Si esta mañana, en la entrada anterior, hablábamos de la presentación de Google TV y las novedades que Google tiene preparadas para este otoño, parece que aún han querido aprovechar lo que queda de verano, y Google ha prometido un nuevo gran cambio en su motor y, sobre todo, en su funcionamiento: Googe Instant.

Google Instant es el nombre que ha recibido una mejora que durante los próximos tres días aparecerá paulatinamente en el navegador. Su funcionamiento, aunque al principio pueda parecer un tanto extraño, o tal vez sería más apropiado más atípico para lo que nos tiene acostumbrado Google, es sencillo: basta con cambiar una letra para que cambie el resultado.

Para que podámoslo entenderlo mucho mejor y de forma clara, aquí va un ejemplo: al introducir “hot”, sale como primer resultado “hotmail”. En cambio, si se pone “hote”, salen resultados de hoteles.

Es decir, da los resultados más probables según su algoritmo según los términos introducidos por el resto de usuarios. Google Instant, puede entenderse como una evolución de lo que ya en su día se introdujo con Google Suggest (el sistema de sugerencias de búsquedas que aparecen al comenzar un término), con la diferencia de que ahora no hará falta dar al botón de buscar, pues directamente, sólo con las primeras palabras, Google cargará los resultados en pantalla.

Google hace hincapié no sólo en el gran cambio tecnológico que esto significa, sino también en lo mucho que se ha cuidado la privacidad de cada usuario. Aunque se encuentre dentro del servicio, no aparecerán resultados de búsquedas previas salvo que así lo quiera. Y además, se estima que esta evolución supondró un ahorro entre 2 y 5 segundos por petición.

Y ya sabéis lo que dice el dicho, “un grano no hace el granero…”, y según Google, esos granitos de ahorro supondrán un ahorro de 11 horas por segundo en todo el mundo. Google Instant estará disponible en inglés, español, italiano, ruso, francés y alemán desde el principio. En los móviles, dado el ancho de banda que consume se puede activar o desactivar.

También en el navegador, pero confían en que sean muy pocos los que renuncien a esta innovación. De hecho, para ahorrar en recursos, no se carga toda la página cuando se cambia una letra, sino sólo el texto inferior que da los resultados. Entre los operadores predominantes, al parecer Opera es el único navegador de los cinco que se resiste, y de hecho, se espera que en tan solo unas pocas semanas lo acepte tal y como ya lo han hecho Firefox, Chrome, Safari y Explorer.


Etiquetas: