Para realizar el seguimiento de los recursos utilizados en una página web haz clic en la parte derecha de la página y selecciona Inspeccionar elemento. Tras ello vete a la pestaña Recursos y recarga tu página web. Allí podrás ver una lista de imágenes, scripts y objetos de la página web y podrás clasificarlos por tamaño o por el tiempo de carga.

Las pestañas principales consiguen tener una mayor prioridad frente a las otras. Si tan sólo utilizas Chrome para navegar por algunas páginas web a la misma vez, cuando deshabilites muchos procesos podrás liberar recursos de la CPU. Ahora mostraremos los diferentes ajustes que podemos elegir, donde obviamente el recomendado es el Proceso sencillo si no queremos usar mucha memoria.

– Proceso por pestaña: Modo por defecto; cada pestaña es un proceso independiente de sí mismo. Esto aumenta el redenderizado de páginas web y hace que el navegador sea más estable ya que cada pestaña es un proceso independiente del resto, aunque también consume más memoria.

– Proceso por página web: Un proceso único para cada sitio web, por ejemplo un usuario que tenga dos pestañas abiertas, una para Gmail y otra para canaltecnia, tendrás las dos pestañas ejecutándose en el mismo proceso en el navegador.

– Proceso Sencillo: Es el modo más simple; todas las pestañas se ejecutan en un único proceso, al igual que ocurre en otros navegadores. Esta opción libera memoria para otras aplicaciones, justo lo que necesitamos.


Etiquetas: