Este fin de semana, si retrocedemos 25 años, nos encontraríamos con un hito que sin duda a modelado la historia de la informática personal de las últimas 2 décadas: Hace 25 años Microsoft lanzaba su sistema operativo Windows.

De la mano de una interfaz que permitía una relación más amigable del propietario del ordenador con su máquina, Microsoft logró un éxito inmediato. Éxito que es claro cuando constatamos que transcurridos estos años, Windows domina el mercado de los ordenadores personales, estando presente en el 90% de ellos.

El nacimiento ya estuvo envuelto en polémica. Microsoft no fue el primero en proponer ventanas para gestionar los ordenadores. Este mérito, y el del invento del ratón, se atribuye a Xerox. También Apple lo incorporó anticipadamente.

Sin embargo, Microsoft tuvo en su momento la brillante idea de no vincular su sistema operativo exclusivamente a sus máquinas, como hizo Apple. Microsoft al no ser fabricante de hardware, funcionó por medio de licencias, con lo que cualquiera podía usar su sistema, y esa fue la clave de su gran expansión.

Aunque nació en 1985, no empezó a hablarse popularmente de Windows hasta 1988 cuando salió la tercera versión. Pero, fue Windows 95 la que trajo el verdadero cambio. Permitía la incorporación fácil de periféricos y la administración de archivos audiovisuales. Prácticamente prescindió del sistema MS-DOS.

Otro de los hitos asociados al famoso Windows 95, fue la incorporación gratuita del navegador de la compañía, Internet Explorer. Esta oferta supuso la defunción del navegador imperante, Netscape, y desató la preocupación por las implicaciones del éxito de Windows. De hecho, no han sido pocos los pleitos por abuso de la competencia a los que Microsoft se ha tenido que enfrentar tanto en Estados Unidos como en Europa, por aprovechar la implantación de Windows para promocionar otros productos de la casa.

Pero a pesar de las novedades, de las alternativas de código abierto, de la inquietante amenaza de Apple, es una realidad que el negocio de Microsoft sigue en auge, pues solo como ejemplo, en el último trimestre, Microsoft ganó 5.214 millones de euros; de ellos, 2.489 millones correspondieron a Office y 2.416 millones a Windows.


Etiquetas: ,