Quizá algunos hayáis oído hablar de Mojave, quizá no. Aunque suena como un grupo musical indie/ folk o un plato culinario andaluz no es así, sino que se trata de la nueva treta de Microsoft para justificar uno de sus más discutidos sistemas operativos. La cosa consistía en elegir a un grupo heterogéneo de unos cuantos americanos, meterles en una habitación de uno en uno y presentarles un nuevo sistema operativo: Mojave. Toda esta gente tenía algo en común: odiaban el Vista.

Con la máxima de “si no quieres caldo, tomas dos tazas” los chicos de Microsoft les pusieron frente a sus narices ese sistema operativo que tanto aborrecían, diciéndoles que era eso…Mojave. Las reacciones fueron en su mayoría positivas y a estos conejillos de indias yankies les encantó el nuevo-viejo sistema operativo.

Obviamente la empresa no se identificó como “gente de Microsoft” y supongo que para que no fuera demasiado evidente el engaño los “chicos de las ventanas” (suena mal, pero seguro que en Apple les llaman así) se encargarían de eliminar todas las alusiones textuales al Vista dentro del propio sistema operativo.

¿La conclusión? Según Microsoft el criticado Vista, por el cual incluso se ha tenido que pedir disculpas, no es tan malo. Según el que os habla o en América las graduaciones de las gafas están tan devaluadas como el dólar o es que lo que en realidad no nos gusta del sistema operativo es su nombre (¡Mojave mola mucho más, porque es un desierto, una tribu india de lengua yumano-cohimíe e incluso un aeropuerto!). Si no es así lo único que se me ocurre es que nuestro grupo de análisis sufrió lo que se viene a llamar….amor a primera Vista.


Etiquetas: ,