La empresa de software  estadounidense Adobe Systems ha decidido dar marcha atrás en el desarrollo de su reproductor Flash, tanto para uso en navegadores móviles como en los exploradores más populares de la Red, dando muestras del primer signo de debilidad tras el particular pulso con la compañía Apple.

Tras la noticia, las acciones de Adobe bajaron de manera precipitada, ya que supone un duro revés en uno de los formatos más populares de la Red para visualizar contenidos multimedia.

Recordemos que cuando la compañía de la manzana estrenó sus dispositivos  iPad y iPhone 3, Flash era el formato más extendido para mostrar  archivos de audio, video y animaciones fotográficas.  Sin embargo, el desaparecido Steve Jobs renunció a este estándar esgrimiendo que había quedado obsoleto, ya que consumía demasiados recursos y era muy complicado de desarrollar por los programadores de contenidos.

Debido al auge de sus dispositivos, y en mayor medida por el iPad, los diversos desarrolladores apostaron por otros formatos de código abierto que encajaran en el gadget de moda, y eso supuso el comienzo del fin para uno de los productos estrella de Adobe y el resurgir del HTML5, y el auge de las diversas compañías que lo desarrollan sin la existencia de un monopolio.

Por su parte, Adobe ya ha anticipado que centrará sus esfuerzos en desarrollar aplicaciones y programas para manejar los estándares que hasta ahora eran su competencia, como el mencionado HTML5 y XHTML, tal como hemos podido ver en su aplicación Edge.

Edge, a punto de estrenarse en su versión definitiva,  es el software con el que Adobe Systems tratará de afianzarse en el desarrollo Web profesional y amateur, permitiendo crear construcciones animadas sin partir de ningún modelo prediseñado, y utilizando para ello el lenguaje HTML, lo que dota a la animación final de gran suavidad, sin necesidad de consumir excesivos recursos del procesador, lo que le hace ideal para los smartphones de la actualidad.

Y por supuesto, será compatible tanto por la casi totalidad de los sistemas operativos disponibles,Android, Windows, Linux, etc.,  incluido el iOS de Apple.