Cuando queremos que la pantalla muestre el contenido real normalmente presionamos F5 en el teclado, pero hay otro modo de hacer que se refresque automáticamente.

Windows XP realiza esta tarea con el procesador de nuestro equipo, y es muy habitual que durante unos segundos sigan apareciendo archivos o carpetas en nuestro ordenador que han sido borrados. Si modificamos el registro de Windows podemos hacer que la pantalla se refresque en un tiempo más breve.

Para abrir el registro de Windows tienes que ir a Inicio/Ejecutar y escribir RegEdit. Cuando se abra el registro tenemos que buscar la clave: HKEY_LOCAL_MACHINESystemCurrentControlSetControlUpdate.

En donde pone UpdateMode hay que marcar la opción Modificar, y cambiar la cifra que aparece en al ventana emergente, de ‘1’ a ‘0’, con la casilla Hexadecimal seleccionada.

Ahora reinicia Windows para que se guarden los cambios.


Información cortesía de:


Etiquetas: