Es indudable que las cámaras de nuestros móviles han dejado de ser meras camaritas anecdóticas para sacarnos de un apuro, para pasar a ser los reyes de la fotografía en todo el mundo con una resolución, nitidez y calidad muy notable. Pero cuando las condiciones de luz dejan de ser las óptimas, las cosas se complican para ellas. Tener poca luz les exige mucho en el apartado técnico a los sensores, y nos exige mucho también a nosotros como fotógrafos.

Por eso, en este artículo, contaremos unos cuantos consejos y trucos para mejorar nuestras fotos cuando cae el sol y tenemos pocas o ninguna fuente de luz a nuestro alrededor, y que conseguirán que las fotos sean más espectaculares y con mayor calidad de imagen.

Usa un trípode

Es lo primero que deberías aprender si vas a hacer una foto nocturna. Al haber muy poca luz, las fotos han de ser largas, por lo que si hay cualquier movimiento durante el tiempo de la toma, el resultado aparecerá totalmente trepidado. Por eso tenemos que asegurarnos de que el móvil no se moverá en absoluto.

Pero como no es muy común que llevemos encima un trípode en todo momento, a menudo tenemos que echar mano del ingenio para improvisar algo que simule un trípode. Por ejemplo, si tenemos un palo selfie, podemos usar la pinza que agarra el móvil como soporte que apoyar sobre un banco o un coche y así conseguir estabilidad. O, si no tenemos tampoco esa pinza, podemos llegar a sujetar el móvil en vertical apoyándolo sobre una superficie horizontal y entre dos monederos o bolsos. Cualquier cosa, con tal de que el móvil esté apuntando hacia donde queremos totalmente quieto durante unos segundos. Lo que nos lleva hasta el siguiente consejo.

Dispara larga exposición con el modo manual

Si dejamos al móvil elegir la toma de noche, elegirá un tiempo de exposición moderado que compensará con un valor de ISO alto, lo que irremediablemente nos dará una foto con bastante ruido. Hace esto porque el móvil, en modo automático, se imagina que estamos sujetando el móvil a pulso.

Pero si lo tenemos colocado sobre algún tipo de trípode, podemos decirle a nuestro móvil que haga una foto de varios segundos manteniendo el ISO en 50 o 100, lo que nos dará la máxima calidad de nuestro móvil. Para ello, elegimos el modo de disparo manual en la app de la cámara, y fijando la sensibilidad en ISO 100, ajustamos después el tiempo de exposición en unos pocos segundos, los que veamos que necesitamos para que la foto quede bien iluminada. Así, el resultado será una espectacular foto nocturna con toda la calidad posible.

Pon a tu modelo cerca de las luces

Si estamos haciendo un retrato, lo más importante es que esta persona esté correctamente iluminada. Si está a oscuras perderá protagonismo visual en la foto, no se verán los detalles y habrá más ruido en la imagen. Por eso, es fundamental que elijamos bien el sitio donde ponernos nosotros y donde poner a nuestro modelo.

Cerca de una farola de la calle vale perfectamente, pero al venir de muy arriba es fácil que cree sombras en las cuencas de los ojos que no favorecen nada a la persona. En su lugar, son mucho mejores los escaparates y los faros de los coches, por ejemplo, porque la luz viene desde una altura intermedia que ilumina mejor a una persona. Con esto, resaltamos e iluminamos el sujeto principal sin caer en el recurso de iluminar usando el flash de nuestro móvil, porque…

Evita el flash incorporado

… porque el “flash” de nuestro móvil puede sacarnos de un apuro en el que no tengamos absolutamente nada de luz de ningún otro tipo, pero lo cierto es que normalmente es preferible no utilizarla. Al venir totalmente en la misma dirección de la foto no crea ninguna sombra, dando retratos planos y sin volumen. Además, su potencia es muy limitada y es incapaz de iluminar nada a más de 2-3m, con lo que los fondos salen siempre oscuros y sin vida.

 

Usa otro móvil para iluminar

Y es que no utilizar el flash de nuestro móvil no significa que estos leds no sean útiles. Si tenemos amigos con nosotros, pueden usar las linternas de sus móviles para iluminar al modelo de nuestra foto con un ángulo más favorecedor, o incluso el modelo puede iluminarse a sí mismo apuntándose con su móvil.

También puedes usar estas linternas para crear una luz ambiental en la habitación en la que estés, utilizarla rebotada contra una pared. Todos los trucos que utilizan los profesionales para mejorar la iluminación o suavizarla o redirigirla se pueden aplicar también a las fotos con nuestro móvil. Por ejemplo, ¿has probado a usar un folio de papel para aumentar la superficie de iluminación? Poniendo algo traslúcido delante de las linternas, conseguiremos que la luz no provenga de un solo punto y conseguiremos una luz más suave y agradable.

Utiliza HDR

Esta función significa High Dinamic Range, y se usa para que en una foto se vean bien tanto las partes muy iluminadas (como el cielo, para que se vea azul en vez de blanco) como las partes más oscuras. Lo que hace es tomar tres fotos muy rápidamente, una bien expuesta, otra muy iluminada, y otra muy oscura, y combina digitalmente las tres obteniendo una única foto con más detalles.

Y al hacer fotos de noche encontramos precisamente cosas muy iluminadas (todas las bombillas) y cosas muy oscuras (aquellas donde no llega nada de luz), con lo que esta técnica cobra especial sentido. Así, permitimos que en nuestra foto se vean bien las cosas cerca de las luces y, además, combinar estas tres fotos también reduce la cantidad de ruido que aparece en la foto por usar ISO alto, con lo que el beneficio es doble.

Tecnología de tú a tú| Saca la cámara en tu ciudad: cómo hacer mejores fotos a pie de calle