Desde la presentación del Apple Watch de Apple hace unos años, la tecnología ha dado pasos firmes y constantes hacia una salud consciente. El número de equipos wearables y sus correspondientes aplicaciones no ha hecho más que aumentar hasta convertirse en equipos casi indispensables a la hora de realizar ejercicio. Ya no es de extrañar ver a aficionados al deporte con un smartwatch en sus muñecas, realizando ejercicios específicos con combas electrónicas, estirando con esterillas conectadas, o incluso con sacos de boxeo con sensores que enviarán toda la información que capten a nuestros teléfonos móviles.

El estilo de vida saludable y la tecnología cada vez más van de la mano,  y no podíamos dejar pasar la oportunidad de contaros nuestra experiencia con el Apple Watch Series 4 y sus diferentes aplicaciones a la hora de realizar ejercicio para mejorar nuestra salud.