Microsoft reconoce que está trabajando en un nuevo sistema operativo aunque afirma que “está en un momento muy temprano de la incubación como para hablar de él”. Midori sería un sistema muy diferente a Windows y preparado para hacer frente a los nuevos giros que está dando la informática.

El nuevo sistema se apoya en la capacidad de Internet para virtualizar aplicaciones y que funcionen a través de la red. Es decir, eliminaría en cierta manera el software, la necesidad de instalar un programa en el disco duro. Así, de algún modo, se conseguiría eliminar la dependencia de las aplicaciones respecto al ordenador donde son instaladas.

Bajo estas premisas se obtendrían un montón de ventajas, como poder contener estas aplicaciones en un sitio virtual, tener más espacio en el disco duro y la posibilidad de acceder a una misma aplicación desde varios dispositivos diferentes al PC.

Con el aumento progresivo de programas que operan en lenguaje web, Microsoft no pueda estar del todo tranquila y confiar en que su sistema Windows pueda “vivir para siempre”.


Información cortesía de:


Etiquetas: ,