Las unidades de estado sólido o SSD son cada vez más populares por las distintas mejoras que ofrece: mayor velocidad a la hora de arrancar el ordenador, mayor capacidad multitarea, reducción de ruido, del calor que desprende el ordenador o el aumento de la autonomía de la batería. Si te has decidido por adquirir uno es conveniente que el sistema operativo esté lo más optimizado posible para sacar el máximo rendimiento posible al PC, sobre todo cuando hablamos de portátiles. Si bien es cierto que Windows 7 viene con parámetros predefinidos para que esta circunstancia sea un hecho desde el primer momento, es conveniente asegurarse de que todo esté como debe estar y estas son algunas de las acciones que deberemos llevar a cabo.

Una de las características de las unidades de estado sólido es que no necesitan desfragmentación. Como ya hemos comentado normalmente Windows 7 reconoce las SSD y desactiva esta función, pero para asegurarnos simplemente tenemos que hacer clic con el botón derecho sobre equipo y acceder a administrar. Dentro de la ventana de Administración de Equipos accedemos a Servicio y Aplicaciones. Una vez dentro desactivaremos el Desfragmentador de Disco haciendo clic con el botón derecho, entrando en Propiedades y eligiendo la opción Deshabilitado en Tipo de Inicio.

Otra recomendación es quitar el indexado de archivos, ya que en este tipo de unidades no es necesario, pues nos da la velocidad suficiente para poder prescindir de él. Para conseguir nuestro propósito accedemos de nuevo a Administración de Equipo y ahora buscamos Windows Search, el cual deshabilitaremos al igual que hemos hecho con el Desfragmentador.

Para la el siguiente paso acudiremos al registro para desactivar Prefetch y Superfetch, dos funciones destinadas a precargar en la memoria RAM las aplicaciones que más utilizamos, algo innecesario en las SSD. Para acceder al registro escribimos regedit en inicio y recorremos la siguiente ruta: HKEY_LOCAL_MACHINESYSTEMCurrentControlSetControlSession ManagerMemory ManagementPrefetchParameters. Dentro de esta clave modificamos los valores de EnablePrefetcher y EnableSuperfetch y los dejamos en cero.

Existen programas como SSD Tweaker pueden ayudarnos a realizar estas y otras operaciones que nos ayudarán a sacar el máximo partido a nuestra SSD. Para la última acción tendremos que acceder a la consola de comandos, ya que queremos deshabilitar la Hibernación. Al adquirir una SSD no vamos a necesitar esta función ya que el arranque del ordenador será más rápido y apenas habrá un mejor arranque con el equipo en hibernación, además, al eliminar esta función ganaremos espacio en el disco. Para llevar a cabo esta operación vamos a Inicio y escribimos cmd. Una vez en la consola de comandos escribimos powercfg -h off y pulsamos enter. Si quisiéramos volver  a activarla tendremos que escribir powercfg -h on.


Etiquetas: