, pero evita tener que gastarse algunos miles de euros adicionales en objetivos.

camaras full frame

En las cámaras EVIL como las Nikon Z y la Canon EOS R, uno de los aspectos que parece que tienen que mejorar es el de la autonomía. Las baterías de estas cámaras permiten hacer unos cientos de fotos únicamente. Unas 400-500. Es una cifra baja para una cámara profesional. Sony ha conseguido apurar la autonomía hasta límites equivalentes a los de las SLRD, por ejemplo.

Por otro lado, en Nikon y Canon estamos ante una primera generación. El modelo EOS R, por ejemplo, graba vídeo en 4K pero con un recorte que hace que las focales de las ópticas se multipliquen casi por dos, lo cual complica hacer grabaciones con un formato de gran angular salvo que se use una óptica de menos de 12 mm.

El futuro es EVIL

Con las presentaciones de las cámaras EVIL profesionales y para entusiastas de Nikon y Canon, lo que parece claro es que el espejo tiene los años contados. Las gamas profesionales tienen más inercia que las de consumo, por lo que no podemos hablar de una desaparición rápida de las SLRD, capaces de hacer un trabajo fantástico y con ventajas sobre las EVIL como la autonomía o los ecosistemas de objetivos. Pero las EVIL profesionales ya han entrado en las bolsas fotográficas de muchos pros, y solo es el principio.

Canon parece que presentará en los próximos meses una EOS R más ambiciosa que la actual. Las ventajas de las cámaras sin espejo, en cuanto sean claramente superiores a las desventajas, son un buen reclamo. Por ejemplo, el obturador electrónico puede alargar la vida útil de las cámaras, al reducir el desgaste sobre el obturador mecánico. En actividades como los time lapses, el obturador sufre mucho y es una reparación cara.

El menor tamaño es otro punto a favor, así como el funcionamiento totalmente silencioso que se puede conseguir con estas cámaras. De momento, Sony, Nikon y Canon ya tienen sus propuestas. Panasonic, Olympus o Fujifilm está por ver si se unen al club o siguen apostando por APS-C y micro cuatro tercios. A continuación, dejamos una selección de los modelos más representativos que podrás encontrar en El Corte Inglés.

 

Cámara Evil Sony Alpha 7M2K con Objetivo Zoom 28-70 mm

camaras full frame

La Sony Alpha a7 II no es la generación más reciente de cámaras Alpha  pero combina una tecnología fotográfica y videográfica de calidad, con un precio muy interesante. En este caso tenemos un modelo kit con óptica integrada, perfecta para iniciarse en la fotografía EVIL con sensor de tamaño completo y 24,3 Mpx. Si queremos ir a grabación de vídeo 4K y más megapíxeles, tendremos que optar por la Alpha a7R II o la Alpha a7 III o a7R III de tercera generación. Es una propuesta con una gran ligereza y un tamaño compacto que dará buen resultado para un uso que no pase por fotografía deportiva profesional. Es un segundo cuerpo fantástico para profesionales o una cámara todo terreno para entusiastas. También con sensor full frame pero en formato compacto con óptica fija, está la Sony DSC-RX1R, aunque con un precio bastante elevado.

boton compra

Cámara Evil Nikon Z6 Kit + 24-70MM + Adaptador FTZ

camaras full frame

La Nikon Z6 es el modelo más asequible de la nueva familia EVIL de Nikon. Tiene un sensor de 24,5 Mpx, aunque es más rápida en ráfagas y más económica que la Z7. Pero en diseño y ergonomía es idéntica a su hermana mayor. El adaptador viene con el kit, lo cual facilita el uso de ópticas de otras monturas Nikon. A diferencia de la EOS R, el adaptador hay que comprarlo aparte. Por lo demás, es una cámara que combina la calidad full frame con un diseño más compacto y ligero que en las cámaras SLRD.

boton compra
 

Cámara Nikon Z7

camaras full frame

La Nikon Z7 es la hermana mayor de la Z6. La principal diferencia es su sensor de 45 Mpx y algo menos de velocidad en ráfagas y una ISO máxima de 102.400.  En la parte de la ergonomía es idéntica a la Z6. En este caso tenemos un modelo kit con una óptica con montura Z. PAra usar ópticas Nikkor con otras monturas necesitaremos un adaptador que se vende aparte.

boton compra
 

Cámara Canon EOS R

camaras full frame

La Canon EOS R ha sido la última en llegar tras las Nikon Z.  Es una EOS 5D Mark IV en formato EVIL sin espejo prácticamente, con un precio más reducido. Está pensada sobre todo como segundo cuerpo para fotógrafos que ya tengan una cámara EOS SLRD, aunque la familia R está destinada a sustituir eventualmente a las cámaras SLR profesionales. Para usuarios entusiastas es una cámara también muy recomendable, aunque las  ópticas nativas con montura R están aún en un rango de precios accesible a profesionales en su mayor parte.

boton compra
Fotos | Fotos de los diferentes fabricantes


Etiquetas: ,