Hace tiempo que Microsoft ha dado un pequeño giro en su política de distribución de licencias para su software de programación. Hace poco más de una década, antes de la aparición de Java en el mundo de internet, Microsoft dominaba ampliamente con la versatilidad de Visual Basic el mundo de la programación.

Hoy día, nadie niega la potencia y capacidad de integración y adaptación de los productos de Microsoft encuadrados en los Visual Studio, pero el hecho de ser de pago, echa para atrás a muchas empresas grandes. Viendo que las multinacionales siguen apostando por Java mayoritariamente, Microsoft ha decidido empezar a ganarse a los usuarios noveles y pequeñas empresas proporcionándoles acceso a toda su gama de productos casi sin restricciones, de forma absolutamente gratuita.

Algo de lo que ya disfrutaban los estudiantes a traves de su Web DreamSpark, ahora se hace extensivo a través de WebSite Spark para que los que se aventuran en forma de freelance o PYME en el mundo de la programación. El concepto es crear adeptos a su tecnología de modo que si prosperan, acaben teniendo que renovar la licencia del software que en principio les sirvió de forma gratuita.

Una estrategia muy a tener en cuenta si ves que tu enemigo hoy día es demasiado poderoso, Java es un gigante difícil de parar, máxime ahora que se mece a la sombra de su mecenas Oracle. Corren tiempos duros para Microsoft en todos los ámbitos, demasiados frentes en los que luchar simultáneamente están debilitando a uno de los legendarios imperios de la tecnología. Por analogía histórica, si cayó Roma y su imperio, cualquiera es susceptible de seguir su senda.


Etiquetas: