Microsoft ha conseguido desvincular por completo su software de oficina con su nuevo sistema operativo, en un movimiento de marketing muy acertado, según la opinión de algunos analistas.

Ambas actualizaciones salieron al mismo tiempo, y en un principio se pensó que los usuarios las adaptarían a la vez, pero sin embargo, los datos confirman que la migración a ambas versiones está siendo muy desigual. Muchos usuarios con Office 07 siguen usando Windows XP.

Como comenté en un post anterior, Vista está teniendo poquísima aceptación entre los usuarios, la gran parte de personas que utilizan Windows han preferido mantenerse con XP que migrar a Vista, e incluso han creado una plataforma para pedir que siga XP ‘con vida’ hasta que salga Windows 7.

Sin embargo, aunque Office 07 requiere también un equipo potente y hay opciones como la vista previa del formato (que cambia pasando el ratón por los distintos cuadros de estilos) que hacen que nuestro procesador eche humo, en general, hemos aceptado esta nueva versión de Office sin críticas.

Parece que desvincular por completo Office 07 de Vista ha sido una decisión muy acertada, y eso que este software se creó pensando en Vista, con un desarrollo gráfico muy similar a Vista y además es el software que viene incluido en ese SO. Para más inri, el formato de texto en el que guarda por defectos Word los archivos es distinto al .doc de toda la vida, se llama .docx y sólo se lee en la versión 2007 de Word. Paradojas de la vida.


Etiquetas: , , , ,