El gran problema de mayor portal audiovisual del planeta propiedad de Google, continúa siendo la poca rentabilidad sacada a su modelo de negocio. Se ha apostado de manera decidida por la monetización y presenta una nueva funcionalidad que permitirá poner en alquiler vídeos propios a través del canal de Google y atendiendo a criterios de rentabilidad y calidad.

La última novedad del portal ha sido incorporar la posibilidad de alquilar películas y también la de promocionar los vídeos a través de ingresos por publicidad, ahora da un paso más en la reproducción de pago ofreciendo a sus usuarios la posibilidad de cobrar por el visionado de los vídeos que creen.

Estos Alquileres de Youtube ofrecen a los propietarios de contenidos una flexibilidad y control sin precedentes sobre la obtención de ingresos y la distribución de vídeos online. De momento se trata de una versión beta que busca generar ingresos para los propietarios de contenido mediante un programa de partners y que, bautizada como Alquileres de Youtube por ahora sólo está disponible para usuarios de Estados Unidos.

Entre las posibilidades para el usuario, destacan el control de los derechos de autor, así como el poder determinar la duración y el precio del alquiler, ambas cuestiones muy útiles para aquellos que se dediquen a la creación de vídeos como medio para ganarse la vida.


Etiquetas: ,