Las etiquetas o “tags”, nos sirven para describir el archivo, enumerando las características o añadiendo información, y lo que es más importante, dotándolo de un patrón para una posterior clasificación sistemática. En primer lugar, vamos describir unos cuantos términos que hemos de utilizar. Los archivos multimedia, además de tener codificada la canción o el vídeo en sí, guardan unos datos que nos sirven para su posterior clasificación e identificación: las etiquetas ID3 es el estándar que se utiliza para clasificar esas etiquetas en nuestros Mp3 o mpeg. Los tags son los que nos ofrecen la información del autor, intérprete, álbum, año, etc., y es gracias a ellos por lo que nuestro auto-radio nos da detalles del mp3 que está leyendo.

La mayoría del software de clasificación de ficheros mp3 se basa en la lectura de etiquetas. Por tanto lo primero que debemos hacer es conseguir un programa editor de tags. Los hay muy variados y la mayor parte de ellos son gratuitos. Mi consejo es uno llamado Dr.Tag, de Asterius y se puede disponer de una versión demo para trastear con él de manera gratuita, con la limitación de que sólo se pueden editar un número limitado de ficheros en una misma sesión.

Una vez elegido el editor, pasamos a editar Primero entramos en la carpeta donde tengamos la música y luego escogemos los ficheros que tengan algo en común. Por ejemplo, que sea música flamenca. Una vez seleccionados todos, damos a editar tag, y en nuestro ejemplo, en género ponemos flamenco. Recordad que hay muchos campos que personalizar, pudiendo incluso incluir las letras y la carátula del álbum en el fichero mp3, o portada de nuestro video.

Después de guardar los cambios, se reconfigura los ficheros y a partir de ahora mostrarán esta nueva información. A continuación editamos y añadimos tags con un clasificador, el mismo Dr. Tag o incluso la propia carpeta de Windows, pudiendo ordenarlos por año, género, autor, etc, con la opción de prescindir del nombre que le hayamos puesto.

Por último, recordar que cualquier aplicación con los fines de etiquetar o clasificar archivos multimedia es perfectamente compatible con este pequeño tutorial, por lo que podrá aplicarse en cualquier otro caso. La recomendación de ordenarlos e carpetas no es necesaria en este caso, ya que mediante un click tendremos a nuestra disposición los archivos que cumplan determinados requisitos, con la ruta de acceso para visualizarlos o escucharlos en unos segundos.


Etiquetas: ,