El modo selfi es una funcionalidad de nuestros smartphones, pero también es una actitud, una manera de posar, de sonreír y hasta de pensar (fotográficamente hablando). Pero, ¿cómo pasar un día en modo selfi sin emplear un teléfono para autorretratarse? El reto, de la mano de Canon Zoemini C, es un entretenido pasatiempo.

La gama Zoemini, disponible en los modelos C y S, es el último lanzamiento de Canon, una cámara compacta y ligera que imprime las fotografías al instante al tiempo que las almacena en su memoria digital. Zoemini C, con sus acabados de tonos vibrantes, como el amarillo protagonista de este día en modo selfi, es una compañera de batallas idónea para un verano tan divertido como instagrameable.

Un día de autorretratos en pleno verano

Zoemini C, Canon

El verano es fotogénico: sus piscinas de agua azul, sus bañadores de colores, sus helados, sus atardeceres infinitos y su moreno en la piel. Aprovechemos la época estival para sacar todo el partido a nuestra Zoemini C y a su particular modo selfi, su cómodo espejo frontal.

Vaya por delante que la actitud (desenfadada y, sobre todo, natural) es fundamental para darle tú misma al disparador y obtener un buen resultado. Con la sonrisa puesta (o la expresión seria, pues también es muy de selfi), solo necesitaremos dar con una localización colorida, sorprendente o divertida y desplegar nuestra creatividad. A por ello.

Rincones estivales

El verano se respira en cualquier lugar, pero hay espacios que, como en una suerte de caja del tesoro, logran capturar y transmitirnos toda su esencia. Las piscinas son un ejemplo: de los azulejos a las duchas, pasando por las tumbonas y las sillas de colores, en estos recintos el verano es aún más verano. Y son espacios en los que podemos pasar una jornada entera y sentir que ha sido un pestañeo.

Zoemini C, Canon

Una piscina es también un lugar donde las fotografías son especialmente llamativas, donde casi cualquier disparo será correcto. Las piscinas son, por tanto, localizaciones perfectas para un día en modo selfi.

Variar, pasar del césped al agua, del bañador al bikini y del pelo mojado al sombrero: alternar puntos de foto y elementos será clave para que dos fotos disparadas en la misma hora parezcan de otro día. Tip extra: intenta que el sol esté detrás de ti, así evitarás las sombras poco deseadas. Y lleva contigo tus gafas de sol: accesorio indispensable (junto al flotador con forma de flamenco, por supuesto) para las fotos piscineras.

La luz, en fotografía, es esencial. Y aún más en los selfis: mucha luz hará que el resultado final sea una imagen quemada; muy poca, que apenas se nos distinga. Ya que la luz del sol en entornos con agua es tan potente, elige una sombra para tus autorretratos: la probabilidad de fallar en el disparo se reduce drásticamente.

Zoemini C, Canon

Creatividad al poder

Cuando hablamos de fotografía (y a menos que tratemos de hacer un reportaje social), siempre intentamos buscar la originalidad, dejar que nuestra creatividad fluya. En el modo selfi también es necesario. Puedes fotografiarte con tu desayuno, pero apórtale un extra de creatividad con smoothies coloridos, con cubertería y vajilla especial o con unas prendas que combinen con tu taza. Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Zoemini C, Canon

Y que pueden hacer que prácticamente cualquier foto sea diferente. Por ejemplo, ¿cómo disparar un selfi original en el balcón de casa después del día en la piscina y antes de salir a ver atardecer? Posando junto a unas flores. Elementos bellos per se, las flores son un atrezo perfecto para, de forma sencilla, dar a la imagen un toque distinto.

Zoemini C y sus impresiones fotográficas instantáneas nos facilitan la tarea de disparar fotos originales. Además de los propios selfis, esas imágenes recién impresas dan mucho juego: podemos hacer la foto de la foto junto al atrezo, como las flores. O sobre un tejido que le aporte una textura especial a la imagen, como la hamaca. La propia cámara, con su color enérgico, funciona como complemento para lograr condensar el verano en una fotografía.

Zoemini C, Canon

¿Qué tiene Zoemini C para ser una master of selfies?

Que Zoemini C sea una cámara muy sencilla de usar no quiere decir que no guarde sus peculiaridades técnicas. Muy intuitiva en su manejo, en la parte frontal se encuentran el objetivo, el visor, el flash y un pequeño pero útil espejo ideado para encuadrar los selfis.

Zoemini C, Canon

En uno de los laterales se sitúa la ranura por la que se imprimen las fotografías. No, no hay que agitar las imágenes para verlas. Y no, tampoco hay que esperar varios minutos para tenerlas en la mano. En solo unos segundos, Zoemini C imprime el disparo en papel autoadhesivo y con tecnología Zink (zero ink, cero tinta y, por tanto, cero manchas). En su otro lateral, la cámara tiene una pequeña hendidura para pasar un cordón y llevarla cómodamente en la mano.

En el anverso, de color blanco que contrasta con el potente amarillo frontal, se encuentra el espacio para cargar el papel de impresión. Es sencillo: tan solo hay que abrir la tapa, colocar los papeles con la parte lisa hacia arriba y cerrar. El visor y un par de botones (para imprimir una nueva copia o elegir un formato cuadrado de imagen) completan esta cara.

Zoemini C, Canon

Por último, en la parte superior se encuentran los botones de encendido y disparo; en la inferior, el de reseteo, la ranura para la tarjeta Micro SD y para el cargador. Un punto a favor: Zoemini utiliza (incluido en el pack) el mismo cable de carga que la gran mayoría de móviles Android.

Con las cualidades técnicas de Zoemini C a mano (literalmente), pongámonos en modo selfi.

La aportación de una cámara instantánea

Sí, nuestro teléfono móvil también dispara selfis, pero no ofrece lo mismo que Zoemini C. La emoción contenida y la ilusión hacen acto de presencia cuando la imagen está a punto de terminar de imprimirse. ¿Habrá salido encuadrada? ¿La luz estará bien? ¿Habré cerrado los ojos?

Zoemini C, Canon

Los detalles técnicos son, prácticamente, lo de menos. Por experiencia propia, una Zoemini C en tu bolsa de piscina o bolso de verano (pesa menos de 200 gramos) garantizará las carcajadas entre amigos. Y el verano está para divertirse, sonreír, vivir historias y retratarlas. En formato físico es aún mejor: los recuerdos se hacen tangibles y el verano se queda con nosotros todo el tiempo que queramos.

Zoemini C

Zoemini C, la nueva cámara instantánea de Canon, es un dispositivo ideado para retratar el verano. Sencilla de usar, esta cámara imprime cada imagen en solo unos segundos en papel autoadhesivo y con tecnología Zink. Incorpora flash y un espejo frontal para facilitar que los selfis queden encuadrados.

boton compra
Imágenes | E. Gracia


Etiquetas: , , ,