Desde que se popularizó Internet, han sido muchos los intentos de conseguir una traducción de calidad de las webs de distintos idiomas, pero nunca se ha hecho un gran esfuerzo por parte de un país en desarrollar un traductor total, hasta hora.

La Unión Europea ha financiado con tres millones de euros el proyecto MOLTO, que son las siglas en inglés de “Traducción multilingüe en Internet”, una producción a medio plazo donde se trabaja para desarrollar una herramienta de traducción eficiente en la Red.

Los cinco socios que componen el proyecto MOLTO han afirmado que el programa utilizará módulos separados y variados para cada idioma, y se abarcarán la mayoría de las veintitrés lenguas oficiales de la Unión Europea. MOLTO pretende que todos los ciudadanos comunitarios puedan acceder al conocimiento depositado en Internet en igualdad de condiciones. Los ámbitos de aplicación de la herramienta son múltiples.

Algunos ejemplos serían la traducción de descripciones de patentes o la traducción de materiales para la enseñanza de matemáticas. Aunque la tecnología necesaria ya existe, su empleo es bastante complicado a no ser que el usuario sea un científico informático, y se investiga en hacerlo accesible al gran público.

Hasta ahora, los traductores disponibles en Internet, como el Google Translator, no disponen de unas normas gramaticales complejas. MOLTO, sin embargo se propone un enfoque distinto, ya que los socios del proyecto desarrollarán un sistema dotado de normas gramaticales y reglas de precisión de varios grados.

El proyecto tiene prevista su finalización en febrero de 2013 y reúne a investigadores y socios del sector privado de Bulgaria, España, Austria, Finlandia y Suecia, con colaboraciones de varias instituciones adheridas a la Unión Europea.


Etiquetas: , ,