Uno de los inconvenientes que aquejaban al sufrido usuario de Windows vista, tenía que ver con la dificultad de reconocer los accesorios y periféricos por parte del Sistema Operativo, los mismos que no daban ninguna clase de problema en Windows XP.

Los drivers son pequeños programas que hacen compatibles los periféricos y permiten que sean reconocidos por el ordenador, y aunque desde Microsoft han argumentado que son los propios fabricantes los encargados de suministrarlos, el nuevo Windows 7 incorporará una lista de más de 80.000 drivers para evitar cualquier problema del pasado. Aparte de ofrecer drivers para las más importantes marcas comerciales de accesorios informáticos, se añadirán drivers genéricos y pequeñas herramientas para adaptar la compatibilidad desde XP hasta el nuevo Windows, con la finalidad de que los pequeños fabricantes puedan usarlo.

Respecto a la inclusión o no del navegador Internet Explorer en el Sistema Operativo, parece ser que dependerá de la decisión de la Unión Europea, que hasta ahora se muestra contraria a la venta conjunta para evitar el monopolio en los navegadores web.


Etiquetas: ,