Pues bien, VirtualBox, de Sun Microsystems desde febrero de 2008, ha llegado a su versión 2.2 donde presenta mayores cambios y mejoras. Desde un sistema operativo anfitrión en el que funcionará VirtualBox, éste permite instalar cualquier otro sistema de forma virtual, con sus propios recursos hardware que pueden configurarse desde la aplicación. Algunas de las cosas más importantes que se pueden hacer con VirtualBox actualmente son:

* Crear máquinas virtuales individuales para la instalación de diferentes sistemas operativos.

* Instalar de forma virtual casi cualquier sistema operativo (Windows, Linux, Solaris, BSD…)

* Ajustar los recursos del sistema dedicados a cada máquina virtual.

* Compartir archivos entre los sistemas anfitrión y virtuales mediante directorios compartidos.

* Soporte para que funcionen sin problemas los puertos USB, la aceleración 3D, la conexión a internet, los puertos serie y el audio.

* Funciones para pausar y reanudar la actividad de cualquier máquina virtual.

VirtualBox tiene muy buen rendimiento en cualquier plataforma y los usuarios de Windows y Mac tienen los instaladores disponibles para ser descargados desde la página oficial de forma gratuita, donde también están los paquetes para la instalación en casi cualquier distribución de GNU/Linux.