Un juzgado federal de los Estados Unidos ha decretado que la compañía Microsoft debe indemnizar con 290 millones de dólares a una empresa canadiense de software llamada “i4i” por utilizar patentes sin su autorización.
Según el fallo del juez Leonard Davis, la sentencia lleva aparejada la prohibición a Microsoft de vender o importar a los Estados Unidos cualquier aplicación o producto de MS Word que contenga XML o tenga capacidad para abrir documentos con formatos DOCM, DOCX o XML.

La firma canadiense i4i presentó la demanda en 2007 alegando que los de Redmond infringieron una de sus patentes de modo intencionado para desarrollar el procesador de texto Word y el sistema operativo Windows Vista.
Microsoft ya ha declarado por boca de sus representantes que tiene la intención de apelar la decisión de la corte federal, ya que consideran que la patente de i4i no es válida.


Etiquetas: ,