La noticia del relevo de Yang ha sentado muy bien en los mercados bursátiles, disparándose la acción hasta un 15% en el inicio de la sesión para cerrar más tarde con unas ganancias de casi un 9% tras la euforia inicial; ésta considerable subida no da unas pistas de su más que probable futuro empresarial.

El director ejecutivo saliente, subió a su cargo en junio del pasado año en un intento por parte de la empresa de recuperar cuota de mercado e importancia dentro del panorama dominado por Google. Aunque su gestión no se considera desacertada, fue muy criticado por oponerse frontalmente a un acuerdo con Microsoft, considerando la oferta insuficiente, algo que el paso del tiempo se ha encargado de refutar.

Después de un trato fallido con Google en la repartición de ingresos publicitarios, la presión ha sido cada vez mayor, hasta que ha decidido pasar a segundo plano, como un miembro más de la junta directiva.

Se espera que la salida de J. Yang haga posible otro acercamiento a la empresa de Redmond, aunque hace sólo unos días se hayan hecho unas cuantas declaraciones dando por finiquitadas las relaciones entre ambas compañías.


Etiquetas: , , , ,