Google lanzó hace tiempo Google Docs, una aplicación gratuita online que permite crear, editar y subir a la web documentos y hojas de cálculo. Se trata de un software de oficina muy sencillo para hacer tareas básicas y compartirlas fácilmente a través de internet, una alternativa cada vez más utilizada al software Office de Microsoft. Para usar Google Docs sólo hay que darse de alta en el servicio y disponer de un navegador web con conexión a internet.

Ayer Google anunció que en las próximas semanas el procesador de texto funcionará sin una conexión web activa, en aviones, trenes y otros puntos sin conexión a internet. La aplicación de Google guardará temporalmente los cambios que se hagan en los documentos en el ordenador, y automáticamente se sincronizarán y se almacenarán en los servidores de Google cuando el usuario vuelva a tener conexión.

Para habilitar esta opción hay que seleccionar ‘Permitir trabajar offline’ cuando gestionemos nuestros documentos y podremos acceder a ellos aunque no tengamos conexión. Aunque la aplicación Google Docs está en 48 idiomas, la opción de trabajar offline sólo estará disponible por ahora en inglés.


Información cortesía de:


Etiquetas: